Algunos consejos que te enseñaran a educar mejor y ser un mejor papá

Algunos consejos que te enseñaran a educar mejor y ser un mejor papá.

Como sabemos educar y cuidar a los mas pequeños no es una tarea sencilla, en el siguiente articulo encontraras algunos consejos que te ayudaran a hacerlo de una mejor manera.

Tenemos que tener en cuenta que el ser padre con lleva una cantidad enorme de responsabilidades, sobre las maneras en las cuales podemos afectar el desarrollo y la educación de nuestros hijos. 

Si bien la mayoría de los padres cumple su rol de la mejor forma posible, encontramos frecuentemente casos de papás con muchísimas preguntas sobre como ejecutar mejor su rol de padre.

Educar mejor: Toda una aventura para los padres

A continuación encontraras herramientas claras para resolver esas dudas, de que hacer, para ser un mejor padre. Poniendo en practica estos sencillos consejos vas a lograr crear un entorno estimulante y favorable para el desarrollo mental y físico. 1. Dedícales tiempo de calidad.

En la etapa de la infancia es vital el papel que juega la figura paterna y tanto como la presencia como la ausenciade la misma marcara e influenciara en el desarrollo del niño.


Si por motivos del trabajo u otras complicaciones no puedes dedicarles demasiado tiempo, o no los ves seguido, cuando estés con ellos exprime cada momento.

Algunas actividades que te ayudaran a que ese tiempo sea enriquecedor e inolvidable son, leerles un libro, jugar con ellos, enséñales algo o viaja con ellos. Estas actividades fomentan a que el tiempo se viva de manera motivadora e ilusionante.

2. Comunicar y escuchar.

Aunque parezca algún tipo de consejo “cliché” es uno de los pilares en los cuales tenemos que basar la relación con nuestros hijos.

En la etapa de la niñez, los niños necesitan sentir que son importantes para sus familiares y seres queridos. Es necesario demostrarles interés por ellos. 

Una manera de demostrarles interés es escucharlos, escuchar atentamente cada una de sus experiencias y sus intereses.

Pero la buena comunicación no es solo dar, como padres debemos también compartir nuestros pensamientos y emociones creando así un fuerte vinculo de confianza.

3. Educa dando ejemplo.

Creo que todos estamos de acuerdo en lo fácil que es decirle a alguien que tiene que hacer, pero la verdad es que aprendemos por imitación, de las acciones que vemos hacer a otros. 

Los niños observaran el comportamiento del hogar y lo imitaran. Nuestros hijos tiene que aprender en base a la coherencia, asi que nuestros discursos y actos tienen que estar sincronizados.

No puedes exigirle que escriba, que lea, que respete, que haga deporte si sus figuras de inspiración o referencia no lo hacen.

4. Fija limites 

Quiero que tengas presente que este paso o consejo es muy importante. Nuestros niños deben tener unos limites muy bien marcados (no te estoy pidiendo que seas un dictador, los limites pueden ser flexibles) pero los niños tienen que tener muy claro hasta donde pueden llegar y que pueden o no hacer. Los padres excesivamente permisivos pierden muy fácil el control sobre sus hijos y no tendrán una estructura para guiar su comportamiento.

5. Hazles saber que los amas.

Como lo mencionaba anteriormente en esta etapa los niños necesitan que se les demuestre interés y hacerlos sentir aceptados. Esta comprobado que para mejorar los niveles de felicidad y autoestima nuestros hijos necesitan muestras de cariño, tanto como del padre como de la madre.

Para generar en ellos aceptación y que se sientan queridos es esencial demostrarles cariño y afecto de manera directa.Estas muestras de amor ayudan a hacerles entender que estarás ahí de manera incondicional y les ayudara a expresar sus emociones y sentimientos sin temor a ser avergonzados o juzgados.

 6. Reconoce y valora cada uno de sus logros.

Es algo común en todas las etapas de nuestras vidas, que las personas se enfoque mas en lo negativo que en lo positivo, porque pensamos que hacer las cosas bien es algo que se debe o toca hacer de esa manera y no se le da la trasfondo.

Este consejo es oro en la guía de cómo ser un mejor padre, ya que celebrar o elogiar los logros cumplidos por nuestros hijos, refuerza el buen comportamiento de estos.7. Tu hijo es único, no lo compares.

Otro consejo de oro, es vital evitar a toda costa hacer comparaciones con otras personas, el hacer comparaciones generan en nuestros hijo una baja autoestima, estrés, depresión y demás sentimientos de inferioridad y culpa. También afecta la relación padre e hijo ya que al comparar a tu hijo con otra persona, le estas dando a entender que no es lo suficientemente bueno, que no es apreciado por lo que hacen o tienen los demás. 
8. Ellos necesitan su espacio.

Es un error frecuente en el cual los padres caen, por querer proteger a su hijo terminan alejándolo y limitando la mayoría de las situaciones que puedan hacerles daño.

Al limitarlo al extremo no dejamos que aprendan y se desarrollen como individuos dificultando en el futuro la toma de decisiones propias. Enséñale que la razón por la cual caemos es para poder aprender y levantarnos mas fuertes.9. No caigas en una dictadura.

Si bien es cierto no es bueno ser tan permisivo, tampoco lo es tener demasiadas reglas inflexibles,  los modelos de educación muy rígidos causan conductas y pensamientos de temor e inseguridad, una introversión exagerada y un pensamiento poco flexible y bastante limitado.

Tienes que tener cierta flexibilidad con la cual el niño entienda que las cosas pueden cambiar, que existen y se respetan las diferentes maneras de ver el mundo. 

Se les debe explicar el porqué de las decisiones tomadas.  El secreto esta en fijar limites y establecer orden sin convertirse en el villano o tirano del cuento.10. Puedes aprender de ellos.

Algo que sin duda debes entender es que para poder educar bien, tienes que interesarte por su visión del mundo, las situaciones que nosotros entendemos de cierta manera al parecer lógica, puede ser para ellos algo incomprensible o te pueden sorprender con esas respuestas y soluciones mágicas, a veces tan sencillas que damos por obvios y no vemos en el momento. 

Pregúntales cual es su opinión, ellos ya tienen sus propias opiniones respecto al mundo en general. Esto también nos sirve para hacerles entender que su opinión es tanto valida como importante, además de ayudarnos a entender sus miedos o dudas y poder despejarlos fácilmente.

Esta es la primera parte de una guía con unos sencillos pasos que te ayudaran a ser mejor padre de lo que ya eres. No te pierdas la segunda parte que ayudara a reforzar estos conceptos y te darámas herramientas.

LA INFIDELIDAD Y LOS CELOS.

LA INFIDELIDAD Y LOS CELOS.

INFIDELIDAD:

La infidelidad es tan antigua como la misma humanidad y tiene como significado la traición amorosa que le hacemos a nuestra pareja o que ella nos hace, esta situación puede darse a corto o largo plazo y por lo general se mantiene en secreto. Esto implica vulnerar la confianza de la pareja, romper el compromiso de serle fiel y su intimidad, lo cual nos deja heridas inmensas en el alma.

CAUSAS.

Los motivos por los cuales las personas son infieles pueden ser muchos, entre ellos podemos encontrar:• Insatisfacción sexual.• Carencias económicas.• Diferencias en las ideologías (políticas,  religiosas, entre otras).• Egocentrismo (el infiel cree que es mucho para su pareja).• Sentimiento de abandono.• Venganza.• Problemas sociales.• Aburrimiento debido a la monotonía.• Curiosidad (ganas de experimentar cosas nuevas).• Falta de amor (están juntos solo por costumbre)• Un tercero muy insistente.• Falta de comunicación.

La persona engañada puede que al enterarse sufra mucho, su autoestima disminuya, se enfade y se mantenga triste. Esta falta también puede desencadenar celos enfermizos (de los cuales hablaremos mas tarde).

Cabe destacar que pasar por una infidelidad no significa que sea el fin de la relación amorosa.

Aparte de todo, el engañado queda con secuelas psicológicas a causa de esa traición.

La infidelidad genera desconfianza en la pareja, aun tiempo después de haberla perdonado.

La persona engañada quizá no acaba con la relación por los fuertes vínculos afectivos que mantienen, el temor a estar solos, por no hacerles daño a los hijos (en caso de que los tengan) o por cuestiones de solvencia económica.

Según un estudio publicado por el JournalArchives Of Sexual Behavior realizado en el 2011 el 23% de los hombres son infieles frente a 19% de las mujeres.

La infidelidad por parte de la mujer es vista con desprecio e incluso es castigada (o sea, viene siendo el motivo para que se lleven a cabo hechos violentos) y en los hombres en la mayoría de los casos es vista como algo normal.

Existen causas biológicas, neurológicas y psicológicas que nos explican por qué se da esta traición:

Biológicamente se ha demostrado que la carencia de las sustancias oxitocina y vasopresina en una persona puede tener como consecuencia una infidelidad de su parte.

Algunos biólogos creen que la infidelidad puede darse por parte la mujer por razones de necesidad (buscan protección o recursos económicos para ellas y para sus hijos) y en los hombres podría darse con el fin de dejar mayor descendencia.  

Neurológicamente la testosterona elevada es causante de mayor deseo sexual e insatisfacción, lo que conlleva a una infidelidad.

Psicológicamente el apego viene siendo otro factor que influye; en este caso hay diferentes tipos:

Apego ansioso: lo padecen las personas que le temen a ser rechazadas y que no saben controlar sus impulsos, esto es un factor que interviene a la hora de una traición amorosa. 

Apego desordenado: son personas que no se consideran capases de involucrarse seriamente con alguien. Son impredecibles, inmaduras emocionalmente y esto es un factor de riesgo muy grave.

CELOS:

Helpless guilty husband

Una persona puede sentir celos al tener sospechas de que quien ama prefiere a otra persona en lugar de a ella.

Amor, celos e infidelidad van entrelazados, pues quien ama también tiende a sentir celos por posibles infidelidades y temor de perder a esa persona.

Este sentimiento no es del todo malo, si se da en menor medida puede significar que hay realmente interés en la otra persona, tambien puede que sean justificados y efectivamente esta persona está siendo engañada.

El verdadero problema se presenta cuando los celos se convierten celos enfermizos (los cuales vendrían siendo celos injustificados), los cuales traen a la vida amorosa muchos problemas, angustia y dolor.

Quien se enferma de celos puede sentir:• Deseos de controlar a su pareja en todo lo que hace.• Sospecha de todos sus actos (si su pareja se detiene a saludar a una amistad que no veía hace tiempo el celoso creerá que está coqueteando).• Siente un miedo excesivo de perder a su pareja.• Le exige a su pareja que le cuente todo lo que hizo en el día, con detalles.• Llama o le escribe constantemente a su pareja y exige que le responda sin importar lo que esté haciendo.• Se compara con frecuencia con las personas con las que su pareja se relaciona diariamente.• Desconfía cuando su pareja tarda masde lo que debería en llegar a casa.

Los especialistas afirman que por lo general las personas que sufren de celos enfermizos tienen muy baja autoestima, se cree menos que los demás (no se valoran), tuvieron un mal ejemplo al respecto en su entorno familiar y/o tuvieron padres inconformes con ellos, se irritan fácilmente, puede que reaccionen violentamente y agredan física y/o verbalmente a su pareja en un ataque de celos.

Si quien padece de celos enfermizos desea continuar su relación y cambiar su actitud debe tomar una terapia psicológica, no basta solo con que diga que va a cambiar pues esto es una enfermedad mental y debellevarse a cabo un tratamiento el cual le hará entender su enfermedad, le ayudara a descubrir el origen de ella, superar sus miedos, ansiedad y recuperar la confianza en si mismo, entre otras cosas. Debemos tener en cuenta que quien padece esta enfermedad también sufre mucho.

Los celos y la infidelidad han sido los causantes de muchas tragedias (los llamados crímenes pasionales) a nivel global.

Aproximadamente la mitad de ellos en el mundo se registran en américa latina, pero no significa que el resto de la población esté exenta de ellos. Cabe destacar que en la mayoría de los casos son las mujeres las víctimas de estos crímenes. 

En Francia el hombre al argumentar que el asesinato se trató un crimen pasional servía como defensa valida en estos casos en el siglo XIX y solo era condenado a dos años en la mayoría de los casos.

A nivel mundial actualmente no se tiene consideración con las personas que cometen estos crímenes a menos que se demuestre que el crimen fue cometido en un estado de carencia de lucidez.

Creyendo para no morir

Creyendo para no morir

La vida de cualquier persona está adherida a una creencia constante, creencia a la soberanía y potencia de los padres, una creencia sobre la soberanía del colegio, de los profesores e incluso, una creencia hacia la soberanía de los compañeros que han determinado el devenir de nuestra existencia. En todo caso, en estas líneas se tratará hablar sobre la religión, la cual ha estado acompañando la historia el hombre desde tiempos primitivos.

Independientemente de la religión que cualquiera de ustedes profese, lo único importante acá es rescatar el carácter esperanzador que toda religión trae consigo. Cuando una persona se afianza a una religión o a una creencia, este se afianza a una existencia movida por la fe; así pues ¿qué es la fe?

La fe es ese motor que motiva a las person os as a salir adelante, la fe es esa fuerza que activa una visión que logra que las personas vean lo imposible como posible. Así pues, es allí donde todas las personas llegan y reposan a la diestra de la fe, pues reconocen que, sin la fe no van a poder lograr sus objetivos de vida.

Son diversas las razones por las cuales las personas deciden optar por una religión, unos recurren a ellas por sanidad, otros recorren por libertad, otros por soledad pero en cualquiera de los casos que anteriormente se nombra .Siempre va a haber una constante en la existencia humana cuyo fundamento reposa en la necesidad y las ganas de creer en algo o en alguien; desde tiempos inmemorables nuestra existencia ha estado ligada a la búsqueda de dioses para que respondan cuál es el fin u objetivo de nuestra.

Sin embargo, versiones científicas sostienen la inexistencia de un Dios omnipotente y omnisciente. En contraste de ello, está la fe de las personas quienes a pesar de las pruebas desde lo científico que demuestran la inexistencia de dios, la gente se niega a abjurar de su fe; por el contrario, se aferran más a su creencia y con ojos de esperanza y con ojos de amor visualizan todo como si fuera posible. La fe pues, es un motor fundamental para la vida de cualquier persona y en algún momento de nuestra existencia la habremos usado con diversos fines.

Aún, inconscientemente cualquier persona ha hecho usanza de la fe. La fe no sólo es un motor que nos motiva a realizar algo, la fe también es la esperanza en lograr algo que a simple vista es difícil. No se necesita pues, tener religión alguna para tener fe. Propiamente dicho, la fe puede estar disfrazada en términos como la pujanza, la entereza y la esperanza, pero siempre ha estado concomitante con nuestro camino en la vida. Si aún la fe hace presencia en la vida de creyentes y no creyentes, cuánto más lograrán desarrollarla aquellos que le conceden soberanía bajo la imagen de una deidad.

En situaciones de dificultad es muy común que nuestra existencia se aferre hacia la religión. No es deber de nadie decir si es algo bueno o malo, simplemente es un hecho que sucede con frecuencia y que nos recuerda la fragilidad humana. Es curioso, pero en tiempos de bonanza, de riqueza, salud y bien nuestra fe usualmente está apagada, creemos que no necesitamos nada y que la cuantía de nuestras posesiones o la buena salud es dada por nosotros mismos; empero, cuando llega una enfermedad, una quiebra, una mala noticia, mágicamente la fe aparece y se aviva. 

Se podría pues asegurar que, la fe, es el elemento que más nos recuerda nuestra vulnerabilidad como especie. La fe aparece cuando nuestra potencia caduca.

Ante los embates que ofrece la existencia, la esperanza, es lo último que se puede perder. Si la esperanza y la fe es reavivada mediante la religión, pues, hay que aprovecharla. Lo único que un ser humano no puede darse el lujo de prescindir es de las ganas de salir adelante, cuando se pierde cualquier motivo de seguir avante, se pierde en sí la vida misma, pues no se necesita morir físicamente para morir emocionalmente.

Nuestro ser es un mundo que necesita ser equilibrado en todo aspecto y, en muchos casos la religión ha servido para poder remover emocionalidades malsanas que están enquistadas en lo más profundo de nuestro ser. 

Si nuestro cambio no se produce de adentro hacia afuera, jamás se llegará a dar resolución a cualquier situación que esté acechando nuestra vida. Por ello, es de vital importancia que nos aferremos a creer, a creer en que todo va a salir bien en nuestra vida, creer a través de una deidad o a través de nuestra propia capacidad es vital, lo único que no podemos permitirnos es la capacidad de creer. Sin creencia alguna, nuestra vida será miserable e inestable, porque si algo da seguridad es la esperanza o la fe. 

A todos ustedes les digo, nunca pierdan la esperanza sin importar lo que suceda, sin importar la edad. Lo único que no se nos puede perder es la esperanza pues, la fe es visualizar todo como si fuere posible, la esperanza es ver un mundo mejor, la esperanza revive, crea, sueña, la esperanza es tener la capacidad de poder hacer lo que queramos; porque para eso fuimos creados.

Fuimos creados para ser felices, no fuimos creados para vivir en guerra, en contienda o en una vida miserable, porque nuestro estado natural es estar paz,nuestra naturaleza es de amor más nuestra naturaleza nunca será de odio, de rencillas, de celos; nuestra naturaleza se enmarca con lo bueno, con lo puro, con lo sacro y es algo que nadie nos puede quitar,debemos cultivar la esperanza para poder segar en lo que tanto anhelamos. 

Una existencia sumergida en la pena, la tristeza o la guerra no generará nada bueno, el peor enemigo de nuestra existencia es el fracaso y la incredulidad.debemos pues, conservar la esperanza intacta, pues la existencia humana debe estar siempre sujeta a la creencia hacia algo la cual nos permitirá empoderarnos y estar seguros para hacer lo imposible, posible.

El romanticismo en tiempos de modernidad

El romanticismo en tiempos de modernidad 

Cada época trae su afán, cada época trae su devenir y suscaracterísticas particulares, en cuestiones del amor esto no se aleja de la realidad ¿Por qué? porque el amor y su proceso deconquista no es el mismo de ayer, de hace 50 años e incluso no es el mismo de hace un año. Día a día a se configurannuevas maneras de amar, se configuran nuevas maneras de conquista; pero hoy en particular quiero centrarme frente alromanticismo; elemento que se ha perdido en los últimos tiempos, si bien el romanticismo suele ser confundido con la cursilería o puede ser mal entendido con la melosería que una pareja se puede demostrar.

El romanticismo es más que eso, el romanticismo no solamente son palabras lindas para el cónyuge, el romanticismo es una manera de vida, es una manera donde tu demuestras sin ningún pudor y sin ningún miedo que te interesa la otra persona, que estás preocupado por sus demandas que estás preocupado por cada aspecto de su vida y es que el amor eso incluye; porque el amor no solamente es una transacción de besos ni de abrazos, el amor va más allá. Porque el amor no solamente puede ser entendido a través de la pasión; ésta es sólo un elemento que puede configurar ese gran paraguas que es el amor. 

El amor lo cobija todo, desde la pasión, el pleno entendimiento y combina también lo que es la aceptación, lo que es la compañía y la gracia. Por eso es importante no dejar morir el romanticismo en nuestras relaciones, porque el romanticismo va a garantizar la llama encendida. 

El amor puede ser también visto como una llama que está apunto de extinguirse; esa llama para que se avive debe ser nuevamente abrazada y así mismo debe atizarse con los elementos que permitan su buena combustión, lo mismo sucede con el amor; sí el amor no se cultiva, si el amor no se desarrolla, no se demuestra, el amor va a estar destinado a acabarse, al fracaso porque el amor necesita eso. ¿O acaso a qué mujer le gusta que su cónyuge no la consienta o que su cónyuge no la reafirme con palabras? Yo creo que, a ninguna, porque todos en el fondo estamos esperando que nos digan cuán valiosos somos, cuán importantes somos para la vida de los demás.

Porque eso conlleva el amor, el amor no es una transacción sino que el amor es un complemento, un complemento que se adhiere a la personalidad de cada uno de nosotros; cuando decidimos amar, decidimos brindar amor pero también decimos recibirlo, porque cuando decidimos amar decidimos cambiar nuestros defectos para llenarnos de elementos buenos, cuando decidimos amar decimos renunciar a cosas poco agradables de nuestra personalidad para poder brindar un amor más genuino y para poder satisfacer las necesidades de nuestro cónyuge. 

Por ello el romanticismo es importante, sin romanticismo no va a haber ese elemento que atize la llama del amor, porque sin romanticismo poco o nada se puede hacer. El romanticismo no solamente son cartas ni son solochocolates; el romanticismo son palabras de afirmación, el romanticismo es tiempo de calidad, el romanticismo es contacto y muchas veces las relaciones no tienen esos elementos y sin esos elementos nada se puede hacer para salvar una relación. 

Aunque por más amor que se tenga hacia una persona, si la otra no es expresiva, no demuestra sus emociones y no quiere brindar de ese amor que está recibiendo, la otra persona se va a cansar. El amor no es juego de una sola persona, el amor es un acto de responsabilidad entre dospersonas que deciden despojarse de todo orgullo para poder entablar un camino común. Por ello es importante que el romanticismo vuelva a nacer, vuelva a perfeccionarse y por eso todas las parejas deben buscar y procurar reavivar esa llama del amor a través del romanticismo, de los actos de servicio, de los regalos de las palabras de afirmación y de todo lo que hagamos en pro de cultivar un amor.

El destino y la vida misma se va a encargar de retribuirnos con amor de calidad, porque el amor no es mendigable, el amor es entregable, cuando uno ama uno se compromete a amar de verdad uno se compromete a despojarse de toda mácula que genere timidez o que genere sentimientos deapatía. 

El amor nos cambia y nos transforma, es la fuerza transformadora de esta sociedad; pero el amor necesita el romanticismo y el romanticismo es esa gasolina que va a poder brindar y que va a permitir que ese carruaje pueda dar la milla extra, pueda llegar a puede llegar hasta los confines más recónditos de nuestra alma. El amor es eso, es unafuerza que nos impulsa a mejorar y el romanticismo es ese vehículo, ese combustible que debe revivir a través de ya sea de las cartas de los detalles de las palabras, pero debe tornar,debe volver porque un amor si no es demostrable no es apreciable y si un amor no es decible ¿Cómo entonces la otra persona va a saber si verdaderamente se ama?

No podemos caer en estereotipos vacuos que a lo único que contribuyen es a crear malas concepciones frente al amor. Cuando damos pie a malas prácticas como el egoísmo, el orgullo, la apatía y la inexpresividad, lo único que podríamos segar en nuestras relaciones será que el amor se termine. Haciendo uso de las malas concepciones del amor y el romanticismo, lo único que lograríamos sería seguir exacerbando esa decadencia moral y sentimental por la que actualmente las relaciones se enfrentan. Se debe pues, volver al amor de verdad, no al símil al cual queremos llamar amor.

Por ello los invito lectores a que cuiden sus relaciones y si ven que algo estaba fallando reaviven el romanticismo, porque el romanticismo no es melosería, el romanticismo es ese combustible que va a abrazar ella la llama del amor y si ustedes no la abrazan tengan seguridad que su relación se va a acabar.


HUNDIMIENTO VITAL

HUNDIMIENTO VITAL

Nuestro cerebro a pesar de sus capacidades cognitivas complejas y extraordinarias no esta exento de desarrollar padecimientos que afectan la vida.

El “Hundimiento vital” es la característica principal de la depresión en el que el ser sufre, sufre por vivir. Con el tiempo los diferentes tipos de investigación han indicado que las enfermedades depresivas son trastornos  del cerebro de los cuales existen varios tipos, pero los más comunes son El Trastorno Depresivo Grave o Mayor  y El Trastorno Distímico, el primer tipo se caracteriza por generarle al individuo incapacidad para  su desarrollo laboral, académico, le genera problemas de insomnio, falta de apetito, deterioro funcional importante, enlentecimiento psicomotor, o para ser más claro le impide disfrutar de lo que normalmente le es placentero, básicamente le impide desenvolverse con normalidad, este tipo de trastorno  tiene como característica principal que su duración es corta, sin embargo recurre  a lo largo de su vida; por otro lado el segundo tipo, el trastorno distímico se caracteriza porque sus síntomas son pasajeros pero de larga duración, impidiendo el desarrollo de una vida normal o disfrutar de ella. Vale la pena aclarar que para cualquiera de los casos el problema mas serio es la ideación suicida.

Para los trastornos depresivos no existe una única causa, estas varían de acuerdo a la persona, existen casos cuyas raíces son causas genéticas, pero también hay otros por causas complejas como el maltrato físico, abuso sexual, maltrato emocional entre otras, los casos de causas complejas son los mas lamentables, porque son personas que sufren todo el tiempo. A simple vista la depresión no parece un asunto que requiera de importancia, inclusive desde algunos puntos de vista externos, hay personas que piensan que esta enfermedad es simplemente capricho del sujeto, pero la realidad es que es una enfermedad real y grave, que afecta no solo a quien la padece, sino que también afecta a los que los rodean como familia, amigos entre otros. Algunas personas depresivas tienen la fortuna de contar con el apoyo de alguien que está cerca, pero desafortunadamente no es el caso de todos.

Muchas personas ignoran lo que siente una persona que sufre de depresión de cualquier tipo o causa, ignoran que el individuo tiene que vivir literalmente en sombras, con una cortina de lodo que le impide ver un futuro, que le impide tener la certeza de que algo va a cambiar al despertar, en el mundo existen bastantes personas que  no creen o se rehúsan a creer en este tipo de enfermedades hasta que los toca, hasta que conocen al amigo de un amigo o peor aún se presenta en algún familiar, entre otros, de cualquier modo cuando se tiene cerca la situación es que se toma conciencia.

Hace algún tiempo yo pertenecía al grupo de los escépticos, de los que no creían en este tipo de enfermedades, pero un día conocí a una persona que padece la enfermedad, ella tiene 30 años, a primera vista parece una persona como cualquier otra, es amable, ríe, se ve saludable, inclusive ha viajado y vivido en diferentes partes del mundo entre ellos Japón, Tailandia, Vietnam, Perú y otros más, es abogada especializada en derechos de la mujer y ama con locura a su compañero de vida que tiene cuatro patas que adopto hace tiempo.

Pero las apariencias suelen ser engañosas, al conocerla pude notar que no tiene inconveniente con que los demás sepan de su condición, de hecho, habla del tema con mucha naturalidad, lo que hace evidente que vive así hace mucho; luego de un tiempo de conocernos se convirtió en mi Roommate y así empezó a cambiar mi percepción del tema, su comportamiento es básicamente normal, algunos días, su tipo de depresión (asumo) es del tipo distímico, porque es demasiado recurrente, hay días en los que al regresar a casa la encuentro con buen ánimo, pero otros está sentada frente a su computadora con la mirada perdida, ella trabaja para un sitio web escribiendo reseñas de sitios turísticos y para hoteles, de modo que no necesita salir, lo que me parece empeora la situación, también hay días en los que la encuentro en su habitación con su Tablet viendo series y su teléfono chateando con desconocidos, frecuenta demasiado las apps de citas fáciles como Tinder, pues me cuenta que cuando está en crisis, tiende a ser muy promiscua.

Pocas veces hemos hablado del porqué y como de su depresión profundamente, pero me ha contado que a sus 15 años tuvo inconvenientes con sus padres y estos la echaron de la casa, de modo que empezó a quedarse en casa de amigos temporalmente, pero cuando ya no tuvo más opciones se quedó en la calle, expuesta a la crueldad de las calles; ya en la calle y sin protección alguna siendo tan joven, enfrento el abuso sexual en varias ocasiones, ella vive con una lesión en la columna generada por la violencia que sufrió a causa de uno de estos abusos, la cura posiblemente es una cirugía, pero es tan delicada que tiene gran porcentaje de posibilidades de no volver a caminar. Me ha contado también, que con frecuencia piensa en el suicidio, porque por más que lo piensa no le encuentra sentido a la vida. 

Sinceramente nunca encuentro que decir luego de ese tipo de charlas, pero con el tiempo he investigado, practicado y descubierto pequeñas cosas que han ido ayudando, lo mejor es siempre escucharlos, no se necesita vivir pendiente de lo que hacen o dejan de hacer a diario, solo tener una actitud amable para que ellos puedan expresar lo que sea por lo que estén pasando en el momento que lo consideren prudente, también ayuda mucho invitarlos a paseos cortos, visitar lugares interesantes y tranquilos que se puedan conocer en poco tiempo, pues hay que tener en cuenta que por los problemas de insomnio que poseen no descansan bien, por ello suelen cansarse muy rápido, y mi último apunte y el que considero más importante es una técnica a la que denomino “Espejo”,  consiste en encontrar cosas en común, pues he notado que cuando realizo diferentes actividades como hacer ejercicio, cambiar y mejorar hábitos alimenticios, estudiar o cosas tan sencillas como hacer aseo, ella reacciona de manera positiva, y sin darse cuenta toma la iniciativa para hacer rutinas similares, y noto que es porque al expresarle la emoción por mis logros, ella toma la fuerza de mis palabras como suya para darse cuenta que también puede hacer cosas que la hagan sentir y vivir mejor. 

Lo anterior es una leve ponencia que ayuda a comprender un poco los cómo y por qué de la Depresión, ya que teniendo algo de conocimiento es más fácil comprender como vive, o mejor sobrevive, una persona depresiva y también obtener algo de información útil. Generalizar todos los casos en el mundo es absurdo, porque cada persona con depresión la vive de diferente forma, aunque las causas sean similares, pero la comprensión y el apoyo que podemos brindarles si se puede generalizar, realmente puede hacer una diferencia entre la vida y la muerte.

Emprender es el mejor negocio de nuestra generación

Emprender es el mejor negocio de nuestra generación

La generación del emprendimiento está abarcando todos los sectores de nuestra sociedad. Si bien, las nuevas generaciones se han levantado en contra delas formas tradicionales de trabajo; el trabajo de 8 horas en espacios físicos previamente establecidos y bajo una rigidez en lo laboral está siendo mandado a recoger. 

Aunque la demanda de ofertas de trabajo se posicionebajo esquemas tradicionales de lo laboral, concomitantemente con ello, se están desarrollando una tendencia creciente dentro de la juventud; jóvenes que no aspiran a trabajar en empresas tradicionales en las cuales pudiesen haber trabajado sus padres o sus ancestros. Por el contrario, hay un ímpetuemprendedor, un ímpetu en donde los jóvenes quieren empoderarse a sí mismo y proyectar nuevas formas de trabajo a partir de plataformas en redes sociales,trabajo a través del coworking o del networking.

La importancia del emprendimiento es el desarrollo que éste puede suponer para una sociedad, entre más empresas mayor cantidad de trabajo, pero ¿Qué puede frenar este ímpetu de emprendedores? Los altos costos a la hora de establecer una empresa y a esto me refiero con impuestos y con una mayor carga tributaria lo cual puede aminorar los deseos y las ganas de emprender y establecer empresa por parte de los jóvenes. Los jóvenes emprendedores necesitan una mano amiga por parte del estado, necesitan que el estado se convierta en su principal mentor en su principal guía; la cual le brinde un espacio óptimo para que pueda crecer. 

Las ventajas que puede tener una nación con grandes emprendimientos, con empresas sostenibles y con empresas que mudan, es que se va a poder garantizar una mayor cantidad de empleos y con ello se va a poder dignificar las condiciones de muchas personas. El fin último de toda sociedad va a ser no solamente la seguridad, sino la paz y el bienestar de todos sus ciudadanos; y para ello es importante que ninguna persona se encuentre en situación de indigencia o en situación de pobreza o en situación de analfabetismo,por el contrario hay que priorizar el empoderamiento de todas las capas de la sociedad, para que así desde las personas de niveles socioeconómicos bajos hasta personas de niveles socioeconómicos altos puedan emprender con libertad, puedan crear empresa,puedan lograr su realización personal.

Los empleos convencionales están al borde de la extinción. La razón es simple, actualmente hay una ola, hay un despertar de la juventud la cual ha visto que la vida no solamente se puede garantizar a través del trabajo duro; por el contrario la vida ha de disfrutarse, ha de compartirse con las personas que se ama, la vida debe ser vista a través de la realización de los sueños, de la realización personal y esto solamente se va a conseguir cuando los jóvenes se den cuenta que para lograr sus planes, sus proyecciones personales, familiares y la realización de sus sueños hacia futuro hay una sola vía y es a través del emprendimiento, de la puesta en marcha de ideas innovadoras que pueden cambiar la vida de una sociedad. 

Las empresas ya no pueden estar al margen de esta realidad ni pueden comportarse con celopatía a través de estas nuevas formas de trabajo, lo laboral ya no radica en 8 horas diarias de labores, lo laboral ya no indica que el desgaste físico y emocional, lo laboral noindica estrés sumo ni la falta de tiempo para con la familia. Ahora mismo lo laboral significa mayor tiempo con hijos, mayor tiempo con el cónyuge, mayor tiempo con las personas que se quieren e incluso indica mayor capacidad de realización personal. Solamente una sociedad va a ser sostenible cuando sus miembros puedan realizarse a sí mismo, cuando sus miembros puedan ser verdaderamente felices y estafelicidad no la da ni siquiera el dinero, esta felicidad la da las ganas de salir adelante, las ganas de realizarse como persona, de saber que la vida no se va a pasar en un escritorio y que la vida no se va a ir sindisfrutarse, sin antes haber permitido compartir con los seres queridos y haber vivido las situaciones que más se han anhelado. 

Por ello, lo laboral debe ser re entendido y redefinido,porque lo laboral no puede seguir siendo encasillado con lo aburrido, por el contrario la responsabilidad que tienen todas las personas ahora ya no deben estar vistas a través de la atadura y a través de las ligas que significar las formas convencionales de empleo. ¿Cuántas personas actualmente en nuestros países no tienen un empleo estable? ¿Acaso este empleo significa la realización personal? Hay que combinar ahora mismo el empoderamiento personal con las responsabilidades laborales. 

Estas responsabilidades laborales solamente van a poder ser entendidas por medio del grado de felicidad que tengan los empleados; por el emprendimiento esimportante porque a pesar de que, establecer una empresa desde ceros no es un camino fácil, sí brinda algo que un empleo convencional no ha brindado, que es la satisfacción personal, que es saber que el que cualquier persona puede y pueden no solamente emprender una empresa, sino que puede realizar cualquier sueño.

La ventaja del emprendimiento es que crea sueños y que a diferencia de los trabajadores convencionales un emprendedor puede alcanzar cualquier sueño que se proponga.  Porque si bien emprender no significa que todo va a salir bien, lo que sí demuestra es que hay tenacidad que hay gallardía y sobre todo que hay ganas de salir adelante y no hay nada que se le pueda quitar a una persona que las ganas de progresar, las ganas de emerger y las ganas de superar sus condiciones.

¿Qué significa ser una persona resiliente?

¿Qué significa ser una persona resiliente?

Resulta común ver personas que tras un evento doloroso, difícil o traumático, logran volverse más fuertes, más felices y con más capacidades de salir adelante. Existen varios ejemplos de personajes famosos que tras pasar por este tipo de experiencias fáciles, se han convertidos en personas más fuertes y se han recuperado; eso es la resiliencia: la capacidad de salir de situaciones complicadas fortalecido. 

Ejemplos hay de sobra: Stephen Hawking, Christopher Reeve, Eric Abidal Maria de Villota, entre otros, son personas que han pasado por momentos de gran dificultad en su vida pero que aún así han salido adelante y han usado estas experiencias como un aprendizaje  y una posibilidad de crecimiento. No es fácil salir de un cáncer agresivo, quedar en silla de ruedas de por vida o perder una parte del cuerpo, sin embargo, estos personajes supieron utilizar esto a su favor y no dejar de hacer sus actividades y pasiones enfrentando la vida de la mejor manera. 

De acuerdo con la RAE, la resiliencia es la “la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas”. De acuerdo con los estudios recientes, se piensa que la resiliencia como concepto surge de la física. Según la cual, este concepto hace referencia a la capacidad que tienen algunos metales para doblarse y luego volver a su posición original cuando se deja de ejercer presión sobre ellos.

Por su parte, en la psicología, disciplina en la cual se acuña el término por primera vez para categorizar fenómenos humanos, “se usa la metáfora de los juncos” para explicar el concepto,. “Cuando el caudal aumenta considerablemente, los juncos de los ríos se doblan, sin romperse y sin quebrarse, y luego vuelven a su posición original cuando las aguas recuperan su aspecto habitual”, añade. Pero aún permanece la pregunta: ¿Qué determina nuestra resiliencia o por qué algunas personas pueden desarrollarla y otras no?


La resiliencia es entonces una habilidad que muchas personas tienen y que no necesariamente está determinada por la genética o por los antecedentes familiares. Es posible, de hecho, aprender a ser resiliente con el tiempo. Adquirir esta habilidad a lo largo de la vida es algo que se puede lograr con esfuerzo. De hecho, se ha observado en algunos estudios que las respuestas resilientes están entre un 30 y un 50%, contrario a lo que se esperaría. Inclusive, es posible que haya personas que se sorprendan a sí mismas cuando se dan cuenta de su capacidad de ser resilientes. 

Lo difícil de poder saber si que cuenta con esta habilidad o si la puede desarrollar es que se debe pasar necesariamente por una situación difícil.  Según un reconocido académico de la Universidad Complutense de Madrid, “la persona (y esto enlaza con otro concepto psicológico que se llama crecimiento tras la adversidad) descubre esas capacidades nuevas que desconocía y se siente mucho más seguro para enfrentarse a otras experiencias. Uno redescubre cuáles son sus determinados valores, y esto conduce a un cambio vital, de filosofía de vida”, agrega. 

Una de las personas que mencionamos anteriormente es María de Villota, quien después de perder un ojo en un accidente, siguió siendo piloto de Fórmula 1 y aumentó su fuerza y tenacidad en las competencias. Incluso se atrevió a afirmar que: “Ahora veo más que antes lo que es importante en la vida”, mostrando su capacidad de salir adelante tras la situación que vivió y ser resiliente. 

En la antigüedad, se consideraba que las personas resilientes- no existía el término en ese entonces- eran personas enfermas y que no actuaban con normalidad. Se consideraba que esta habilidad era algo negativo y que no tenía ninguna lógica. Este rasgo se consideraba como una patología que mostraba una incapacidad de canalizar las emociones negativas producto de la vivencia de experiencias traumáticas. Se pensaba que aquellos que eran resilientes no estaban procesando sus emociones de manera adecuada, cuando por el contrario esto es algo completamente sano y normal. 

Sin embargo, es importante aclarar que algunas personas pueden sentir experiencias de dolor pero no experimentarlo en el ámbito social. Incluso, pueden mostrar frente a los demás que  no están experimentando ningún problema y que se sienten felices y continuar su vida de forma normal. Este tipo de actitudes no son resilientes sino que tratan de ocultar su tristeza y demostrar a los demás que no tienen ninguna preocupación. 

Uno de los factores que contribuyen a la resiliencia de una persona es la espiritualidad o religiosidad. Esto hace que las personas adquieran un sentido y propósito de vida más allá de las circunstancias que se presenten. A su vez, la religiosidad y espiritualidad, hacen que las personas tengan un circulo social de apoyo que les ayude a superar los traumas de forma más rápida y llevadera. Lo anterior, tiene que ver con que las personas que acuden a centros religiosos, pueden expresar sus sentimientos y emociones con gente que piensa de la misma forma que ellos y les da apoyo. 

Sin embargo, la flexibilidad en las creencias es importante puesto que el ser muy radical, es perjudicial ya que las personas tienen un pensamiento muy cuadriculado que obstaculiza la recuperación frente a las adversidades. 

Finalmente, lo importante de la resilencia es verle el lado bueno a toda situación, es tratar de ver la vida como una lección y que cada cosa que nos pasa cumple un propósito en nuestra historia, ya sea una buena o mala experiencia. Claramente no es fácil hacerlo y se requiere mucha paciencia y valentía pero vale la pena hacerlo porque después de todo, las situaciones difíciles siempre van a estar presentes y lo más importante es aprender a superarlas y darnos cuenta de las posibilidades que seguimos teniendo por delante. Nunca es demasiado tarde para volver a empezar ni para corregir errores del pasado y ninguna circunstancia es tan grave que no tenga solución alguna. Siempre habrá obstáculos por superar y cada vez que lo hagamos tenemos que tener presente que saldremos fortalecidos de eso; de eso se trata la resiliencia.

¿Eres un empático?

¿Eres un empático?

En alguna parte de nuestras vidas tenemos esté instinto ya sea con cualquier persona cercana generalmente con la  familia o pareja amorosa.

En mi parte me he llevado muchas consecuencias con los que llamo amigos, como por ejemplo cuando tienen problemas o necesitan favores que al final de la historia la empatía lleva un mal sabor y termina dándonos una mala jugada.

Ser una persona empática no tiene nada de malo, se sabe que son sensibles y eso lo hace únicos aunque si reciben demasiada información su vida puede dar un giro y acabar enfermo. Si te identificas con estos rasgos de personalidad en ti, comencemos a canalizar estos estímulos que te ayudarán a vivir tu forma de ser única.

Podría considerarse una persona empática, pero hay una diferencia entre tener empatía y ser un empático (una persona altamente sensible que absorbe fácilmente los sentimientos, la energía y el estrés de otras personas).

«Tener empatía significa que su corazón está con otra persona que experimenta alegría o dolor», explica David McAllister, MD, profesor clínica asistente de psiquiatría en UCLA Por el contrario, «los empáticos realmente sienten las emociones y los síntomas físicos de otras personas en sus cuerpos, sin las defensas habituales que la mayoría de las personas tienen».

En un estudio en el Centro McGill para la Investigación del Dolor en la Universidad McGill en Montreal, los investigadores encontraron que cuando las personas con las puntuaciones más altas de empatía fueron expuestas a un estímulo por calor después de ver a otra persona experimentar el mismo estímulo incómodo, los sujetos experimentaron mayores sensaciones físicas de Dolor que los del grupo de baja empatía. «Los empáticos sienten las cosas primero, luego piensan [sobre ellas], que es lo contrario de cómo funciona la mayoría de las personas», dice el Dr. McAllister. «Los empáticos perciben las emociones de otras personas en nuestros cuerpos sin los filtros habituales; podemos escuchar lo que no dicen”.

Ser un empático ciertamente tiene sus beneficios, que incluyen una mayor intuición, compasión, creatividad y una conexión más profunda con otras personas. Pero vivir en este estado de alta sensibilidad también conlleva desafíos, como agobiarse fácilmente, sobre estimularse o agotarse, o absorber el estrés y la negatividad de los demás. Dados estos riesgos, no es sorprendente que los empáticos sean particularmente vulnerables a desarrollar depresión, ansiedad, agotamiento emocional y adicciones. Algunos empáticos intentan adormecer sus sensibilidades con el alcohol, las drogas, la comida, el sexo o las compras, señala el Dr. McAllister. «Es muy común: ser empático es a menudo una pieza que falta en las adicciones».

Si eres un empático, una de las claves para proteger tu bienestar físico y emocional es evitar absorber el estrés y la energía negativa de otras personas en exceso. Hay muchas estrategias diferentes que pueden ayudar a este respecto, dice el Dr. McAllister. «Lo mejor que puedes hacer es experimentar y ver cuáles funcionan mejor para ti».

Aprende a establecer límites: Si alguien está agotando su energía o reserva emocional, limite la cantidad de tiempo que pasa con él o mantenga al mínimo la duración de la conversación. Recuerde que «No» es una oración completa, dice el Dr. McAllister.

Así que no tenga miedo de decir: «Lo siento, pero no tengo tiempo ni energía para hablar en este momento» o «No tengo ganas de salir esta noche; Estoy demasiado borrado «. Al hacer esto,» realmente proteges tu energía para que no sigas dando hasta que estés agotado «, dice el Dr. McAllister.

Cuestiona tus emociones: Cuando sienta un cambio repentino en el estado de ánimo o el inicio de una sobrecarga emocional, pregúntese si el nuevo sentimiento es genuinamente suyo o si pertenece legítimamente a un compañero. «Si no te sentiste ansioso, deprimido o exhausto antes, lo más probable es que la incomodidad que sientes ahora provenga de alguien más», dice el Dr. McAllister. Reconocer esto puede ayudar a disipar los sentimientos que absorbe de otras personas, o evitar que tengan un impacto tan profundo o drenado como podrían tener.

Planea tiempo a solas: «Los empáticos necesitan pasar tiempo solos para reagruparse y centrarse», dice el Dr. McAllister. Se puede pasar el tiempo sentado en silencio, respirando lenta y profundamente, meditando o escuchando música suave. Tenga en cuenta que sumergirse en el agua: tomar un baño de sal de Epsom, sentarse en una bañera de hidromasaje o nadar puede calmarlo física y emocionalmente y ayudar a eliminar toxinas de su cuerpo, dice el Dr. McAllister. Con cualquier actividad individual que elija, el objetivo es disminuir la estimulación externa de otras personas y la tecnología y reconectarse con su sentido interno de sí mismo.

Pasó tiempo en la naturaleza: «Estar en un ambiente fresco, limpio y verde, así como cerca del agua, elimina la negatividad», dice el Dr McAllister. «Te ayuda a arrojar la energía de otras personas y reponer la tuya». Para obtener los máximos beneficios, utiliza tus sentidos para experimentar las vistas, los sonidos, los olores y las sensaciones físicas (de, por ejemplo, la hierba, la arena o el suelo) que se encuentran a tu alrededor. Usted lo más plenamente posible.

Crea distancia real o imaginaria: Con la gente que regularmente consume su energía, no dude en limitar el contacto físico, sugiere el Dr. McAllister . «La energía se transfiere a través del tacto, por lo que si te preocupas por enfrentarte al estrés de otra persona, puedes optar por enviar amor desde una distancia física». En otras palabras, dar abrazos, tomarse de las manos y participar en otras formas de contacto es una elección, y es su prerrogativa alejarse de alguien cuya energía emocional lo está perturbando.

De manera similar, puede usar sus poderes de visualización para separarse de las emociones tóxicas de otras personas, señala el Dr. McAllister. Puedes imaginarte un escudo invisible que sube a tu alrededor y que evita que las emociones negativas de otras personas te alcancen. O bien, podría imaginarse una banda elástica que se extiende desde su torso hasta la de la otra persona, e imaginar que corta esa banda para evitar que su ansiedad o su ira se conviertan en suyas. En ambos casos, permanecerá físicamente presente con la otra persona, pero cuidará de sus propias necesidades emocionales.

La resiliencia en los niños: Claves para padres

La resiliencia en los niños: Claves para padres

Cada día estamos más aterrados por la violencia y los escenariosalarmantes que vemos en noticias y televisión, los peligros de este nuevo mundo son más visibles y cómo padres nos encargamos de censurar ominimizar este tipo de situaciones a nuestros hijos para evitar experiencias traumáticas y protegerlos de un modo erróneo de la realidad. Según esto, surge el cuestionamiento de cómo debemos manejar este tipo de situaciones con nuestros hijos para informarlos de los peligros de la vida y a la vez protegerlos. Primero, es ser conscientes que no existen padres en el mundo que puedan proteger sus niños de todos los contratiempos físicos o emocionales, no obstante, si somos los responsables de enseñarles cómo deben enfrentar los imprevistos de la vida. 

Con vidas tan dinámicas y con el escaso tiempo que supone este siglo XXI, los pequeños de la familia están bajo niveles altos de estrés que los vuelve vulnerables a sufrir trastornos tanto a nivel físico como psicológico. En el ambiente actual, el desarrollo de las habilidades para enfrentar obstáculos, recuperarse de caídas y estar preparados para el futuro, son piezas claves para una vida plena. 

Según la profesora Roa especialista en educación infantil, en su libro“Educación, ¿talla única?”, asegura que, aunque es imposible proteger del todo a nuestros hijos, «La resiliencia les proporcionará a los pequeños las herramientas necesarias para responder a los retos de la adolescencia, el inicio de la etapa adulta y por consiguiente vivir de manera satisfactoria a lo largo de la vida». El término Resiliencia ha sido popular en la psicología desde la década de los 60, en conceso y por definiciónresiliencia es la capacidad de tienen los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas. 

Un elemento primordial para la resiliencia es la autoestima, confiar en nuestras fortalezas y habilidades nos ayuda a enfrentar correctamente los desafíos, es importante porque regula el estrés y la ansiedad, además,motiva a los niños a expresar sus emociones, sus intereses, sus posibilidades y a conservar el optimismo frente a las circunstancias negativas. En este contexto, citaremos al Dr. Kenneth Ginsburg pediatra especializado en medicina del adolescente con algunos consejos útiles para desarrollar la resiliencia en nuestros hijos, apartes que fueron publicados en una guía desarrollada por la Academia Americana de Pediatría. 

➢ 5 claves que ayudarán a tus hijos a afrontar las adversidades de la vida, superarlas y aprender de ello:

1. Competencia: Capacidad para manejar una situación de manera eficaz.

Para aumentar la competencia en los niños se debe centrar en guiarlos paraencontrar sus fortalezas, ayudarlos a relacionar los errores con sucesosespecíficos y a partir de ellos capacitarlos para tomar decisiones, teniendosiempre cuidado como padres de que el deseo de proteger a un hijo no envíe un mensaje erróneo que haga pensar que el niño no es capaz de manejar ciertas situaciones y reconociendo también por aparte las competencias de los hermanos evitando comparaciones entre ellos.
2. Confianza: Sentimiento de Seguridad, especialmente al emprender una acción difícil con autosugestión

Se le enseña confianza a un niño cuando se reconoce y valora las cosas bien hechas, exaltando honestamente sus aciertos o éxitos concretos y a la vez evitando falsas alabanzas, expresando como educadores y con el ejemplo cualidades como la sinceridad, la integridad, la persistencia y la bondad, finalmente teniendo precaución de poner al niño a tomar acciones que mentalmente no es capaz de manejar.

 3. Conexión: Desarrollar estrechos vínculos con la familia y la gente que los rodea, permite crear un sólido sentimiento de seguridad que ayuda a generar fuertes valores y evita desarrollar sentimientos de individualidad o egoísmo. 

Para ayudar a un niño a establecer una conexión con su entorno hay procurar que se sienta seguro físicamente como emocionalmente, permitiéndole que exprese todas sus emociones para que el niño se sienta confortable en momentos difíciles. Abordando los conflictos abiertamente dentro del núcleo familiar para solucionar problemas, creando un área común en el que la familia pueda compartir tiempo, que al llegar a casa haya un espacio para compartir las experiencias del día y que no sea necesariamente frente a la televisión, fomentando así una relación sana que refuerce la comunicación y los mensajes positivos.4. Carácter: Los niños necesitan desarrollar un sólido conjunto de valores morales para determinar lo que está bien o lo que no y demostrar así una actitud afectiva hacia los demás. 

Para fortalecer el carácter de un hijo, hay que empezar demostrándole cómo el comportamiento de uno puede afectar a los demás, ayudándole a que se reconozca él mismo como una persona afectiva, demostrándole la importancia de pertenecer a la comunidad evitando prejuicios o estereotipos de carácter racista o que inciten al odio.5. Control: Los niños que son conscientes de que pueden controlar las consecuencias de sus decisiones tienen más probabilidad de darse cuenta que tienen la capacidad de recuperarse más pronto. 

Se puede ayudar a un hijo a tener más control sobre sus actos ayudándole a entender que los acontecimientos de la vida no son puramente al azar y que la mayoría de las cosas que tienen lugar en nuestras vidas son producto de nuestros actos y decisiones, aprendiendo que la disciplina se transmite a través de la enseñanza y el ejemplo, no del castigo o del control.

El Dr. Ginsburg resume que finalmente lo más importante a tener en cuenta respecto la resiliencia, es que los niños necesitan saber que hay un adulto en su vida que cree en ellos y que los ama incondicionalmente, que necesitan darse cuenta de que el mundo es un lugar mejor para vivir nosólo por el hecho de que ellos forman parte de este mundo sino entendiendo la importancia de que su contribución personal puede servir como una fuente de propósitos y cambio. Y aunque no hay una respuesta sencilla que garantice la resiliencia para cada situación, si nos podemos desafiar a nosotros mismos como padres para ayudar a nuestros hijos a desarrollar la habilidad de analizar y afrontar sus propios retos, a ser más resilientes, estar más capacitados y, en definitiva, a ser más felices.

Buscando la felicidad

Buscando la felicidad 

Cuando nacemos, llegamos al mundo sin prejuicios ni condicionamientos sociales. Como niños somos capaces de vivir cada momento sin esperar nada, sin crearnos expectativas, pero con el tiempo, la sociedad en la que nos criamos se encarga de cambiar estos esquemas mentales y nos convertimos en seres insaciables, buscando siempre lo que no tenemos. Es entonces cuando empezamos a pensar que, cuando tengamos lo que todavía no tenemos, entonces y sólo entonces, seremos felices pero cuando finalmente lo conseguimos automáticamente queremos algo más, algo diferente lo que modifica nuestro objetivo de felicidad nuevamente y se convierte en una lucha inalcanzable por la felicidad.

Habitualmente se percibe la vida como un camino de obstáculos que superar y que la felicidad es algo etéreo, que se nos escapa continuamente. La felicidad muchas veces es un estado temporalmente corto y sentimos que puedo no estar a nuestro alcance, que no depende de nosotros o que no lo podemos controlar. Sin embargo, ¿La felicidad depende exclusivamente de aquello que uno ha conseguido, o de que todo a nuestro alrededor sea perfecto? 

La felicidad constantemente se define como un estado de gran satisfacción espiritual y físico con ausencia de inconvenientes o tropiezos entonces es un estado que se lograría cuando alcanzamos nuestros objetivos. No obstante, hay personas que, teniendo las necesidades básicas contemporáneas de bienestar como trabajo, recursos económicos, vivienda, familia, amigos, salud etc., no son felices. Las personas que continuamente se responsabilizan de sus acciones, se ven menos influenciados por el qué dirán y se enfocan en cumplir eficazmente sus obligaciones,  así pues, aquellas personas tenderán a esforzarse en todo lo que hacen, y se perciben como seres más felices e independientes. Por el contrario, aquellos que responsabilizan a fuerzas externas a ellos de todo lo que les sucede, atribuyen a la suerte o la casualidad cualquier éxito o fracaso que obtienen, y no se creen capaces de cambiar su situación a través de sus propios esfuerzos, sintiéndose a menudo sin esperanzas e impotentes frente a situaciones difíciles; por ello son más propensos a experimentar la “infelicidad”. 

Entonces, ¿en qué consiste la felicidad? Aristóteles decía que “la felicidad depende solo de nosotros mismos” y se entiende que la felicidad radica en la capacidad de vivir y disfrutar del momento presente, ya que si se estápendiente del pasado o proyectando constantemente el futuro, se desarrolla ansiedad y estrés. Así que la felicidad es un estado interno de paz y bienestar, pero debemos diferenciarla de la alegría o la satisfacción que son sentimientos temporales asociados a momentos específicos. Comprendiendo la felicidad de este modo, se convierte entonces en un estado constante, que perdura incluso en momentos complicados de nuestras vidas y aunque ser feliz no significa que en un momento determinado podamos llorar, sentir estrés, al contrario, la felicidad es ese estado que nos permitirá tener más recursos y fortalezas para afrontar eventos desafortunados y adaptarnos a cada circunstancia.

La universidad de Harvard ha impartido un curso muy popular acerca de lafelicidad y como conseguirla, el profesor que la imparte es Tal Ben-Shabarun israelí experto en psicología positiva, la cátedra se fundamenta en encuestas y estudios de campo sobre las características y componentes que permiten vivir felizmente, básicamente son cosas bastante fáciles, por lo que estos estudios universitarios soportan esa frase antigua que desde siempre escuchamos que nos dice que» la felicidad está en las cosas sencillas».

A continuación listamos 12 consejos para conseguir la felicidad según la catedra de Ben-Shahar:

1. Realiza algún ejercicio: Hacer una actividad física es igual de bueno que tomar un antidepresivo para mejorar el ánimo, 30 minutos de ejercicio es el mejor antídoto contra la tristeza y el estrés podemos empezar con caminar un poco todos los días.

2. Desayuno la comida más importante: Algunas personas se saltan el desayuno porque no tienen tiempo o porque no quieren engordar, los estudios demuestran que desayunar ayuda a tener energía, pensar y desempeñar exitosamente las actividades durante todo el día.

3. Agradece a la vida todo lo bueno que tienes: Puedes escribir en un papel 10 cosas que tienes en tu vida que te dan felicidad, cuando hacemos una lista de gratitud nos obligamos a enfocarnos en cosas buenas que hemos conseguido.

4. Ser asertivo: “Pide lo que quieras y di lo que piensas”. Está demostrado que ser asertivo ayuda a mejorar la autoestima, en cambio ser apático y aguantar en silencio todo lo que te digan o hagan, genera tristeza y desesperanza.

5. Gasta tu dinero en experiencias no en cosas: Un estudio descubrió que el 75% de las personas se sentía más feliz cuando invertía su dinero en viajes, comidas, cursos o clases, en tanto, sólo el 34% dijo sentirse feliz cuando compraba cosas materiales. 

6. Enfrenta tus retos: “No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy” cuanto más postergas algo que sabes que tienes que hacer, más ansiedad y tensión generas, una forma útil es escribir pequeñas listas semanales de lastareas a realizar y cumplirlas. 

7. Pega recuerdos bonitos, frases y fotos de tus seres queridos por todos lados; Llena tu refrigerador, tu computador, tu escritorio, tu dormitorio, en fin, tu vida de los recuerdos bonitos.

8. Siempre saluda y sé amable con otras personas: Más de 100 investigaciones afirman que sólo sonreír cambia el estado de ánimo de la persona.

9. Cuida tu postura: Caminar derecho con los hombros ligeramente hacia atrás y la vista hacia el frente ayuda a mantener un buen estado de ánimo.

10. Acepta el fracaso: Toma los fracasos como parte de la vida y aprende de ellos.

11. Aliméntate bien: Lo que consumes tiene un impacto importante en tu estado de ánimo. Por esta razón, lo recomendable es comer algo ligero cada tres o cuatro horas para así mantener los niveles de glucosa estables; no saltarse comidas y evitar los excesos. 

12.- Arréglate y siéntete atractivo(a): El 41% de la gente dice que se siente más feliz cuando piensa que se ve bien.

Agregamos finalmente que filosóficamente la felicidad, de hecho, no se reduce solo al bienestar afectivo. Ser feliz supone que seamos capaces de lograr un equilibrio que supere nuestras contradicciones y conflictos, pues la felicidad es el resultado de una conquista primero sobre sí mismos y luego sobre un mundo en el que debemos tener en cuenta a los demás hombres.