Reflexiones para la vida en pareja para pensar antes de actuar!

El amor es un acto emocional volitivo (depende de las emociones y la decisión de la voluntad) Muchas personas confunden la pasión con estar enamorados, y dicen fácilmente “te amo”, cuando lo que en realidad sienten es: “Me gustas, me apasionas” hasta quizás te quiero.

Cuando se casan y tienen satisfecha la necesidad de pasión, sexo y placer, que dura unos meses e incluso menos, quieren probar otras cosas diferentes, o se dan cuenta que se equivocaron de persona, pero ya es tarde… porque firmaron un contrato matrimonial.

Lo más sorprendente es que la sensación de placer que creyeron llenar al casarse, está nuevamente “viva” y los coloca en el camino de recomenzar la “caza” de nuevas conquistas para llenar este mismo espacio, para volver a caer en el misma realidad que cada vez se hace más complicada de manejar, ya que ahora no tienen la libertad que tenían siendo solteros.

Todas las personas deben conocer que el amor no es un estado emocional solamente, o de sensaciones. El verdadero amor es una conjugación entre sentimientos, emociones y una clara decisión de vivir con la persona amada, con sus cientos de defectos y alguna que otra virtud.

Los que creen estar enamorados deberían tener una base sólida con la otra persona antes de casarse. Esta base a la que hacemos referencia sólo se consigue por medio del diálogo franco y la aceptación de las realidades, actuales y anteriores, de la otra persona. Cada uno tuvo su historia, y tiene sus estrategias para sobrevivir en este mundo, que obviamente sería bueno conocer antes de llegar al Altar.

Add Comment