¿EN QUÉ MOMENTO ME OLVIDÉ QUE SOY MUJER?

¿Cuántas lagrimas derramadas, cuántos días en la mas profunda soledad, cuántos años de dolor y tristeza profunda,cuántos vacíos, cuántos años con la mente nublada, cuántos silencios interminables, cuántos no entender que pasaba,cuántos días de amargura, de oscuridad y dolor? Y, hoy por fin, vengo a entender que mi problema fue:

¡Que me Olvide que Soy Mujer!  que dedique días enteros, noches de tormentos de preocupación y esfuerzos a las necesidades de las demás personas que amo, me dedique a ser mamá, a ser hija, a ser amiga, a ser productiva a suplir necesidades del hogar, pero se me olvido lo más importante que era mi valía como mujer.

Tengo una vida en la que siento haber prescindido de lo esencial; se me olvido amarme, valorarme, se me olvido de que para que los demás estén bien debo estar bien yo, que para dar bienestar al otro debo primero tener bienestar yo, que para amar debo primero amarme yo, se me olvido de quevalgo y que nunca me valoré porque siempre me coloque en último lugar. Y hoy, vengo a confrontarme conmigo misma y a pedirme perdón porque infortunadamente no me respetéy permití abusos que en su momento nublaron mí vida.

Una mujer como yo, no necesitaba bienes terrenos, lo queverdaderamente se necesitaba era consideración, colaboración, y sobre todo ayuda. Hoy por fin entendí que merezco y que no hay pecado en merecer, sino que alcontrario es saludable, es la muestra de amor hacia mímisma para valorar lo que soy como persona, pero especialmente a lo que soy como mujer. 

Como mujer merezco soñar, merezco vivir, pero sobre todomerezco ser feliz; asimismo, también merezco suplir mis necesidades afectivas, físicas, psicológicas, emocionales ymateriales, Además mi valía como mujer no está en la visión de la maternidad ni con la de renunciar a vivir mi vida.

Ser madre es el regalo más hermoso que cualquiera puede experimentar pero que ser mujer es un regalo maravilloso, que todo tiene un equilibrio y que no podemos ni debemosnegarnos como mujeres por otros, por nuestras familias,parejas o hijos. Pues ellos, crecen y se van, es lo natural y lógico, aun así, seguiremos siendo madres toda la vida, claro que sí, pero sin anularnos como mujeres porque ellos harán su vida y nos daremos cuenta de que nos pasamos la vida girando alrededor de ellos ¿y nuestra vida qué?  ¿En quémomento se nos olvidó que somos mujeres?  ¿En quémomento me olvide de mí?  ¿En qué momento me olvide de vivir? ¿En qué momento me olvide que también yo contaba?¿En qué momento me olvide de sentir? ¿En qué momento deje de existir? ¿En qué momento me convertí en la sombra de otros? ¿En qué momento mi vida era de otros? ¿En quémomento se me fue mi vida? ¿En qué momento ocurrió?

Y hoy, vengo a replantearme esta verdad mucho tiempo después, con medio siglo de vida y para colmo me doy cuenta de que me olvidé vivir, que me olvide de mí, que me deje en el último lugar, que me deje en el  rincón másrecóndito, que di mucho a los demás y muy poco para mí, que me debo pedir perdón a mí misma por darme el postrer lugar, pero sobre todo, que debo pedir perdón a la vida por no haber vivido ni valorado mi existencia. 

Hoy llego a la terrible conclusión ¡Qué me olvide de vivir¡ Hoy tengo que recapturarme a mí misma y como un rompecabezas unirme pieza por pieza porque la vida se me fue de pedacito en pedacito sin darme cuenta, sin saber quiénsoy yo, sin detenerme a pensar en mí, sin darme cuenta de aquello que necesitaba por considerar que no era importante mis necesidades, porque  desafortunadamente  creí que pensar en mí era egoísmo y, hoy veo con preocupación que tengo que rescatarme, que aquellos sueños que un día tuve son importantes,  que yo importo y que como mujer tengo que valorarme. Esos sueños que cubrí y escondí durante tanto tiempo son importantes y merecen ser rescatados, como mujer tengo ilusiones, metas, sueños y objetivos altamente claros los cuales no pueden ser saciados porque es mi propia tarea.

Me despierto a la aventura de ser yo, erigiéndome como un ave fénix cuyo nacimiento se da de las penumbras, empezando nuevamente, aprendiendo cada día de la vida que estoy emprendiendo, a no sentir culpa por amarme, por amar, a permitirme ser amada, a abrirme al amor, a darme gustos, a verme hermosa, a cambiar mi look, a subir mi autoestima y valor con todo el amor del mundo, a darme lo que merezco.

Por ello, desempolvo esos sueños  e ilusiones y me lanzo a hacerlos realidad, porque la vida continua y es mi segunda oportunidad a luchar por mí, a sanarme como mujer y como persona porque la vida es solo una y no se vale perder mástiempo lamentando lo que  pudo ser y no fue, dejando ese pasado atrás decidiendo soltar todas aquellas cosas que no suman ni aportan nada a mi vida porque de ahora en adelante solo acepto lo que contribuya a mi vida, porque soy nueva, he renacido y rescato a la mujer hermosa que soy, levanto mi cabeza y tomo posesión de mí misma.

Victoriosa, sana, feliz y alegre de mi despertar. agradecida con la vida por rescatarme y mostrarme la luz que hay en mí, mi nueva yo, ese ser pujante y con la frente en alto que se levanta y crece imparable, sin límites, porque mi proceso terminó y hoy soy una nueva mujer, empoderada ,libre, triunfadora y feliz; hoy decido disfrutar, hoy me permito vivir, hoy cambio de rumbo, hoy vivo feliz hoy rompo cadenas de maltrato y opresión y salgo de ese lugar de oprobio, porque soy libre, y me doy mi lugar y afirmo mi grandeza y me levanto engrandecida como una guerreracomo un soldado de mil batallas.

TEMAS PARA HABLAR ANTES DE DAR EL PASO AL MATRIMONIO

Para nadie es un secreto que actualmente las tasas de divorcio han aumentado; lo ves con los famosos a los que sigues, con tu familia, con tus amigos y cada vez más hijostienen que vivir la experiencia del divorcio de sus padres. Pero te has preguntado, ¿Qué hubiera pasado si desde el noviazgo se hubiera conversado con franqueza sobre cada uno de los aspectos incomodos de la relación?. Si bien las causas de divorcio son muy amplias, muchas de las crisis matrimoniales tienen su origen en el noviazgo.  Es por esto que las profesoras Annabel Astuy Lossada y Patricia Ortiz Marín, pertenecientes al Instituto de la Familia de la Universidad de la Sabana deciden investigar sobre el tema, escribiendo su libro “Yo te amo, tú me amas ¿nos casamos?. 

El libro como lo expresan sus autoras pretende ser una guía sencilla, la cual busca contribuir con una asesoría a estas parejas que quieren pasar al “yo te elegí”, “caminemos juntos” y decidan avanzar su relación hacia el matrimonio. Para desarrollar la investigación, las profesoras realizaron diversas entrevistas en las que tuvieron personas que estaban casadas, divorciadas y expertos sobre el tema. Durante este proceso de investigación y conversación con las parejas, se les entrego una serie de preguntas para  ser desarrolladas durante sus sesiones de asesoría.  De diez parejas que estuvieron presentes, siete decidieron darle fin a su relación de novios, una continua en asesoría, otra pareja se casó y la ultima después de su asesoría decidió terminar su relación. 

Cada ruptura de las parejas se llevo de una forma reflexionada. Para este proceso fue fundamental el conocimiento individual de cada una de las personasentender los puntos en los que no se está dispuesto a ceder, identificar lo que es de gran importancia para cada uno y qué aspectos definitivamente no se le puedenofrecer al otro. La autora reflexiona sobre el fin de los noviazgos, como una salvación de dos matrimonios. Además expresa como esta ruptura es mucho menos dolorosa que el divorcio en un matrimonio y mucho más cuando ya no son sólo un tema de las parejas, sino que hay hijos de por medio.  Así mismo expresa que el fin de la etapa de novios es natural, ya que de ahí se puede llegar a dar el paso al matrimonio o comprender que no era la persona indicada y terminar con la relación.  ¡El noviazgo está hecho para acabarse! 

La importancia de conocerte para conocer a tu pareja

Las parejas suelen pensar equivocadamente que hay temas que deben pasarse por alto para evadir discusiones con su pareja. Sin embargo, son estos temas incomodos o que generan cierto recelo en los novios a las que hay que prestarle atención, ya que difícilmente van a cambiar cuando estén casados. 

El libro propone en modo de ejercicio vivir la etapa del noviazgo como una espacio de reflexión, de entender a tu pareja, de saber que se esta dispuesto a ceder por el amor y lo más importante qué queremos cambiar de nosotros mismos, por los dos. Ya que algo fundamental a la hora de estar en una relación es que no puedes llegar con un ideal de tu pareja y mucho menos querer cambiarla. NO se puede cambiar al otro pero sí puedes cambiar tú. 

En la investigación de las profesoras se observó que en los matrimonios exitosos estas parejas habían conversado previamente en su noviazgo las 12 áreas que se proponían en la investigación, mientras que los matrimonios que estaban en crisis no tenían acuerdos frente a los temas. Es importante entender que para las autoras estos puntos no son una receta exacta que asegurará el éxitos del matrimonio o el fin de los noviazgos, ya que cada pareja tiene su esencia única y personal. Tampoco aseguran que las parejas que sigan el proceso tendrán un matrimonio sin problemas, pero seguro apoyados en estos puntos podrán ser cada vez más fuerte como pareja, viendo las dificultades que tengan en el camino como un proceso importante de aprendizaje y crecimiento conjunto. 

Las 12 áreas propuestas 

1. Conocimiento sobre su salud En esta área es importante conocer las enfermedades actuales o pasadas tanto de la pareja como de sus familiares en primer grado de consanguinidad, adicciones que tenga y de familiares cercanos.

 2. Conocimiento de sí mismo y de su pareja

Este punto retoma la importancia de saber conocerte para poder conocer a tu pareja y abarca un campo tan amplio que puede estar desde sus gustos, lo que le interesa, sus relaciones hasta lo que le gusta escuchar de su pareja y ¿cómo es su relación con su familia? ¿ qué tanta importancia le da al compartir con la familia política?

3. La familia de origen y la familia política 

En este punto es importante preguntarse sobre la familia, tanto la relación que se lleva con la propia familia, como preguntas que giren en torno a si se esta de acuerdo con el trato y cómo criaron a su pareja. Es importante tener muy claro para ambos en este punto ¿qué tanta importancia se le de a pasar el tiempo con la familia?

4. Las relaciones de amistad 

En esta área se responde a preguntas como ¿te gustan los amigos que tiene tu pareja? Así como el tiempo que se les dedica a las amistades y la importancia de esta área para recordar en pareja los diferentes momentos e historias que han tenido con sus amistades. 

5. Los pasatiempos 

En el área de los pasatiempos es bueno identificar aquellos que puedan afectar una vida de casados, así como los que compartiría con la pareja. 
6. La comunicación

En el área de la comunicación es importante ser muy sensible ante mis propios sentimientos como a los de mi pareja, así como la confianza que se tiene con el otro. ¿expreso mis sentimientos o prefiero guardar aquello que me molesta? ¿hablo de mis sueños e ideales con mi pareja?
 7. Resolución de conflictos

Esta área nos permite pensar en los métodos que se utilizan de comunicación en la etapa del noviazgo, solucionando sus problemas  sanamente. 8. Amor conyugal, el compromiso y la felicidad

Aquí las autoras hacen énfasis en la importancia de reflexionar sobre el amor no solo como un sentimiento,  sino como una decisión. Utilizan el termino de “operativizar” el amor, para que este responda a esa “incondicionalidad” que es propia de las parejas y de ese amor que se suele generar desde el amor de la familia. Así mismo, en este aspecto es importante preguntarse sobre la importancia de la fidelidad y el compromiso con la pareja, lo que se piensa que será su futuro en la vida de casados y si creen que este paso al matrimonio implicará una transformación a la pasión.

 9. El manejo del dinero 

En este aspecto podemos preguntar con la pareja si realmente hay confianza frente al manejo del dinero tantos con las finanzas personales, como con los bienes que se poseen. 
10. Profesión y trabajo 

Esta área es muy importante, ya que en un futuro puede ser parte de una crisis matrimonial.  Es necesario conversar sobre ¿qué tan equilibrado es el tiempo que le damos a la familia y al trabajo?, ¿ es importante el éxito profesional y continuo aprendizaje académico para los dos? 
11. El significado de los hijos

Esta área es esencial que se converse con la pareja,  ¿quieren tener hijos? ,¿cuántos?, ¿ cómo los van a educar?, ¿ en qué quieren que crean?, ¿ qué tanto van a dejar que las familias se involucren en la crianza de los hijos? Y si no quieren tener hijos ¿  cuáles son esas razones para no tenerlos?

 12. Sexualidad

Es importante entender que somos dos personas completamente diferentes y que por lo tanto tenemos puntos de  vista diferentes ¿somos consientes de ello? ¿hemos sido fieles a la pareja? ¿cómo entendemos las relaciones sexuales dentro de la relación? 

Si bien las autoras nos advierten que no es una receta, valdría la pena tomar estas áreas e irlas conversando con nuestra pareja antes de dar el gran paso hacia el “Yo te amo, tú me amas… ¿nos casamos? “

Creyendo para no morir

Creyendo para no morir

La vida de cualquier persona está adherida a una creencia constante, creencia a la soberanía y potencia de los padres, una creencia sobre la soberanía del colegio, de los profesores e incluso, una creencia hacia la soberanía de los compañeros que han determinado el devenir de nuestra existencia. En todo caso, en estas líneas se tratará hablar sobre la religión, la cual ha estado acompañando la historia el hombre desde tiempos primitivos.

Independientemente de la religión que cualquiera de ustedes profese, lo único importante acá es rescatar el carácter esperanzador que toda religión trae consigo. Cuando una persona se afianza a una religión o a una creencia, este se afianza a una existencia movida por la fe; así pues ¿qué es la fe?

La fe es ese motor que motiva a las person os as a salir adelante, la fe es esa fuerza que activa una visión que logra que las personas vean lo imposible como posible. Así pues, es allí donde todas las personas llegan y reposan a la diestra de la fe, pues reconocen que, sin la fe no van a poder lograr sus objetivos de vida.

Son diversas las razones por las cuales las personas deciden optar por una religión, unos recurren a ellas por sanidad, otros recorren por libertad, otros por soledad pero en cualquiera de los casos que anteriormente se nombra .Siempre va a haber una constante en la existencia humana cuyo fundamento reposa en la necesidad y las ganas de creer en algo o en alguien; desde tiempos inmemorables nuestra existencia ha estado ligada a la búsqueda de dioses para que respondan cuál es el fin u objetivo de nuestra.

Sin embargo, versiones científicas sostienen la inexistencia de un Dios omnipotente y omnisciente. En contraste de ello, está la fe de las personas quienes a pesar de las pruebas desde lo científico que demuestran la inexistencia de dios, la gente se niega a abjurar de su fe; por el contrario, se aferran más a su creencia y con ojos de esperanza y con ojos de amor visualizan todo como si fuera posible. La fe pues, es un motor fundamental para la vida de cualquier persona y en algún momento de nuestra existencia la habremos usado con diversos fines.

Aún, inconscientemente cualquier persona ha hecho usanza de la fe. La fe no sólo es un motor que nos motiva a realizar algo, la fe también es la esperanza en lograr algo que a simple vista es difícil. No se necesita pues, tener religión alguna para tener fe. Propiamente dicho, la fe puede estar disfrazada en términos como la pujanza, la entereza y la esperanza, pero siempre ha estado concomitante con nuestro camino en la vida. Si aún la fe hace presencia en la vida de creyentes y no creyentes, cuánto más lograrán desarrollarla aquellos que le conceden soberanía bajo la imagen de una deidad.

En situaciones de dificultad es muy común que nuestra existencia se aferre hacia la religión. No es deber de nadie decir si es algo bueno o malo, simplemente es un hecho que sucede con frecuencia y que nos recuerda la fragilidad humana. Es curioso, pero en tiempos de bonanza, de riqueza, salud y bien nuestra fe usualmente está apagada, creemos que no necesitamos nada y que la cuantía de nuestras posesiones o la buena salud es dada por nosotros mismos; empero, cuando llega una enfermedad, una quiebra, una mala noticia, mágicamente la fe aparece y se aviva. 

Se podría pues asegurar que, la fe, es el elemento que más nos recuerda nuestra vulnerabilidad como especie. La fe aparece cuando nuestra potencia caduca.

Ante los embates que ofrece la existencia, la esperanza, es lo último que se puede perder. Si la esperanza y la fe es reavivada mediante la religión, pues, hay que aprovecharla. Lo único que un ser humano no puede darse el lujo de prescindir es de las ganas de salir adelante, cuando se pierde cualquier motivo de seguir avante, se pierde en sí la vida misma, pues no se necesita morir físicamente para morir emocionalmente.

Nuestro ser es un mundo que necesita ser equilibrado en todo aspecto y, en muchos casos la religión ha servido para poder remover emocionalidades malsanas que están enquistadas en lo más profundo de nuestro ser. 

Si nuestro cambio no se produce de adentro hacia afuera, jamás se llegará a dar resolución a cualquier situación que esté acechando nuestra vida. Por ello, es de vital importancia que nos aferremos a creer, a creer en que todo va a salir bien en nuestra vida, creer a través de una deidad o a través de nuestra propia capacidad es vital, lo único que no podemos permitirnos es la capacidad de creer. Sin creencia alguna, nuestra vida será miserable e inestable, porque si algo da seguridad es la esperanza o la fe. 

A todos ustedes les digo, nunca pierdan la esperanza sin importar lo que suceda, sin importar la edad. Lo único que no se nos puede perder es la esperanza pues, la fe es visualizar todo como si fuere posible, la esperanza es ver un mundo mejor, la esperanza revive, crea, sueña, la esperanza es tener la capacidad de poder hacer lo que queramos; porque para eso fuimos creados.

Fuimos creados para ser felices, no fuimos creados para vivir en guerra, en contienda o en una vida miserable, porque nuestro estado natural es estar paz,nuestra naturaleza es de amor más nuestra naturaleza nunca será de odio, de rencillas, de celos; nuestra naturaleza se enmarca con lo bueno, con lo puro, con lo sacro y es algo que nadie nos puede quitar,debemos cultivar la esperanza para poder segar en lo que tanto anhelamos. 

Una existencia sumergida en la pena, la tristeza o la guerra no generará nada bueno, el peor enemigo de nuestra existencia es el fracaso y la incredulidad.debemos pues, conservar la esperanza intacta, pues la existencia humana debe estar siempre sujeta a la creencia hacia algo la cual nos permitirá empoderarnos y estar seguros para hacer lo imposible, posible.

HUNDIMIENTO VITAL

HUNDIMIENTO VITAL

Nuestro cerebro a pesar de sus capacidades cognitivas complejas y extraordinarias no esta exento de desarrollar padecimientos que afectan la vida.

El “Hundimiento vital” es la característica principal de la depresión en el que el ser sufre, sufre por vivir. Con el tiempo los diferentes tipos de investigación han indicado que las enfermedades depresivas son trastornos  del cerebro de los cuales existen varios tipos, pero los más comunes son El Trastorno Depresivo Grave o Mayor  y El Trastorno Distímico, el primer tipo se caracteriza por generarle al individuo incapacidad para  su desarrollo laboral, académico, le genera problemas de insomnio, falta de apetito, deterioro funcional importante, enlentecimiento psicomotor, o para ser más claro le impide disfrutar de lo que normalmente le es placentero, básicamente le impide desenvolverse con normalidad, este tipo de trastorno  tiene como característica principal que su duración es corta, sin embargo recurre  a lo largo de su vida; por otro lado el segundo tipo, el trastorno distímico se caracteriza porque sus síntomas son pasajeros pero de larga duración, impidiendo el desarrollo de una vida normal o disfrutar de ella. Vale la pena aclarar que para cualquiera de los casos el problema mas serio es la ideación suicida.

Para los trastornos depresivos no existe una única causa, estas varían de acuerdo a la persona, existen casos cuyas raíces son causas genéticas, pero también hay otros por causas complejas como el maltrato físico, abuso sexual, maltrato emocional entre otras, los casos de causas complejas son los mas lamentables, porque son personas que sufren todo el tiempo. A simple vista la depresión no parece un asunto que requiera de importancia, inclusive desde algunos puntos de vista externos, hay personas que piensan que esta enfermedad es simplemente capricho del sujeto, pero la realidad es que es una enfermedad real y grave, que afecta no solo a quien la padece, sino que también afecta a los que los rodean como familia, amigos entre otros. Algunas personas depresivas tienen la fortuna de contar con el apoyo de alguien que está cerca, pero desafortunadamente no es el caso de todos.

Muchas personas ignoran lo que siente una persona que sufre de depresión de cualquier tipo o causa, ignoran que el individuo tiene que vivir literalmente en sombras, con una cortina de lodo que le impide ver un futuro, que le impide tener la certeza de que algo va a cambiar al despertar, en el mundo existen bastantes personas que  no creen o se rehúsan a creer en este tipo de enfermedades hasta que los toca, hasta que conocen al amigo de un amigo o peor aún se presenta en algún familiar, entre otros, de cualquier modo cuando se tiene cerca la situación es que se toma conciencia.

Hace algún tiempo yo pertenecía al grupo de los escépticos, de los que no creían en este tipo de enfermedades, pero un día conocí a una persona que padece la enfermedad, ella tiene 30 años, a primera vista parece una persona como cualquier otra, es amable, ríe, se ve saludable, inclusive ha viajado y vivido en diferentes partes del mundo entre ellos Japón, Tailandia, Vietnam, Perú y otros más, es abogada especializada en derechos de la mujer y ama con locura a su compañero de vida que tiene cuatro patas que adopto hace tiempo.

Pero las apariencias suelen ser engañosas, al conocerla pude notar que no tiene inconveniente con que los demás sepan de su condición, de hecho, habla del tema con mucha naturalidad, lo que hace evidente que vive así hace mucho; luego de un tiempo de conocernos se convirtió en mi Roommate y así empezó a cambiar mi percepción del tema, su comportamiento es básicamente normal, algunos días, su tipo de depresión (asumo) es del tipo distímico, porque es demasiado recurrente, hay días en los que al regresar a casa la encuentro con buen ánimo, pero otros está sentada frente a su computadora con la mirada perdida, ella trabaja para un sitio web escribiendo reseñas de sitios turísticos y para hoteles, de modo que no necesita salir, lo que me parece empeora la situación, también hay días en los que la encuentro en su habitación con su Tablet viendo series y su teléfono chateando con desconocidos, frecuenta demasiado las apps de citas fáciles como Tinder, pues me cuenta que cuando está en crisis, tiende a ser muy promiscua.

Pocas veces hemos hablado del porqué y como de su depresión profundamente, pero me ha contado que a sus 15 años tuvo inconvenientes con sus padres y estos la echaron de la casa, de modo que empezó a quedarse en casa de amigos temporalmente, pero cuando ya no tuvo más opciones se quedó en la calle, expuesta a la crueldad de las calles; ya en la calle y sin protección alguna siendo tan joven, enfrento el abuso sexual en varias ocasiones, ella vive con una lesión en la columna generada por la violencia que sufrió a causa de uno de estos abusos, la cura posiblemente es una cirugía, pero es tan delicada que tiene gran porcentaje de posibilidades de no volver a caminar. Me ha contado también, que con frecuencia piensa en el suicidio, porque por más que lo piensa no le encuentra sentido a la vida. 

Sinceramente nunca encuentro que decir luego de ese tipo de charlas, pero con el tiempo he investigado, practicado y descubierto pequeñas cosas que han ido ayudando, lo mejor es siempre escucharlos, no se necesita vivir pendiente de lo que hacen o dejan de hacer a diario, solo tener una actitud amable para que ellos puedan expresar lo que sea por lo que estén pasando en el momento que lo consideren prudente, también ayuda mucho invitarlos a paseos cortos, visitar lugares interesantes y tranquilos que se puedan conocer en poco tiempo, pues hay que tener en cuenta que por los problemas de insomnio que poseen no descansan bien, por ello suelen cansarse muy rápido, y mi último apunte y el que considero más importante es una técnica a la que denomino “Espejo”,  consiste en encontrar cosas en común, pues he notado que cuando realizo diferentes actividades como hacer ejercicio, cambiar y mejorar hábitos alimenticios, estudiar o cosas tan sencillas como hacer aseo, ella reacciona de manera positiva, y sin darse cuenta toma la iniciativa para hacer rutinas similares, y noto que es porque al expresarle la emoción por mis logros, ella toma la fuerza de mis palabras como suya para darse cuenta que también puede hacer cosas que la hagan sentir y vivir mejor. 

Lo anterior es una leve ponencia que ayuda a comprender un poco los cómo y por qué de la Depresión, ya que teniendo algo de conocimiento es más fácil comprender como vive, o mejor sobrevive, una persona depresiva y también obtener algo de información útil. Generalizar todos los casos en el mundo es absurdo, porque cada persona con depresión la vive de diferente forma, aunque las causas sean similares, pero la comprensión y el apoyo que podemos brindarles si se puede generalizar, realmente puede hacer una diferencia entre la vida y la muerte.

¿Qué significa ser una persona resiliente?

¿Qué significa ser una persona resiliente?

Resulta común ver personas que tras un evento doloroso, difícil o traumático, logran volverse más fuertes, más felices y con más capacidades de salir adelante. Existen varios ejemplos de personajes famosos que tras pasar por este tipo de experiencias fáciles, se han convertidos en personas más fuertes y se han recuperado; eso es la resiliencia: la capacidad de salir de situaciones complicadas fortalecido. 

Ejemplos hay de sobra: Stephen Hawking, Christopher Reeve, Eric Abidal Maria de Villota, entre otros, son personas que han pasado por momentos de gran dificultad en su vida pero que aún así han salido adelante y han usado estas experiencias como un aprendizaje  y una posibilidad de crecimiento. No es fácil salir de un cáncer agresivo, quedar en silla de ruedas de por vida o perder una parte del cuerpo, sin embargo, estos personajes supieron utilizar esto a su favor y no dejar de hacer sus actividades y pasiones enfrentando la vida de la mejor manera. 

De acuerdo con la RAE, la resiliencia es la “la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas”. De acuerdo con los estudios recientes, se piensa que la resiliencia como concepto surge de la física. Según la cual, este concepto hace referencia a la capacidad que tienen algunos metales para doblarse y luego volver a su posición original cuando se deja de ejercer presión sobre ellos.

Por su parte, en la psicología, disciplina en la cual se acuña el término por primera vez para categorizar fenómenos humanos, “se usa la metáfora de los juncos” para explicar el concepto,. “Cuando el caudal aumenta considerablemente, los juncos de los ríos se doblan, sin romperse y sin quebrarse, y luego vuelven a su posición original cuando las aguas recuperan su aspecto habitual”, añade. Pero aún permanece la pregunta: ¿Qué determina nuestra resiliencia o por qué algunas personas pueden desarrollarla y otras no?


La resiliencia es entonces una habilidad que muchas personas tienen y que no necesariamente está determinada por la genética o por los antecedentes familiares. Es posible, de hecho, aprender a ser resiliente con el tiempo. Adquirir esta habilidad a lo largo de la vida es algo que se puede lograr con esfuerzo. De hecho, se ha observado en algunos estudios que las respuestas resilientes están entre un 30 y un 50%, contrario a lo que se esperaría. Inclusive, es posible que haya personas que se sorprendan a sí mismas cuando se dan cuenta de su capacidad de ser resilientes. 

Lo difícil de poder saber si que cuenta con esta habilidad o si la puede desarrollar es que se debe pasar necesariamente por una situación difícil.  Según un reconocido académico de la Universidad Complutense de Madrid, “la persona (y esto enlaza con otro concepto psicológico que se llama crecimiento tras la adversidad) descubre esas capacidades nuevas que desconocía y se siente mucho más seguro para enfrentarse a otras experiencias. Uno redescubre cuáles son sus determinados valores, y esto conduce a un cambio vital, de filosofía de vida”, agrega. 

Una de las personas que mencionamos anteriormente es María de Villota, quien después de perder un ojo en un accidente, siguió siendo piloto de Fórmula 1 y aumentó su fuerza y tenacidad en las competencias. Incluso se atrevió a afirmar que: “Ahora veo más que antes lo que es importante en la vida”, mostrando su capacidad de salir adelante tras la situación que vivió y ser resiliente. 

En la antigüedad, se consideraba que las personas resilientes- no existía el término en ese entonces- eran personas enfermas y que no actuaban con normalidad. Se consideraba que esta habilidad era algo negativo y que no tenía ninguna lógica. Este rasgo se consideraba como una patología que mostraba una incapacidad de canalizar las emociones negativas producto de la vivencia de experiencias traumáticas. Se pensaba que aquellos que eran resilientes no estaban procesando sus emociones de manera adecuada, cuando por el contrario esto es algo completamente sano y normal. 

Sin embargo, es importante aclarar que algunas personas pueden sentir experiencias de dolor pero no experimentarlo en el ámbito social. Incluso, pueden mostrar frente a los demás que  no están experimentando ningún problema y que se sienten felices y continuar su vida de forma normal. Este tipo de actitudes no son resilientes sino que tratan de ocultar su tristeza y demostrar a los demás que no tienen ninguna preocupación. 

Uno de los factores que contribuyen a la resiliencia de una persona es la espiritualidad o religiosidad. Esto hace que las personas adquieran un sentido y propósito de vida más allá de las circunstancias que se presenten. A su vez, la religiosidad y espiritualidad, hacen que las personas tengan un circulo social de apoyo que les ayude a superar los traumas de forma más rápida y llevadera. Lo anterior, tiene que ver con que las personas que acuden a centros religiosos, pueden expresar sus sentimientos y emociones con gente que piensa de la misma forma que ellos y les da apoyo. 

Sin embargo, la flexibilidad en las creencias es importante puesto que el ser muy radical, es perjudicial ya que las personas tienen un pensamiento muy cuadriculado que obstaculiza la recuperación frente a las adversidades. 

Finalmente, lo importante de la resilencia es verle el lado bueno a toda situación, es tratar de ver la vida como una lección y que cada cosa que nos pasa cumple un propósito en nuestra historia, ya sea una buena o mala experiencia. Claramente no es fácil hacerlo y se requiere mucha paciencia y valentía pero vale la pena hacerlo porque después de todo, las situaciones difíciles siempre van a estar presentes y lo más importante es aprender a superarlas y darnos cuenta de las posibilidades que seguimos teniendo por delante. Nunca es demasiado tarde para volver a empezar ni para corregir errores del pasado y ninguna circunstancia es tan grave que no tenga solución alguna. Siempre habrá obstáculos por superar y cada vez que lo hagamos tenemos que tener presente que saldremos fortalecidos de eso; de eso se trata la resiliencia.

Buscando la felicidad

Buscando la felicidad 

Cuando nacemos, llegamos al mundo sin prejuicios ni condicionamientos sociales. Como niños somos capaces de vivir cada momento sin esperar nada, sin crearnos expectativas, pero con el tiempo, la sociedad en la que nos criamos se encarga de cambiar estos esquemas mentales y nos convertimos en seres insaciables, buscando siempre lo que no tenemos. Es entonces cuando empezamos a pensar que, cuando tengamos lo que todavía no tenemos, entonces y sólo entonces, seremos felices pero cuando finalmente lo conseguimos automáticamente queremos algo más, algo diferente lo que modifica nuestro objetivo de felicidad nuevamente y se convierte en una lucha inalcanzable por la felicidad.

Habitualmente se percibe la vida como un camino de obstáculos que superar y que la felicidad es algo etéreo, que se nos escapa continuamente. La felicidad muchas veces es un estado temporalmente corto y sentimos que puedo no estar a nuestro alcance, que no depende de nosotros o que no lo podemos controlar. Sin embargo, ¿La felicidad depende exclusivamente de aquello que uno ha conseguido, o de que todo a nuestro alrededor sea perfecto? 

La felicidad constantemente se define como un estado de gran satisfacción espiritual y físico con ausencia de inconvenientes o tropiezos entonces es un estado que se lograría cuando alcanzamos nuestros objetivos. No obstante, hay personas que, teniendo las necesidades básicas contemporáneas de bienestar como trabajo, recursos económicos, vivienda, familia, amigos, salud etc., no son felices. Las personas que continuamente se responsabilizan de sus acciones, se ven menos influenciados por el qué dirán y se enfocan en cumplir eficazmente sus obligaciones,  así pues, aquellas personas tenderán a esforzarse en todo lo que hacen, y se perciben como seres más felices e independientes. Por el contrario, aquellos que responsabilizan a fuerzas externas a ellos de todo lo que les sucede, atribuyen a la suerte o la casualidad cualquier éxito o fracaso que obtienen, y no se creen capaces de cambiar su situación a través de sus propios esfuerzos, sintiéndose a menudo sin esperanzas e impotentes frente a situaciones difíciles; por ello son más propensos a experimentar la “infelicidad”. 

Entonces, ¿en qué consiste la felicidad? Aristóteles decía que “la felicidad depende solo de nosotros mismos” y se entiende que la felicidad radica en la capacidad de vivir y disfrutar del momento presente, ya que si se estápendiente del pasado o proyectando constantemente el futuro, se desarrolla ansiedad y estrés. Así que la felicidad es un estado interno de paz y bienestar, pero debemos diferenciarla de la alegría o la satisfacción que son sentimientos temporales asociados a momentos específicos. Comprendiendo la felicidad de este modo, se convierte entonces en un estado constante, que perdura incluso en momentos complicados de nuestras vidas y aunque ser feliz no significa que en un momento determinado podamos llorar, sentir estrés, al contrario, la felicidad es ese estado que nos permitirá tener más recursos y fortalezas para afrontar eventos desafortunados y adaptarnos a cada circunstancia.

La universidad de Harvard ha impartido un curso muy popular acerca de lafelicidad y como conseguirla, el profesor que la imparte es Tal Ben-Shabarun israelí experto en psicología positiva, la cátedra se fundamenta en encuestas y estudios de campo sobre las características y componentes que permiten vivir felizmente, básicamente son cosas bastante fáciles, por lo que estos estudios universitarios soportan esa frase antigua que desde siempre escuchamos que nos dice que» la felicidad está en las cosas sencillas».

A continuación listamos 12 consejos para conseguir la felicidad según la catedra de Ben-Shahar:

1. Realiza algún ejercicio: Hacer una actividad física es igual de bueno que tomar un antidepresivo para mejorar el ánimo, 30 minutos de ejercicio es el mejor antídoto contra la tristeza y el estrés podemos empezar con caminar un poco todos los días.

2. Desayuno la comida más importante: Algunas personas se saltan el desayuno porque no tienen tiempo o porque no quieren engordar, los estudios demuestran que desayunar ayuda a tener energía, pensar y desempeñar exitosamente las actividades durante todo el día.

3. Agradece a la vida todo lo bueno que tienes: Puedes escribir en un papel 10 cosas que tienes en tu vida que te dan felicidad, cuando hacemos una lista de gratitud nos obligamos a enfocarnos en cosas buenas que hemos conseguido.

4. Ser asertivo: “Pide lo que quieras y di lo que piensas”. Está demostrado que ser asertivo ayuda a mejorar la autoestima, en cambio ser apático y aguantar en silencio todo lo que te digan o hagan, genera tristeza y desesperanza.

5. Gasta tu dinero en experiencias no en cosas: Un estudio descubrió que el 75% de las personas se sentía más feliz cuando invertía su dinero en viajes, comidas, cursos o clases, en tanto, sólo el 34% dijo sentirse feliz cuando compraba cosas materiales. 

6. Enfrenta tus retos: “No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy” cuanto más postergas algo que sabes que tienes que hacer, más ansiedad y tensión generas, una forma útil es escribir pequeñas listas semanales de lastareas a realizar y cumplirlas. 

7. Pega recuerdos bonitos, frases y fotos de tus seres queridos por todos lados; Llena tu refrigerador, tu computador, tu escritorio, tu dormitorio, en fin, tu vida de los recuerdos bonitos.

8. Siempre saluda y sé amable con otras personas: Más de 100 investigaciones afirman que sólo sonreír cambia el estado de ánimo de la persona.

9. Cuida tu postura: Caminar derecho con los hombros ligeramente hacia atrás y la vista hacia el frente ayuda a mantener un buen estado de ánimo.

10. Acepta el fracaso: Toma los fracasos como parte de la vida y aprende de ellos.

11. Aliméntate bien: Lo que consumes tiene un impacto importante en tu estado de ánimo. Por esta razón, lo recomendable es comer algo ligero cada tres o cuatro horas para así mantener los niveles de glucosa estables; no saltarse comidas y evitar los excesos. 

12.- Arréglate y siéntete atractivo(a): El 41% de la gente dice que se siente más feliz cuando piensa que se ve bien.

Agregamos finalmente que filosóficamente la felicidad, de hecho, no se reduce solo al bienestar afectivo. Ser feliz supone que seamos capaces de lograr un equilibrio que supere nuestras contradicciones y conflictos, pues la felicidad es el resultado de una conquista primero sobre sí mismos y luego sobre un mundo en el que debemos tener en cuenta a los demás hombres.

¿DAR DE LO QUE RECIBES?

¿DAR DE LO QUE RECIBES?

Crisis financiera, decepción amorosa, traiciones, inestabilidad laboral, confusión, sentimientos de inferioridad, falta de concentración y demás, son muchos de los elementos que consiguen hacernos sentir derrumbados, triste o perplejos ante la vida. Lo peor, es que pueden se pueden presentar en un mismo periodo de tiempo o incluso en un mismo día. Es imposible pedir que no te asustes porque es normal sentir que el mundo se está cayendo por pedacitos y puede que te sientas herido por mucho tiempo.

Sin embargo, los seres humanos contamos con la capacidad de hacer frente a cualquier situación y tiene la oportunidad constante de cambiar lo que le aflige. Para ello, es necesario entender que la vida no es una constante de felicidad. No te engañes con un ideal de un próximo año luminoso y lleno todo de buenos momentos que te harán muy feliz. En la vida y en el mundo hay injusticias, hay confrontaciones, hay muchas situaciones que te harán inestable; hasta tu estrella favorita está librando su propia batalla interna en estos momentos y tú nunca sospecharás cuál es el motivo. Esa es una de nuestras características: la predisposición a las crisis. Pero atención, las crisis no son del todo malas. Después de sucedió algo malo y lograste superar tu malestar personal, da por hecho que eres un ganador pues adquiriste la experiencia que en su momento no tenías.

No obstante, hay ocasiones en que sentimos que cuando se habla de miseria se refieren específicamente a nosotros, pues así nos sentimos. Pero a pesar de todo, no olvides que eres la mezcla de muchos elementos y de todo tipo. Eres la mezcla de cosas extrañas, buenas y demás. Esa mezcla es la que permite que se faciliten y dificulten muchos aspectos de tu vida. Por ejemplo, si sientes especial interés a los números, es probable que tengas facilidades en la realización de cuentas. A pesar de ello, no hay ninguna garantía de que tenga una economía estable o de que sus inversiones sean las mejores. Todo es variable y mejorable. 

Es necesario, que a pesar de cualquier adversidad seas capas de considerar tus capacidades y talentos. La experiencia te dirá fuertemente que no vas a poder superar las peores de tus crisis si no confías un poco en ti; es una lección que todos debemos aprender y que cuesta mucho entender. Recuerda que para estar donde estás, eres fruto de una serie de experiencias que te han fortalecido de muchas maneras. 

Recuerda hacer una evaluación constante de lo que haces, en este caso, considera todo lo positivo que has hecho por ti y que además, has entregado a otras personas. Una vez te des cuenta de cuán importante has sido para el mundo pequeño de alguien más, entenderás que tu existencia no es gratuita. Ten valor de asumir la responsabilidad de las consecuencias o de emprender lo que creas que traerá la calma que necesitas.

Sumando a ello, debes empezar a moverte. Es necesario no parar de buscar lo que no tienes para conseguir lo que necesitas. Para ello, sácate de la cabeza la idea perezosa de que debes dar sólo lo que te piden. En tu trabajo deja de pensar en “no me pagan por eso”. No te confundas, no se trata de ser una persona voluntariamente explotada. Se trata de que hagas lo mejor que puedas en lo que sea que hagas. Por otra parte, piensa en esto. No se trata de reconocimiento, se trata de ser impecable en todas tus actividades cotidianas ¿y si hay una crisis en tu relación sentimental? Da lo mejor de ti, no pienses en dar de lo que has recibido. Piensa en ser la persona que no tiene reemplazo. Si definitivamente las condiciones  no mejoran, cambia tu parecer y busca nuevas oportunidades. De ser así, podrás tener confianza plena de ser bueno en lo que hacer ¿no te parece una gran posibilidad de ejercitarte en cualidades? Aunque suene extraño es así, una vez empieces a mejorar tus prácticas y te preocupes por hacer  lo mejor, las personas a tu alrededor notarán la diferencia. Basta ya de dar el mínimo por todo.

En el caso amoroso, recuerda que no es posible dar sólo de lo que recibes. Es posible que justo en este momento, tu pareja está dando todo de sí para ti y tú ni siquiera lo notes. Tienes que estar atento a las señales y estar agradecido con lo que tienes. No te sientas poco valioso o inseguro, no creas en tus celos a menos que sea una reacción a una noticia verdadera. Olvídate un poco del mundo y piensa en ti y túpareja. Da lo mejor de ti, los mejores sentimientos y momentos que puedas brindar. Esa persona y tú podrán sentir que tienen una relación más plena o en su defecto, podrás tener la convicción de que necesitabas alejarte de ella.

Procura siempre hacerte valioso en todos los ámbitos de tu vida, no tiene nada de malo. Además de ello, adquieres el pleno derecho de disfrutar las ventajas que de allí surjan. Lo último no es una posibilidad, será un hecho que si eres el mejor, tendrás muchas más puertas por abrir a comparación de quieres hacen lo mismo que todos hacen. Date un empujón a ti mismo y a pesar de la adversidad, encuentra un foco y usa lo que tengas para llegar hasta él. En el camino te irás ejercitando.

Tienes que aprender a sorprenderlos a todos. Disfruta del reconocimiento, del apoyo y de los buenos deseos que de allí surjan. Pero se precavido, no significa que te enfoques en sólo una de las  esferas de tu vida. Para ser el mejor en tu trabajo no es necesario descuidar a tu familia, incluso si sólo vives con tu mascota. Tampoco tienes que trabajar hasta desgastar por completo tu salud. Recuerda que lo que haces hoy será lo que te alimente mañana ¿de qué te sirve ser el mejor hoy y conseguir algo de estabilidad si no tendrás el estado físico para divertirte? No dejes nunca de pensar con proyección.

Adicción a las compras

Adicción a las compras

Generalmente las mujeres suelen comprar su accesorio favorito, zapatos carteras ropa entre otros… Recuerdo cuando mi hermana me invitaba a comprar ropa , era tanta la alegría que se le notaba que al final accedia acompañarla, pero lastimosamente durabamos horas de almacén en almacén y al final pasamos de nuevo pero ella comprando lo que más le había gustado. Hoy en dia este tema es más común en las redes sociales como instagram que venden ropa usada en buen estado y varios estilos de venta están a la mano de cualquier celular o/u dispositivo con internet.

Algunas personas se ríen de la etiqueta «adicto a las compras»; piensan que es una locura la persona debe «dejar de comprar». Si fuera tan fácil, no sería una adicción real y lo es. Comprar para la mayoría de nosotros significa correr al centro comercial por algunas cosas y luego nos vamos. Los adictos a las compras (a veces llamados adictos a las compras) no se comportan de esa manera.

La adicción a las compras, también conocida como trastorno de compras compulsivas, o compras compulsivas, afecta a millones de adultos. Se describe como la compulsión de gastar dinero, independientemente de la necesidad o los medios financieros. Si bien muchas personas disfrutan de las compras como un regalo o como una actividad recreativa, las compras compulsivas son un trastorno de salud mental y pueden causar graves consecuencia.

Las personas con este trastorno pueden ser adictas a cierto producto, como ropa o joyas, o también pueden comprar cualquier cosa, desde alimentos y productos de belleza, hasta acciones o bienes raíces.

La persona con una adicción a las compras tiene la misma prisa o mayor de hacer compras que la que usa alguien que abusa de las drogas. Una vez que el cerebro asocia compras con este placer o placer, la persona con una adicción a las compras intentará recrearlas una y otra vez.

Poco se sabe sobre esta adicción. La investigación es mixta, con algunos estudios que muestran que las mujeres tienen más probabilidades de tener esta adicción que los hombres. Otra investigación ha demostrado que los hombres y las mujeres tienen el mismo riesgo de desarrollar el trastorno.

Algunos estudios muestran que la edad promedio de una persona con una adicción a las compras es de 30 años. Otros estudios muestran que ocurre entre los 18 y los 20 años, cuando las personas pueden establecer su propio crédito. Sin embargo, aún se necesita hacer más investigación.

Los síntomas

Alguien con una adicción a las compras puede ocultar bien su problema y, a veces, los únicos que saben sobre su problema son los más cercanos a ellos. Las personas con un trastorno de compra compulsivo pueden ocultar sus compras o parecer que tienen mucho dinero para gastar en compras.



Muchos compradores compulsivos transmiten una imagen de riqueza y éxito, mientras que en realidad están profundamente endeudados. Si no pueden dejar de comprar o tienen grandes cantidades de deuda de compras, pueden tener una adicción.

Una persona con una adicción a las compras puede:

-Obsesionarse con hacer compras sobre una base diaria o semanal.

-Comprar para lidiar con el estrés.

-Máximo de tarjetas de crédito o abrir nuevas sin pagar saldos anteriores.
-Siente euforia intensa o emoción después de realizar compras.
Compra cosas innecesarias o compra artículos que no se usan.
-Robar o mentir para seguir comprando.

Sentirse arrepentido o arrepentido por las compras, pero seguir comprando
-Ser incapaz de pagar deuda o administrar dinero.
-Fallo en los intentos de dejar de comprar compulsivamente

¿Cuáles son los tratamientos para la adicción a las compras?


La adicción a las compras puede ser difícil de manejar, ya que hacer compras es una parte normal de la vida cotidiana. Todos tienen que comprar alimentos regularmente, y cosas como ropa, productos personales y automóviles de vez en cuando. Pero simplemente dejar de comprar no puede tratar una adicción a las compras.

Santa Cruz de Tenerife.- 07.01.13.- Primer día de la rebajas de enero.



Dependiendo de la severidad de la adicción a las compras, el comprador compulsivo puede necesitar ser «cortado» del flujo de efectivo.

Alguien más puede necesitar estar a cargo de sus finanzas. En casos raros, una persona con adicción a las compras puede necesitar ingresar a un programa de adicción para pacientes hospitalizados.

La mayoría de las veces, una adicción a las compras puede tratarse con terapia conductual y asesoramiento individual. La persona con una adicción a las compras debe desarrollar el control de los impulsos y también aprender a identificar los factores desencadenantes.



En muchos casos, la adicción a las compras puede deberse a problemas emocionales más profundos o problemas de salud mental. Si se debe a la depresión u otros problemas de salud mental, los medicamentos pueden ayudar. Un experto en salud mental puede ayudar a determinar si esto es una posibilidad.

El tratamiento apunta a interrumpir el ciclo de auto perpetuación, enfrentar el problema y desarrollar formas nuevas y saludables de pensar, sentir y actuar.

Además, la creación de una red de apoyo de amigos y familiares y otras personas con adicciones a las compras puede superar sus problemas y seguir viviendo una vida saludable y satisfactoria.

¿Cuál es la perspectiva para la adicción a las compras?

Si no se trata una adicción a las compras, los compradores compulsivos se endeudarán cada vez más. Pueden perder amigos y la confianza de sus seres queridos en el proceso. Incluso podrían perder su hogar o propiedad si no pueden administrar su dinero.

Alguien con una adicción a las compras puede recurrir al robo para mantener su hábito, lo que lleva a arrestos y cargos criminales. A veces, solo piden ayuda cuando «tocan fondo» y ocurren eventos graves.

Para superar la adicción, las personas con un trastorno de compra pueden necesitar un familiar o un amigo cercano para ayudarles a administrar su dinero en las primeras etapas de la recuperación. Pero en última instancia, es su responsabilidad aprender los hábitos de gasto apropiados. La parte más difícil de una adicción a las compras es lidiar con los resultados financieros del comportamiento adictivo.



Es posible que alguien con una adicción a las compras deba declararse en bancarrota, refinanciar su hipoteca o aceptar un trabajo adicional para pagar la deuda. Además, pueden tener dificultades para encontrar un trabajo o alquilar una casa si tienen un puntaje de crédito bajo.

Al igual que otras adicciones, un comprador compulsivo puede recaer. Pero con el apoyo adecuado, pueden aprender estrategias de afrontamiento y retomar el camino hacia la recuperación. A pesar de los desafíos, una persona con una adicción a las compras puede aprender a manejar la adicción y adoptar conductas de gasto más saludables.

Cinco pasos para superar una infidelidad

Cinco pasos para superar una infidelidad

Si atravesaste por la dura situación de haber descubierto una infidelidad por parte de tu pareja, pero sientes que no debes abandonar su relación te traemos algunos tips para reconstruirla.

La mayoría de nosotros ha tenido que lidiar con una situación en la que nuestra pareja construye una relación paralela con otra persona o advertimos de un desliz por parte de ésta. Nos preguntamos si es posible continuar con nuestro noviazgo o matrimonio después de haber descubierto tal infidelidad y bajoqué condiciones se puede dar esa posibilidad. Si se puede volver a construir un lazo de confianza entre nuestra pareja y nosotros o si es mejor permanecer siempre alerta de otra traición. Si es posible medir el modo en que nuestra relación se vio afectada por la deslealtad para arreglarla o si es mejor abandonar la posibilidad de continuar con ésta.

El sentimiento que más reiterativamente se postra en nuestra consciencia es el de la decepción. Descubrir que fuimos engañados deteriora fuertemente la imagen que teníamos de nuestra pareja y las expectativas que habíamos construido sobre nuestra relación. Los sentimientos que se manifiestan en nuestro interior son muy negativos y es muy difícil deshacerse de ellos, e imposible hacerlo de la noche a la mañana.  Incluso, a veces, son tan fuertes que no resulta viable hacerlo o no vale la pena.

Podemos racionalizar una situación de infidelidad si tenemos en cuenta que, en primer lugar, no somos los primeros en caer en esa decepción. Millones de personas hemos tenido que soportar el dolor que una traición de tal magnitud causa en una relación, en la imagen que teníamos de nuestra pareja y en la imagen que teníamos de nosotros mismos. Es una situación que afecta gravemente nuestra autoestima y nuestro orgullo de la cual no es fácil recuperarse. En segundo lugar podemos concebirla de un modo más inteligente si empezamos a tener en cuenta que tanto la fidelidad como la infidelidad son conceptos que tienen un origen más sociológico que biológico, por lo que las afecciones que pueda causar son reparables mediante el ejercicio psicológico.

Podemos, también, analizar el contexto en el que la infidelidad por parte de nuestra pareja se haya suscitado, pues éste puede llegar a cobrar una importancia incluso mayor a la misma infidelidad. No es lo mismo una aventura en la que incurrió nuestra pareja en un escenario determinado, en un momento puntual bajo ciertas circunstancias que una relación romántica que se haya construido a nuestras espaldas con otra persona.Una situación como esa implica una cantidad de variables mucho más considerables que en caso contrario y se podría presumir una premeditación y una búsqueda por parte de nuestra pareja de establecer los escenarios en los que podrían expresar sentimientos a costa de nuestra confianza, caso en el que el perdonar se hace mucho más difícil.

Es posible superar una infidelidad

Una aventura puede no resultar determinante a la hora de disponernos a superar una infidelidad. Aunque los casos en los que uno de los involucrados en la relación termina comprometido en una situación subida de tono con otra persona se derivó de acciones espontáneas e irreflexivas, la otra parte puede perder, de igual manera, la confianza que había construido para con su pareja y es posible que se sienta insegura sobre si esa situación, en la que su pareja no midió las consecuencias de sus actos, pueda volver a presentarse.

De modo que: ¿qué aspectos tenemos que tener más en cuenta a la hora de resolver superar una infidelidad y seguir con nuestra pareja?- Honestidad. Cualquier problema ante el cual una pareja tenga que enfrentarse tiene que evaluarse abiertamente, con sinceridad. En el caso de una infidelidad existen una gran cantidad de variables que puedan haber llevado a nuestra pareja a buscar cualquier tipo de estímulos en una persona que no somos nosotros y, aunque ello no justifica el engaño del que hemos sido víctimas, decirnos la verdad uno al otro podría solidificar las bases de nuestra relación y facilitar el trabajo de arreglarla mediante la identificación de los puntos flacos de ésta para subsanarlos y construir acuerdos.- Darnos tiempo y espacio. Permitirle un tiempo de reflexión a nuestra pareja es muy importante a la hora de perdonar una infidelidad.

Las primeras reacciones de nuestra parte cuando nuestra pareja nos es infiel son de rechazo, lo cual es consecuencia de la fractura de la imagen, muchas veces idealizada, que teníamos de ella la cual ahora se ve enfrentada a la realidad. Si nos damos nuestro espacio el uno al otro podríamos determinar más conscientemente si es posible o no seguir con nuestra relación.- Evaluar los hechos. Conocer los detalles y el contexto en el que se desarrolló la infidelidad es vertebral en el proceso de recuperación para que podamos determinar si superar el engaño es posible. En este punto es muy importante pedir absoluta sinceridad por parte de nuestra pareja evitando caer en el error de pedir descripción de los pormenores de forma exageradamente detallada, lo cual no ayuda a restablecer los lazos de confianza con la pareja, ni tampoco en las comparaciones que puedan afectar nuestra autoestima.- Pedir no continuar con las interacciones con la otra persona.

Es de suma importancia que la persona por la cual se desató la infidelidad desaparezca del panorama de la relación, así se haya configurado en una simple aventura, ya que la presencia de ellos en escenarios en los cuales estemos con nuestra pareja puede generar incomodidades que eventualmente terminan abriendo rencillas y desatando peleas y problemas.- Partir desde cero. Una vez que la situación ha sido expuesta y hemos discutido con suficiencia respecto a lo sucedido hay que tener claridad sobre el que si se están dando una segunda oportunidad, se está asumiendo un compromiso serio que tiene que respetarse con madurez y responsablemente. Debemos seguir adelante haciendo un esfuerzo por no recordar lo sucedido, lo cual deriva inevitablemente en recriminaciones e, incluso, conductas vengativas.

5 claves para empezar el día con el pie derecho

5 claves para empezar el día con el pie derecho 

La forma en que empezamos el día influye en la productividad que tendremos a lo largo de la jornada, pues un día que empieza mal probablemente continúe mal, expresión que coloquialmente conocemos como “levantarnos con el pie izquierdo”. A continuación, presentamos las 5 claves que, según los expertos, se necesitan para empezar bien el día:

1. Estudios han demostrado que la parte del cerebro que se encarga de regular los ciclos biológicos se estimula con los patrones, pues las células del núcleo supraquiasmático guardan rutinas, hechos simétricos o repetitivos, así que, optimizar las horas de sueño y dormirse siempre a la misma hora incluyendo los fines de semana son hábitos sanos para empezar un buen día. Pero como no somos robots y estamos a la expectativa de los días libres para salir o quedarnos hasta tarde despiertos, somos conscientes que cumplir al pie de la letra esta recomendación no es tarea fácil.

 2. Si llevar un horario fijo de sueño es complicado, el acto de sí despertarse a veces es casi imposible, es tentador postergar el despertador y alargar unos minutos el sueño que en algunas ocasiones se pueden convertir en horas, esta práctica hace que cuando finalmente nos levantamos tengamos una sensación de cansancio y solo pensemos en que el día acabe para volver al colchón. Nuevamente la explicación tiene que ver con los ciclos biológicos del cerebro y las neuronas que los controlan, pues, cuando escuchamos por primera vez la alarma y nos despertamos, el cuerpo internamente comienza a activarse a pesar que todavía te sientas dormido, luego al prolongar esos 5 minutitos más la alarma, el cerebro interpreta que seguiremos descansando y se programa para una fase de sueño profundo por eso es que cuesta más despertarse y nos deja la sensación de levantarnos cansados como zombies adormilados.

3. Para impulsar el cuerpo en las mañanas, recomiendan luego de levantarte y antes de tomar el desayuno, dedicar unos minutos a hacer ejercicio. No se trata de una rutina de ejercicio exhaustiva o que salgas de casa, es cuestión de unos simples ejercicios de estiramiento, puede ser un poco de meditación o yoga para activar la circulación a nivel sistémico y elevar los niveles de algunas hormonas. Esto nos hará sentiren general, con más energía, con mayor bienestar y de buen humor por las dopaminas que se liberan durante ejercicio, además contribuye a la quemar grasa.

4. Una de las costumbres al despertar es ir corriendo a desayunar, a pesar de que es un acto lógico, incluso si tenemos un horario de sueño reducido ya que normalmente la franja de sueño es el momento en el que el cuerpo pasa más tiempo sin recibir nada en el estómago, la ciencia ha desvirtuado que el desayuno sea la comida más importante del día, pues se ha demostrado que lo importante es llevar hábitos sanos de alimentación durante toda la vida. Pero que el desayuno no sea la comida más importante del día tampoco implica que no sea importantedel todo. Según varios estudios, durante la mañana el cuerpo se encuentra quemando grasas de manera activa, por lo que hacer ejercicio durante esa hora es más eficiente, así que lo mejor es evitar el consumode grasas y tomar en su lugar cereales integrales, hidratos y fruta, en trozos o en forma de jugo.

5. Ser productivo durante las mañanas es realmente difícil para algunas personas, y la fuerza de voluntad es algo que se va agotando a lo largo de del día, la ciencia ha comprobado que el verdadero problema resideen el denominado efecto Zeigarnik descubierto por una psicóloga rusa. Básicamente consiste en que lo que más nos cuesta a la hora de completar una tarea determinada es el empezar, el cerebro ve la tarea, se fatiga ante la perspectiva y en su lugar comienza a proponer tareas más pequeñas y breves, pero más satisfactorias lo que es, en esencia, la ciencia que hay detrás de la procrastinación. Lo recomendable es colocar las tareas más difíciles de completar al principio de la mañana y dejar el resto para más tarde. Completarlas no sólo nos hará sentir mejor, sino que la motivación extra nos ayudará a su vez a completar más tareas posteriores. Otro consejo es no divagar y para ponerse manos a la obra a primera hora, es buena idea escribir al finalizar la jornada o antes de irse a dormir, las tareas que tenemos pendientes para el siguiente día y priorizarlas. De ese modo, cuando comenzamos a trabajar, el cerebro ya tiene una idea previa no sólo de la planificación para el resto del día sino del reto inmediato que tiene al frente.

En conclusión, una vez te acuestes y despiertes a la misma hora durante varios días seguidos, lo más probable es que abras los ojos de manera “natural”, sin necesidad de ninguna alarma y, en el caso de que la necesites, te costará mucho menos salir de la cama evitando postergar el despertador. El hacer ejercicio no tiene por qué llevar una cantidad significativa de tiempo, 15 o 20 minutos son suficientes, y los beneficios compensan el tiempo que perdemos de sueño. En lo relativo a esto últimosegún los estudios, no hay una relación directa entre dormir más y descansar más, lo relevante es hacerlo de manera ordenada y regular. Por ejemplo, una persona que duerme todos los días 6 horas, pero se acuesta y se levanta siempre a la misma hora tendrá un descanso mucho mejor que otra que duerme 8 horas, pero en diferentes franjas horarias durante la semana.

Dicho de otro modo, no “pierdes” sueño si recortas 15 minutos para hacer ejercicio, más bien te beneficias al 100% al ejercitarte. Las bases científicas demuestran que la meditación es una rutina completa que puede ayudarte no sólo a empezar mejor el día sino durante el día a día engeneral. Para finalizar, las recomendaciones aquí descritas son simples rutinas de autocuidado, llevar a cabo esto no te llevará mucho tiempo y, en cambio, se verá reflejado en una mejor actitud y un estado de ánimo optimo durante la jornada, pues es una práctica que incrementa tu autoestima y por consiguiente elevará tu calidad de vida.