¿Cuántas lagrimas derramadas, cuántos días en la mas profunda soledad, cuántos años de dolor y tristeza profunda,cuántos vacíos, cuántos años con la mente nublada, cuántos silencios interminables, cuántos no entender que pasaba,cuántos días de amargura, de oscuridad y dolor? Y, hoy por fin, vengo a entender que mi problema fue:

¡Que me Olvide que Soy Mujer!  que dedique días enteros, noches de tormentos de preocupación y esfuerzos a las necesidades de las demás personas que amo, me dedique a ser mamá, a ser hija, a ser amiga, a ser productiva a suplir necesidades del hogar, pero se me olvido lo más importante que era mi valía como mujer.

Tengo una vida en la que siento haber prescindido de lo esencial; se me olvido amarme, valorarme, se me olvido de que para que los demás estén bien debo estar bien yo, que para dar bienestar al otro debo primero tener bienestar yo, que para amar debo primero amarme yo, se me olvido de quevalgo y que nunca me valoré porque siempre me coloque en último lugar. Y hoy, vengo a confrontarme conmigo misma y a pedirme perdón porque infortunadamente no me respetéy permití abusos que en su momento nublaron mí vida.

Una mujer como yo, no necesitaba bienes terrenos, lo queverdaderamente se necesitaba era consideración, colaboración, y sobre todo ayuda. Hoy por fin entendí que merezco y que no hay pecado en merecer, sino que alcontrario es saludable, es la muestra de amor hacia mímisma para valorar lo que soy como persona, pero especialmente a lo que soy como mujer. 

Como mujer merezco soñar, merezco vivir, pero sobre todomerezco ser feliz; asimismo, también merezco suplir mis necesidades afectivas, físicas, psicológicas, emocionales ymateriales, Además mi valía como mujer no está en la visión de la maternidad ni con la de renunciar a vivir mi vida.

Ser madre es el regalo más hermoso que cualquiera puede experimentar pero que ser mujer es un regalo maravilloso, que todo tiene un equilibrio y que no podemos ni debemosnegarnos como mujeres por otros, por nuestras familias,parejas o hijos. Pues ellos, crecen y se van, es lo natural y lógico, aun así, seguiremos siendo madres toda la vida, claro que sí, pero sin anularnos como mujeres porque ellos harán su vida y nos daremos cuenta de que nos pasamos la vida girando alrededor de ellos ¿y nuestra vida qué?  ¿En quémomento se nos olvidó que somos mujeres?  ¿En quémomento me olvide de mí?  ¿En qué momento me olvide de vivir? ¿En qué momento me olvide que también yo contaba?¿En qué momento me olvide de sentir? ¿En qué momento deje de existir? ¿En qué momento me convertí en la sombra de otros? ¿En qué momento mi vida era de otros? ¿En quémomento se me fue mi vida? ¿En qué momento ocurrió?

Y hoy, vengo a replantearme esta verdad mucho tiempo después, con medio siglo de vida y para colmo me doy cuenta de que me olvidé vivir, que me olvide de mí, que me deje en el último lugar, que me deje en el  rincón másrecóndito, que di mucho a los demás y muy poco para mí, que me debo pedir perdón a mí misma por darme el postrer lugar, pero sobre todo, que debo pedir perdón a la vida por no haber vivido ni valorado mi existencia. 

Hoy llego a la terrible conclusión ¡Qué me olvide de vivir¡ Hoy tengo que recapturarme a mí misma y como un rompecabezas unirme pieza por pieza porque la vida se me fue de pedacito en pedacito sin darme cuenta, sin saber quiénsoy yo, sin detenerme a pensar en mí, sin darme cuenta de aquello que necesitaba por considerar que no era importante mis necesidades, porque  desafortunadamente  creí que pensar en mí era egoísmo y, hoy veo con preocupación que tengo que rescatarme, que aquellos sueños que un día tuve son importantes,  que yo importo y que como mujer tengo que valorarme. Esos sueños que cubrí y escondí durante tanto tiempo son importantes y merecen ser rescatados, como mujer tengo ilusiones, metas, sueños y objetivos altamente claros los cuales no pueden ser saciados porque es mi propia tarea.

Me despierto a la aventura de ser yo, erigiéndome como un ave fénix cuyo nacimiento se da de las penumbras, empezando nuevamente, aprendiendo cada día de la vida que estoy emprendiendo, a no sentir culpa por amarme, por amar, a permitirme ser amada, a abrirme al amor, a darme gustos, a verme hermosa, a cambiar mi look, a subir mi autoestima y valor con todo el amor del mundo, a darme lo que merezco.

Por ello, desempolvo esos sueños  e ilusiones y me lanzo a hacerlos realidad, porque la vida continua y es mi segunda oportunidad a luchar por mí, a sanarme como mujer y como persona porque la vida es solo una y no se vale perder mástiempo lamentando lo que  pudo ser y no fue, dejando ese pasado atrás decidiendo soltar todas aquellas cosas que no suman ni aportan nada a mi vida porque de ahora en adelante solo acepto lo que contribuya a mi vida, porque soy nueva, he renacido y rescato a la mujer hermosa que soy, levanto mi cabeza y tomo posesión de mí misma.

Victoriosa, sana, feliz y alegre de mi despertar. agradecida con la vida por rescatarme y mostrarme la luz que hay en mí, mi nueva yo, ese ser pujante y con la frente en alto que se levanta y crece imparable, sin límites, porque mi proceso terminó y hoy soy una nueva mujer, empoderada ,libre, triunfadora y feliz; hoy decido disfrutar, hoy me permito vivir, hoy cambio de rumbo, hoy vivo feliz hoy rompo cadenas de maltrato y opresión y salgo de ese lugar de oprobio, porque soy libre, y me doy mi lugar y afirmo mi grandeza y me levanto engrandecida como una guerreracomo un soldado de mil batallas.