Consejos para padres de hijos víctimas de bullying

El bullying es una problemática que aqueja a muchos jóvenes y niños alrededor del mundo y se ha convertido en una gran preocupación para los padres. Lo más preocupante de este asunto es que algunos colegios se han mostrado condescendientes con estas situaciones de acoso e incluso han afirmado que este problema no existe dentro de sus aulas. 

En este artículo le daremos algunos consejos para lidiar con una situación de bullying que es negada por el colegio de su hijo. Nuestra principal recomendación es que ante cualquier sospecha o caso confirmado no se quede callado e insista al plantel educativo y a las respectivas autoridades para que tomen las acciones necesarias para detener el problema. 

En algunos países de Latinoamérica como Ecuador, el gobierno ha impulsado una serie de medidas para ponerle freno al bullying. En el 2017 entró en vigenciaun Protocolo de actuación ante situaciones de violencia detectadas o cometidas en el sistema educativo. Este protocolo indica que es obligación de los colegios denunciar ante las autoridades estos casos de matoneo y violencia. 

Dentro de este documento también se menciona que si un profesor llega a conocer un caso de matoneo, este debe hacer saber a la institución educativa, expresarle su apoyo y evitar caer en la re victimización, ya sea por la omisión de la ayuda, por culpabilizar a la víctima, entre otros. 

La problemática del bullying se agudiza cuando profesores y demás trabajadores de los colegios responden frente a las denuncias con frases desobligantes o que cuestionan la veracidad de los hechos. Frases como: tú provocaste lo que te sucede; te lo advertí; miren lo que le ha pasado a su compañero/a, son algunas de las más comunes a las cuales se enfrentan las víctimas de bullying cuando denuncian ante sus profesores o directivas del colegio. 

Sin embargo, países como Ecuador, establecen que las instituciones educativas deben fortalecer sus acciones y proceso para prevenir y erradicar el mateoneo, con el fin de proteger a los niños y jóvenes que se ven involucrados en este tipo de situaciones lamentables. La prioridad debe ser buscar proteger la integridad física y psicológica de las víctimas, ayudarlas con el proceso de denuncia y mantener su confidencialidad, aún más cuando hay casos de violencia sexual de por medio. 

En el protocolo ecuatoriano, se establece que: «En caso de que el agresor o agresora sea docente o autoridad de la institución educativa, se debe (…) romper el mal llamado ‘espíritu de cuerpo’ y recalcando que la violencia contra niños, niñas y adolescentes es un delito», en la página 66. Además considera que entre las formas más comunes de matoeneo se encuentra la violencia psicológica, la violencia física y la violencia sexual. El primer tipo de violencia, se refiere a todos los actos que afecten la salud mental de la persona como las amenzas, el chantaje, la humillajo, los insultos, el hostigamiento, etc. También incluye los gritos, apodos, burlas, comentarios peyorativos, discriminación, groserías, sarcasmos, etiquetamientos y maltrato emocional, difusión de rumores, entre otros. 

Es imporante aclarar que en los colegios, el bullying puede manifestarse no solamente entre los estudiantes, sino que también puede darse por parte de los profesores, autoridades, directivos y padres de familia. En el caso de la violencia física, nos referimos a todo acto de fuerza que cause daño, dolor o sufrimiento físico en los agredidos, cualquiera que sea el medio empleado y sus consecuencias”. Frecuentemente, vemos que los jóvenes y niños víctimas del matoneo se enfrentan a golpes, puñetazos, patadas, pellizcos, bofetadas, torceduras, empujones, fracturas, intentos de ahogamiento, agresiones con objetos contundentes, arma blanca, castigos físicos reiterados, provocación de mutilaciones, quemaduras, ingestión forzada de drogas. 

Finalmente, la violencia sexual hace referencia a los toqueteos, caricias, manoseos o acercamientos consentidos o no por parte de un adulto o un compañero hacia un niño o adolescente. Este tipo de bullying entra también en la categoría de delito puesto que atenta directamente contra la intimidad de la persona. En estos casos también se ha observado que, en ocasiones, se fuerza un niño o joven a que toque partes íntimas de una persona o de compañeros, hacer comentarios de índole sexual, respecto a su apariencia, usar palabras eróticas, solicitar o llevar a cabo encuentros con finalidad sexual. 

El bullying es un asunto que crece cada día más, las cifras de este flagelo son alarmantes alrededor del mundo. Tan solo en Ecuador, país donde se implementó este protocolo, se sabe que uno de cada cinco estudiantes de entre 11 y 18 años afirma haber sido víctima de acoso escolar. Lo anterior, da cuenta de la gravedad de esta problemática y nos invita a reflexionar acerca de la necesidad de tomar medidas reales para evitar que estos casos sigan quedando en la impunidad. 

La clave para la solución de este problema es que las instituciones educativas se compromentan en la aplicación de este tipo de protocolos y que, además contribuyan a la prevención de casos de mateoneo y propicien un ambiente sano para sus alumnos. A su vez, se invita a los padres a que no se queden quietos frente a la negativa de los colegios de cooperar en casos de bullying y que acudan a las autoridades gubernamentales para pedir ayuda y denunciar la neglicencia del plantel educativo. 

El caso ecuatoriano es especialmente relevante puesto que impone sanciones de tipo penal a aquellas personas que no estén dispuestas a aplicar el protocolo y que sean negligentes frente al bullying en las aulas. «Es importante recordar que el acto de denunciar no es opcional, es decir: quien no ponga en conocimiento de la autoridad competente una situación de violencia está cometiendo una infracción penal, tal como lo señala el Código Orgánico Integral Penal (COIP) en el artículo 277». 

El gobierno de ese país se encuentra tan comprometido con la erradicación del bullying que el22 de junio del 2017, el ministro de Educación, Fánder Falconí, dijo que: “Hago esta invocación porque en los últimos días, según diferentes denuncias, hemos constatado con indignación y hasta con horror, cómo varios estudiantes han sido víctimas de todo tipo de delitos”.

Esperamos que los demás países del continente emprendan acciones concretar como esta para darle fin a la impunidad y normalización del matoneo entre jóvenes y niños. 

¿Cómo puedo detectar si mi hijo tiene baja autoestima?

Existen mecanismos para identificar conductas que puedan sugerir que nuestros niños tienen baja autoestima y forma de hacer que ésta mejore. Acá te mostramos algunos.

La reacción de un niño ante una situación que pueda poner a prueba el nivel de confianza que tiene en sí mismo es una forma muy efectiva de evaluar el nivel de autoestima del pequeño. Si un niño se muestra inseguro ante algún reto o se le nota muy dubitativo ante una elección simple puede ser una señal de alerta. De igual modo si es pesimista frente a la mayoría de situaciones, parece convencido de que las cosas no se le van a dar bien o en un ambiente lúdico se le ve retraído.

Cuando un niño no muestra confianza en sí mismo puede que se deba a que se le ha restringido su personalidad y busca copiar el modo en que los demás hacen las cosas. La permanente búsqueda de modelos de comportamiento es un claro indicador de que el niño tiene baja autoestima. Un pequeño que no confíe en el talento que tenga para actividades cotidianas como dibujar, cortar, jugar o, incluso, comunicarse, estará fijándose en el modo en que sus compañeros de clase ejecutan esas tareas para así tener garantía de que lo está haciendo correctamente, así no sea así.

Tips para que los padres combatan la baja autoestima en un niño

La primera clave para subir la autoestima de un niño es que, cuando éste ejecute alguna tarea, juegue algún juego o haga cualquier cosa, estemos pendientes de valorar el proceso más que el resultado. Es importante que motivemos al niño a que se entretenga y considere el proceso como algo más valioso que el producto de su ejercicio y hacer una interpretación constructiva sobre éste en caso de que no salga bien. Lo fundamental es que el niño sienta que no es más valioso el resultado de lo que hizo, sino el que lo haya hecho él, que lo haya intentado. Que lo importante es él. El verdadero objetivo de este ejercicio es que el niño sea educado para “ser” mejor. El contexto social en el que el niño se vaya a desarrollar se encargará de que el niño busque “tener” más.

Lo más conveniente cuando estamos criando a un niño es que desarrolle el potencial innato que tenga para las actividades que le agradan, esto se logra permitiendo que construya su propia identidad y que, a partir de ésta, se desenvuelva en los campos que sean de su interés. Eso lo logramos facilitando el contexto para que exprese ese potencial sin restringirlo, ya que es propio del niño y es buena idea explotarlo.

Para explotar ese potencial intrínseco  en primer lugar debemos identificarlo con claridad y hacer que las actividades cotidianas del niño se vean estimuladas a partir de éste. Entre más estímulos encuentre el niño a su alrededor que estén relacionadas con el potencial que hayamos descubierto en él, más fuertemente estaremos fortaleciendo su propia personalidad y el producto que tendremos de haber estimulado ese potencial será un niño más confiado en sus capacidades, más satisfecho con sí mismo y con el resultado de las cosas que haga y más feliz. El que cualquier ser humano que haya alcanzado el éxito en las cosas que haga se debe a que desarrolló su potencial de acuerdo a su identidad innata.

Si identificamos en nuestro hijo conductas que puedan sugerir que tiene una baja autoestima tenemos que ponernos en la tarea de observar muy detenidamente las cosas que hace y escuchar con mucha atención las cosas que dice, esto con el fin deencontrar los prejuicios que se haya creado sobre sí mismo y la opiniones que estén limitando el desarrollo de su personalidad y estén causando que la autoestima del niño esté baja. Es a partir de esas observaciones que podremos encontrar fórmulas para que el niño haga una reinterpretación de esos prejuicios de modo que se concientice de ellas, las racionalice y lleve a cabo un proceso cuyo resultado será, finalmente, que los miedos que se hayan suscitado a raíz de esa mala imagen que tiene de sí mismo desaparezcan.

Reiteramos: es capital encontrar cuál es el potencial que podemos explotar en la personalidad del niño. Este hallazgo se convierte en la más poderosa y efectiva herramienta para desarrollar su propia forma de ser y evitar que caiga en los problemas que conlleva la baja autoestima. El apoyo de nosotros, como padres, es fundamental para que el niño crezca interiormente para que éste pueda encontrar qué le apasiona y que le hace feliz. En lo que puede invertir toda su energía, inteligencia y talento.

Otra estrategia que podemos adoptar para desarrollar la personalidad del niño y subir su autoestima es reforzando su educación en los temas que le interesan. Claro, que el niño sepa matemáticas resulta muy importante para poder completar su educación básica, pero debemos comprender que si un niño encuentra gusto en otra materia, ya sea dibujo o música, y ésta se le facilita más que las demás es más probable que el pequeño alcance la excelencia en las materias de su interés que en las que no se le dan tan fácilmente. Si pensamos en clave “reforzar en las materias del interés del niño” en vez de “reforzar en las materias en las que no encuentra tanto interés”, veremos cómo alcanza el éxito en las primeras al tiempo que desarrolla su personalidad, mejora su autoestima y mayor disposición para otras materias.

Para terminar traemos un corto cuento de Alejandro Jodorowsky

– Maestro, tengo un problema con mi hijo
– Me trajo las notas del colegio, una alta calificación en dibujo y una pésima calificación en matemáticas.

– ¿Qué harás? – dijo el maestro

– ¡Lo pondré de inmediato a tomar clases particulares con un profesor de matemáticas!

– Necio, ponlo de inmediato a tomar clases particulares con un profesor de dibujo.
– Todos servimos para algo pero no todos servimos para lo mismo.

El futuro de la educación a través del home school

La educación de los hijos es un de los aspectos más esenciales y fundamentales para la vida de cualquier padre, por ello la oferta educativa es extremadamente amplia en cuanto a colegios y sistemas de formación. Durante los últimos años ha venido creciendo la tendencia de educación en casa o home school; dicho sistema como su nombre lo indica permite que los estudiantes estudien directamente desde su casa por medio de tutores los cuales los van formando en las áreas esenciales.

Este tipo de educación ha venido abriéndose paso en nuestra nación gracias a que en términos económicos radica un aliciente para los padres, quienes pagarán menos por una educación de calidad. Para nadie es un secreto que uno de los problemas más neurálgicos que tiene nuestra sociedad es la desigualdad en cuanto a lo educativo ¿Por qué? Estudiar en un colegio que te ofrezca bilingüismo y altos estándares de calidad cuesta mucho dinero; pero no todos los padres de familia pueden garantizar este tipo de educación para sus hijos, por ello en aras de garantizar que sus hijos se formen de una manera integral y con educación de calidad han optado por elegir y por darle la oportunidad a este tipo de educación alternativa. 

El home school no solamente permite un aliciente económico para los padres, sino que también es un sistema que permite que los niños puedan compartir más tiempo ya sea con la madre o con el padre. Adicionalmente este sistema educativo permite que los padres puedan educar a sus hijos en los valores que a ellos mejor les parezca; este tipo de educación es esencial y fundamental para aquellas personas que no confían en la educación laica o en la educación que se está ofreciendo actualmente. Claramente se puede ver que este tipo de educación es usado por familias conservadoras las cuales no están dispuestas a que sus hijos puedan aprender una formación de mayor liberalidad. 

Una de las mayores desventajas que puede presentar este tipo de sistema educativo es que el infante no va a poder compartir con sus congéneres, no va a poder socializar ni tampoco va a poder entablar ningún contacto tan directo como usualmente cualquier niño lo haría en su salón de clases. Por ello, dentro del home school los padres deben tener la pericia y tienen que ser perspicaces para poder lograr que sus hijos no se conviertan en personas asociales. Usualmente las personas que tienen a sus hijos bajo este modelo educativo para complementar la formación en estas áreas sociales que es tan fundamental en el desarrollo de la personalidad del infante recurren a cursos extracurriculares como cursos de música, como cursos en deportes los cuales les permita socializar con las personas de su misma edad. 

Este tipo de educación altamente permite la calidad, que sea desde casa no significa una puerta abierta hacia la vagancia. Por el contrario, las familias que optan por el home schoolson familias que tienen una mayor conciencia de la responsabilidad y los estudiantes adquieren una mayor responsabilidad que los que toman sus clases en el colegio porque lograr horarios de estudio o lograr una compenetración con las materias que puedan ver solamente se va a lograr a partir de la disciplina y a través del autoestudio. Este tipo de educación no significa que el estudiante va a ser un completo irresponsable sino por el contrario va a abrir la puerta para que el estudiante sea el encargado de estar al tanto de su proceso formativo. 

El home school claramente no es fácil pues requiere que su enseñanza y aplicabilidad se haga desde los primeros años de la persona. Un home school para personas que se encuentren en bachillerato o en un grado avanzado de la primaria sería infructuoso, pues en primera medida van a estar acostumbrados al modelo tradicional de educación y en segunda medida al tener un cambio tan drástico de pasar de socializar con sus compañeros en un colegio a pasar a estar en un proceso formativo solos en sus casas van a sufrir un golpe muy fuerte el cual no podrá ser bien recibid. Por eso, se recomienda que las personas que decidan incluir a sus hijos bajo este esquema educativo que no solamente lo hagan cuando sus hijos estén en temprana edad, también los padres deben estar dispuestos a saber que van a tener que sacrificar mucho de su tiempo para poder lograr esa disciplina para la enseñanza. 

El home school en Colombia es una opción considerablemente buena para poder permitir que los jóvenes puedan formarse con educación en los valores que la familia quiera establecer y también es un excelente modelo educativo que permite que el estudiante pueda adquirir herramientas educativas que no adquiriría en un sistema convencional. Por ello, no es de extrañar que el home schoolhaya cogido tanta trascendencia y tanta relevancia en todos los países de América Latina y que ahora mismo se esté hablando y esté haciendo tanto eco dentro de la sociedad. 

Es evidente que el home school ofrece una ventaja dentro de un sistema rígido en cuanto a la educación. Aquí no se vale decir si es bueno o es malo, aquí el objetivo de este artículo radica en querer mostrar las ventajas y las desventajas que el modelo puede ofrecer. La decisión la pueden y deben tomar los padres, ésta no está a cargo de nadie más sino de los encargados del proceso educativo de sus hijos. No obstante, a lo que se quiere llegar es que se quite toda venda y toda mácula maliciosa frente a la figura del home school.

El sistema educativo tradicional no significa una panacea, no significa mejores estudiantes, no significa educación en valores. El sistema educativo tradicional significa un sistema de enseñanza, pero el home school significa la oportunidad que los padres puedan permitirse educar a sus hijos en los valores que mejor les parezcan. El home school significan la oportunidad que los padres puedan compartir con sus hijos y que los hijos puedan compartir con sus padres; porque muchas veces dentro de los avatares y los afanes del diario vivir, el trabajo ha consumido el tiempo entre padres e hijos y la escuela se ha convertido en ese padre y madre sustituto de los jóvenes. Por ello, es vital volver al contacto entre los padres y los hijos para que así se puedan establecer relaciones filiales, relaciones que privilegien y premien ese contacto directo. 

Por eso mi invitación es para que todas las personas que tengan hijos pequeños o estén pensando en el proceso educativo de sus hijos vean en el home school una oportunidad que les puede cambiar la vida.

Las claves de educación para los hijos según investigadora de Standford

Ser padre es una responsabilidad enorme que hace que cambiemos drásticamente nuestras prioridades. La gran mayoría de los padres está dispuesto a hacer grandes sacrificios por lograr el bienestar de sus hijos y su felicidad. 

El tema de la felicidad, no obstante, suele ser complicado por lo cual no necesariamente está dentro de las prioridades. Según lo expresa Julie Lythcott-Haims, quien es la jefe de los alumnos de primer curso de la Universidad de Standford, esto es una grave equivocación. 

Stanford es una prestigiosa universidad de Estados Unidos donde los mejores estudiantes del país se forman en Humanidades, Ingeniería, Administración, Derecho, Medicina, etc. En esta universidad han estudiado 27 premios Nobel y dentro de la institución se encuentran grandes desarrollos tecnológicos como el acelerador de particular, un parque empresarial y un gran centro médico. Además, ha sido la cuna de importantes empresas como Hewlett-Packard, Cisco, Google y Yahoo. 

De acuerdo con Lythcott, “Sentimos que un chico no puede triunfar a menos que tenga un padre protegiéndolo y previniéndolo a cada momento, gestionando cada detalle”. En su conferencia de TED, actualmente muchos padres intervienen demasiado en la vida de sus hijos y les imponen estándares de éxito tradicionales, que generan problemas en su vida futura. 

«Pasamos mucho tiempo muy preocupados por los padres que no se implican lo suficiente en las vidas de sus hijos, en su educación y crianza, y hacemos bien», dice Lythcott-Haims. «Pero, desde el otro extremo, también estamos haciendo mucho daño. Sentimos que un chico no puede triunfar a menos que tenga un padre o madre protegiéndolo y previniéndolo a cada momento, haciendo sombra sobre todo lo que le pasa, gestionando cada detalle y dirigiéndolo a un pequeño conjunto de universidades y carreras. Cuando criamos a los chicos así… y digo ‘criamos’ porque Dios sabe que yo también he caído en esta tendencia con mis dos hijos adolescentes, acaban teniendo una infancia que es como una lista de tareas«.

Además, la autora señala que los niños que antes pasaban tiempo en casa o en la calle ahora parecen ser abandonados. En esos momentos se considera que están perdiendo el tiempo, debido a que se considera que la vida está compuesta por una lista interminable de tareas. La mayoría de los niños, pequeños desde incluso los cuatro años, ya están sobre estimulados con el colegio, las actividades extracurriculares y demás. Por esto, el tiempo de esparcimiento y de juego ya no se considera importante por carecer de valor educativo. Entonces, es común ver a los padres y a profesores reunirse para identificar falencias en los niños y buscar nuevas formas de hacerlos más “independientes”: 

Ahora cada cosa que los niños hagan debe tener un propósito y estar supervisado y aprobado, para que tenga alguna relación con la formación del menor. 

El error más grave que se está cometiendo, según la jefa, es que: «esperamos que nuestros chicos cumplan con un nivel de perfección que nunca nos hemos impuesto a nosotros mismos». Somos, dice, sus managers, sus secretarios, sus consejeros… Todo ese trabajo, exclama, «¡para que no la caguen, para que no se cierren puertas, para que no arruinen su futuro!». Es fácil ponernos en el lugar de ellos cuando, además, concluye sin aliento, hacemos todo esto para que entren en universidades en las que no admiten prácticamente a nadie. Y tiene razón. De hecho, muchos querríamos que nuestros hijos estudiaran en Stanford.

«Todo tiene que ser enriquecedor, se acabó el jugar por las tardes», explica. «Decimos que lo más importante es que sean felices, pero en cuanto llegan a casa lo primero que les preguntamos es si tienen deberes, y qué tal las notas«. Por esto, actualmente, los niños consideran que solo merecen amor de sus padres cuando les va bien en el colegio. Es común que se sientan parte de una competencia constante. 

Se considera que el éxito en el ámbito laboral de los niños, futuros adultos, dependerá de haber sido acostumbrados a hacer tareas desde temprana edad como las compras, ordenar su habitación,etc. 

Entonces, se les está trasmitiendo a los niños la idea de que no pueden sin nuestra ayuda. Que la protección y todo el trabajo que realizan es más importante que cualquier otra cosa. Que la autoestima está basada en una noción de éxito y no de valor por si mismos. Los padres, entonces, les están quitando la posibilidad de cometer errores y aprender de ellos, de buscar su propio camino, de vivir a su ritmo y bajo sus expectativas. 

Además, se considera que el éxito profesional en la vida, que es lo que se busca para los hijos, es producto de haber hecho tareas cuando eran pequeños. En ese sentido, se les está diciendo que cuando hay algún trabajo que no te guste debes hacerlo porque eso te preparará para lo que sí quieres hacer porque con tu esfuerzo vas a contribuir al avance de todos. 

Sin embargo, la jefe dice que la felicidad en la vida viene del amor. No del amor por el trabajo, del amor por las personas: el cónyuge, los compañeros, los amigos, la familia… Lo que la infancia necesita es que enseñemos a nuestros niños a amar».

Por eso, se eres padre o estás pensando serlo en un futuro y alguien te diga cómo debes criarlos para que tengan éxito, puedes decirle que según una reconocida académica de Standford lo más importante es que pongan la mesa, vayan por el pan y que jueguen y se diviertan; ósea lo que se ha hecho toda la vida. Si el niño obtiene malas notas, lo más probable es que necesite un poco de amor y comprensión y que entienda que su valor no está ligado a su puntuación o promedio y que por sí mismo merece nuestro cariño y respeto. Así criaremos adultos exitosos pero también con autoestima y felices, no simplemente máquinas de productividad frustrados con su vida cada vez que fallan o cometen un error. Debemos enseñarles el valor de equivocarse y volver a empezar. 

Algunos consejos que te enseñaran a educar mejor y ser un mejor papá

Algunos consejos que te enseñaran a educar mejor y ser un mejor papá.

Como sabemos educar y cuidar a los mas pequeños no es una tarea sencilla, en el siguiente articulo encontraras algunos consejos que te ayudaran a hacerlo de una mejor manera.

Tenemos que tener en cuenta que el ser padre con lleva una cantidad enorme de responsabilidades, sobre las maneras en las cuales podemos afectar el desarrollo y la educación de nuestros hijos. 

Si bien la mayoría de los padres cumple su rol de la mejor forma posible, encontramos frecuentemente casos de papás con muchísimas preguntas sobre como ejecutar mejor su rol de padre.

Educar mejor: Toda una aventura para los padres

A continuación encontraras herramientas claras para resolver esas dudas, de que hacer, para ser un mejor padre. Poniendo en practica estos sencillos consejos vas a lograr crear un entorno estimulante y favorable para el desarrollo mental y físico. 1. Dedícales tiempo de calidad.

En la etapa de la infancia es vital el papel que juega la figura paterna y tanto como la presencia como la ausenciade la misma marcara e influenciara en el desarrollo del niño.


Si por motivos del trabajo u otras complicaciones no puedes dedicarles demasiado tiempo, o no los ves seguido, cuando estés con ellos exprime cada momento.

Algunas actividades que te ayudaran a que ese tiempo sea enriquecedor e inolvidable son, leerles un libro, jugar con ellos, enséñales algo o viaja con ellos. Estas actividades fomentan a que el tiempo se viva de manera motivadora e ilusionante.

2. Comunicar y escuchar.

Aunque parezca algún tipo de consejo “cliché” es uno de los pilares en los cuales tenemos que basar la relación con nuestros hijos.

En la etapa de la niñez, los niños necesitan sentir que son importantes para sus familiares y seres queridos. Es necesario demostrarles interés por ellos. 

Una manera de demostrarles interés es escucharlos, escuchar atentamente cada una de sus experiencias y sus intereses.

Pero la buena comunicación no es solo dar, como padres debemos también compartir nuestros pensamientos y emociones creando así un fuerte vinculo de confianza.

3. Educa dando ejemplo.

Creo que todos estamos de acuerdo en lo fácil que es decirle a alguien que tiene que hacer, pero la verdad es que aprendemos por imitación, de las acciones que vemos hacer a otros. 

Los niños observaran el comportamiento del hogar y lo imitaran. Nuestros hijos tiene que aprender en base a la coherencia, asi que nuestros discursos y actos tienen que estar sincronizados.

No puedes exigirle que escriba, que lea, que respete, que haga deporte si sus figuras de inspiración o referencia no lo hacen.

4. Fija limites 

Quiero que tengas presente que este paso o consejo es muy importante. Nuestros niños deben tener unos limites muy bien marcados (no te estoy pidiendo que seas un dictador, los limites pueden ser flexibles) pero los niños tienen que tener muy claro hasta donde pueden llegar y que pueden o no hacer. Los padres excesivamente permisivos pierden muy fácil el control sobre sus hijos y no tendrán una estructura para guiar su comportamiento.

5. Hazles saber que los amas.

Como lo mencionaba anteriormente en esta etapa los niños necesitan que se les demuestre interés y hacerlos sentir aceptados. Esta comprobado que para mejorar los niveles de felicidad y autoestima nuestros hijos necesitan muestras de cariño, tanto como del padre como de la madre.

Para generar en ellos aceptación y que se sientan queridos es esencial demostrarles cariño y afecto de manera directa.Estas muestras de amor ayudan a hacerles entender que estarás ahí de manera incondicional y les ayudara a expresar sus emociones y sentimientos sin temor a ser avergonzados o juzgados.

 6. Reconoce y valora cada uno de sus logros.

Es algo común en todas las etapas de nuestras vidas, que las personas se enfoque mas en lo negativo que en lo positivo, porque pensamos que hacer las cosas bien es algo que se debe o toca hacer de esa manera y no se le da la trasfondo.

Este consejo es oro en la guía de cómo ser un mejor padre, ya que celebrar o elogiar los logros cumplidos por nuestros hijos, refuerza el buen comportamiento de estos.7. Tu hijo es único, no lo compares.

Otro consejo de oro, es vital evitar a toda costa hacer comparaciones con otras personas, el hacer comparaciones generan en nuestros hijo una baja autoestima, estrés, depresión y demás sentimientos de inferioridad y culpa. También afecta la relación padre e hijo ya que al comparar a tu hijo con otra persona, le estas dando a entender que no es lo suficientemente bueno, que no es apreciado por lo que hacen o tienen los demás. 
8. Ellos necesitan su espacio.

Es un error frecuente en el cual los padres caen, por querer proteger a su hijo terminan alejándolo y limitando la mayoría de las situaciones que puedan hacerles daño.

Al limitarlo al extremo no dejamos que aprendan y se desarrollen como individuos dificultando en el futuro la toma de decisiones propias. Enséñale que la razón por la cual caemos es para poder aprender y levantarnos mas fuertes.9. No caigas en una dictadura.

Si bien es cierto no es bueno ser tan permisivo, tampoco lo es tener demasiadas reglas inflexibles,  los modelos de educación muy rígidos causan conductas y pensamientos de temor e inseguridad, una introversión exagerada y un pensamiento poco flexible y bastante limitado.

Tienes que tener cierta flexibilidad con la cual el niño entienda que las cosas pueden cambiar, que existen y se respetan las diferentes maneras de ver el mundo. 

Se les debe explicar el porqué de las decisiones tomadas.  El secreto esta en fijar limites y establecer orden sin convertirse en el villano o tirano del cuento.10. Puedes aprender de ellos.

Algo que sin duda debes entender es que para poder educar bien, tienes que interesarte por su visión del mundo, las situaciones que nosotros entendemos de cierta manera al parecer lógica, puede ser para ellos algo incomprensible o te pueden sorprender con esas respuestas y soluciones mágicas, a veces tan sencillas que damos por obvios y no vemos en el momento. 

Pregúntales cual es su opinión, ellos ya tienen sus propias opiniones respecto al mundo en general. Esto también nos sirve para hacerles entender que su opinión es tanto valida como importante, además de ayudarnos a entender sus miedos o dudas y poder despejarlos fácilmente.

Esta es la primera parte de una guía con unos sencillos pasos que te ayudaran a ser mejor padre de lo que ya eres. No te pierdas la segunda parte que ayudara a reforzar estos conceptos y te darámas herramientas.

La resiliencia en los niños: Claves para padres

La resiliencia en los niños: Claves para padres

Cada día estamos más aterrados por la violencia y los escenariosalarmantes que vemos en noticias y televisión, los peligros de este nuevo mundo son más visibles y cómo padres nos encargamos de censurar ominimizar este tipo de situaciones a nuestros hijos para evitar experiencias traumáticas y protegerlos de un modo erróneo de la realidad. Según esto, surge el cuestionamiento de cómo debemos manejar este tipo de situaciones con nuestros hijos para informarlos de los peligros de la vida y a la vez protegerlos. Primero, es ser conscientes que no existen padres en el mundo que puedan proteger sus niños de todos los contratiempos físicos o emocionales, no obstante, si somos los responsables de enseñarles cómo deben enfrentar los imprevistos de la vida. 

Con vidas tan dinámicas y con el escaso tiempo que supone este siglo XXI, los pequeños de la familia están bajo niveles altos de estrés que los vuelve vulnerables a sufrir trastornos tanto a nivel físico como psicológico. En el ambiente actual, el desarrollo de las habilidades para enfrentar obstáculos, recuperarse de caídas y estar preparados para el futuro, son piezas claves para una vida plena. 

Según la profesora Roa especialista en educación infantil, en su libro“Educación, ¿talla única?”, asegura que, aunque es imposible proteger del todo a nuestros hijos, «La resiliencia les proporcionará a los pequeños las herramientas necesarias para responder a los retos de la adolescencia, el inicio de la etapa adulta y por consiguiente vivir de manera satisfactoria a lo largo de la vida». El término Resiliencia ha sido popular en la psicología desde la década de los 60, en conceso y por definiciónresiliencia es la capacidad de tienen los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas. 

Un elemento primordial para la resiliencia es la autoestima, confiar en nuestras fortalezas y habilidades nos ayuda a enfrentar correctamente los desafíos, es importante porque regula el estrés y la ansiedad, además,motiva a los niños a expresar sus emociones, sus intereses, sus posibilidades y a conservar el optimismo frente a las circunstancias negativas. En este contexto, citaremos al Dr. Kenneth Ginsburg pediatra especializado en medicina del adolescente con algunos consejos útiles para desarrollar la resiliencia en nuestros hijos, apartes que fueron publicados en una guía desarrollada por la Academia Americana de Pediatría. 

➢ 5 claves que ayudarán a tus hijos a afrontar las adversidades de la vida, superarlas y aprender de ello:

1. Competencia: Capacidad para manejar una situación de manera eficaz.

Para aumentar la competencia en los niños se debe centrar en guiarlos paraencontrar sus fortalezas, ayudarlos a relacionar los errores con sucesosespecíficos y a partir de ellos capacitarlos para tomar decisiones, teniendosiempre cuidado como padres de que el deseo de proteger a un hijo no envíe un mensaje erróneo que haga pensar que el niño no es capaz de manejar ciertas situaciones y reconociendo también por aparte las competencias de los hermanos evitando comparaciones entre ellos.
2. Confianza: Sentimiento de Seguridad, especialmente al emprender una acción difícil con autosugestión

Se le enseña confianza a un niño cuando se reconoce y valora las cosas bien hechas, exaltando honestamente sus aciertos o éxitos concretos y a la vez evitando falsas alabanzas, expresando como educadores y con el ejemplo cualidades como la sinceridad, la integridad, la persistencia y la bondad, finalmente teniendo precaución de poner al niño a tomar acciones que mentalmente no es capaz de manejar.

 3. Conexión: Desarrollar estrechos vínculos con la familia y la gente que los rodea, permite crear un sólido sentimiento de seguridad que ayuda a generar fuertes valores y evita desarrollar sentimientos de individualidad o egoísmo. 

Para ayudar a un niño a establecer una conexión con su entorno hay procurar que se sienta seguro físicamente como emocionalmente, permitiéndole que exprese todas sus emociones para que el niño se sienta confortable en momentos difíciles. Abordando los conflictos abiertamente dentro del núcleo familiar para solucionar problemas, creando un área común en el que la familia pueda compartir tiempo, que al llegar a casa haya un espacio para compartir las experiencias del día y que no sea necesariamente frente a la televisión, fomentando así una relación sana que refuerce la comunicación y los mensajes positivos.4. Carácter: Los niños necesitan desarrollar un sólido conjunto de valores morales para determinar lo que está bien o lo que no y demostrar así una actitud afectiva hacia los demás. 

Para fortalecer el carácter de un hijo, hay que empezar demostrándole cómo el comportamiento de uno puede afectar a los demás, ayudándole a que se reconozca él mismo como una persona afectiva, demostrándole la importancia de pertenecer a la comunidad evitando prejuicios o estereotipos de carácter racista o que inciten al odio.5. Control: Los niños que son conscientes de que pueden controlar las consecuencias de sus decisiones tienen más probabilidad de darse cuenta que tienen la capacidad de recuperarse más pronto. 

Se puede ayudar a un hijo a tener más control sobre sus actos ayudándole a entender que los acontecimientos de la vida no son puramente al azar y que la mayoría de las cosas que tienen lugar en nuestras vidas son producto de nuestros actos y decisiones, aprendiendo que la disciplina se transmite a través de la enseñanza y el ejemplo, no del castigo o del control.

El Dr. Ginsburg resume que finalmente lo más importante a tener en cuenta respecto la resiliencia, es que los niños necesitan saber que hay un adulto en su vida que cree en ellos y que los ama incondicionalmente, que necesitan darse cuenta de que el mundo es un lugar mejor para vivir nosólo por el hecho de que ellos forman parte de este mundo sino entendiendo la importancia de que su contribución personal puede servir como una fuente de propósitos y cambio. Y aunque no hay una respuesta sencilla que garantice la resiliencia para cada situación, si nos podemos desafiar a nosotros mismos como padres para ayudar a nuestros hijos a desarrollar la habilidad de analizar y afrontar sus propios retos, a ser más resilientes, estar más capacitados y, en definitiva, a ser más felices.

¿Cómo debería educar a mi hijo adolescente?

¿Cómo debería educar a mi hijo adolescente?

Lo primero que debemos determinar a la hora de tratar con adolescentes es nuestro papel como padres que respondan adecuadamente a los retos que educarlos nos imponen.

Educar a un adolescente no es tarea fácil. Los adolescentes tienden a reaccionar impetuosamente y de forma impredecible a los estímulos externos. Los conflictos pueden convertirse en el pan de cada día si no sabemos controlarlo y evitarlo, para lo cual debemos tener un plan educativo específicamente creado para criar a nuestros hijos en esta etapa de la vida.

Entre las primeras recomendaciones que podemos hacerle es que se interese en ellos, en la etapa por la cual están atravesando. Puede empezar pensando en cómo se sentía respecto a los demás cuando usted era adolescente. Qué lo motivaba, cómo canalizaba su energía, cuáles eran los problemas que identificaba en su entorno, qué lo enfurecía y qué lo hacía feliz. El empaparse del tema mediante la lectura, ya sea de libros o de artículos relacionados también es una buena estrategia para saber cómo lidiar con los jóvenes que están entrando o atravesando su adolescencia.

Espere confrontaciones con sus hijos, incluso por temas que usted pueda considerar de poca importancia. El humor de los adolescentes tiende a cambiar sin previo aviso y, a veces, de forma exagerada frente a situaciones cotidianas. Son conductas normales. Recuerde que su hijo está empezando a descubrirse a sí mismo al tiempo que está intentando encontrar su lugar en el mundo y como persona. Cuando un padre sabe qué es lo que se acerca cuando un hijo está llegando a la adolescencia pueden reaccionar más adecuadamente ante estos retos, y cuanta más información haya recibido al respecto, mucho mejor.

Tener una buena relación con sus hijos adolescentes es muy difícil. Hay personas que pensarían que es prácticamente imposible, sin embargo enfrentar esta crisis se puede lograr por medio de una permanente comunicación con ellos. Existen padres que eligen asumir una posición autoritaria frente a la educación de sus hijos. Éste tipo de conductas no resulta muy adecuada a la hora de educar un hijo adolescente pues éste querrá oponerse a la autoridad que se le presente y puede despertar en éste miedos o una absoluta antagonización de la figura paternal, lo cual puede dañar bastante la relación entre padres e hijo y anular la personalidad del joven.

Hay otros padres que tienden a asumir una posición sobreprotectora sobre sus hijos adolescentes, lo cual tampoco es recomendable pues pueden estar criando jóvenes sin iniciativa, carácter, inseguros y tímidos. Existe el exceso de control afectivo por parte de los padres y esto tiende a crear personas emocionalmente manipulables y con poco o nulo criterio propio.

También hay que evitar convertirnos en ese tipo de padres que terminan cediendo ante las peticiones y caprichos de sus hijos.Este tipo de conductas permisivas, que desdibujan los límites entre quien tiene la autoridad sobre quien, no permite que el adolescente adquiera patrones adecuados de conducta, que no identifiquen el modelo paterno como una figura de autoridad y que no puedan afrontar responsablemente los retos que se le presenten en el futuro. Éste tipo de padres tienden a ser demasiado permisivos porque temen tomar decisiones impopulares para con sus hijos, lo cual es una conducta inmadura de padres que no asumen responsablemente la educación de éstos. La despreocupación o la negligencia respecto a la necesidad de imponer límites a los hijos es una posición de comodidad que eventualmente terminará afectando el modo en que los jóvenes interactúen con el mundo más adelante.

De modo que eso nos formula una pregunta: ¿Qué tipo de padre debo ser para educar correctamente a mis hijos adolescentes?

En este artículo queremos darles algunos consejos para lidiar con la difícil tarea de educar jóvenes que están atravesando la etapa más difícil de crecer:- Hay que ser firme con las decisiones que tomamos para con ellos. No podemos cambiar de posición respecto a ciertos asuntos de forma gratuita, ya que eso podría afectar la credibilidad que tengamos frente a nuestros hijos.- No podemos expresarnos ambivalentemente o decir una cosa y luego otra, ya que ese tipo de conductas minaría nuestra autoridad respecto a las decisiones que se tomen en nuestro hogar.- No le exijamos a nuestros hijos que hagan cosas que nosotros no seamos capaces de hacer. Debemos ser moralmente fuertes si queremos enseñarle a nuestros hijos a ser firmes, y si nosotros no actuamos de acuerdo a lo que decimos ellos seguirán nuestro ejemplo.- Debemos mantener el control. Dejarnos llevar fácilmente por sentimientos negativos puede causar que digamos cosas a nuestros hijos que los puedan herir.- Podemos ser flexibles frente a ciertos asuntos siempre y cuando sepamos dar nuestra opinión de forma respetuosa y calmada frente a pequeñas decisiones que tomen nuestros hijos, ya sea relacionado con la ropa, perforaciones o tatuajes, pero siempre siendo firmes frente a los asuntos fundamentales.- Mostrarnos interesados ante sus asuntos y sus emociones. Dar órdenes pero permanecer emocionalmente desatados a nuestros hijos los harán sentir desamparados y confundidos. Entremos a sus vidas tanto como ellos nos lo permitan, teniendo en cuenta que los adolescentes tienden a ser herméticos frente a ciertos temas.- Paciencia. Es la clave en la educación de adolescentes.

Ellos procurarán imponerse de varias maneras mediante la manipulación y aprovechándose de nuestras debilidades, por lo cual es muy importante ser pacientes y perseverantes, además de firmes.- Recordemos que manifestar sentimientos positivos hacia nuestros hijos, sin ánimo de exagerar o molestarlos, los estimula a actuar correctamente de acuerdo a los valores que les hayamos inculcado. Demostrarles que aprobamos las cosas buenas que hagan no está de más, así sean asuntos cotidianos. Recordemos que para los adolescentes actuar de acuerdo a lo que la autoridad demande supone cierta cantidad de esfuerzo.- Intentemos siempre reforzar la disciplina en nuestros hijos en todas las empresas que se propongan, intentando dar consejos adecuados y mostrándonos accesibles a ellos mientras reiteramos nuestra autoridad.

7 consejos para superar una crisis familiar

7 consejos para superar una crisis familiar

Ninguna familia es perfecta. Todas las familias pasan por momentos felices y de dificultad, es parte de la vida. No existe una relación perfecta entre los miembros de una familia. Como humanos siempre vamos a tener diferencias y problemas con otros, aunque sean de la familia.

Pero hay dificultades o crisis que son más complejas que otras. Y como mujer, esposa y madre puedes sentirte frustrada por no saber qué hacer en esa situación. Son situaciones complicadas, pero no imposibles, no entres en frustración; si pones de tu parte, van a poder superar la crisis familiar.

No eres el sexo débil por ser mujer. Una mujer sí es emocional. Pero una buena mujer, esposa y madre, con sabiduría puede ayudar a salir a su familia de la crisis familiar. No todo tiene que terminar mal. Las crisis familiares sí tienen solución.

Como mujer, madre y esposa, te animamos a ser la mediadora y la que tome la iniciativa para dar solución a la crisis familiar. Si quieres que tu familia pase la página con la crisis que están viviendo, a continuación te daremos unos consejos útiles para que los puedas poner en práctica.

Consejos para superar una crisis familiar

1. Busca la raíz del problema: En familia identifiquen cuál fue la causa que los llevó a ese punto de estar en crisis familiar. En ocasiones, cuando están atravesando por esa situación, se suele olvidar el inicio de todo, puesto que del problema original surgen otros. Es como una bola de nieve. Entonces en ese punto donde hay tantos problemas en la familia, es difícil recordar el origen de todo. Es importante identificar la raíz del problema, para de ese modo, dar la solución correspondiente.

Pregúntense por qué sucedió ese problema. Tal vez cada uno tenga un punto de vista diferente. Cada persona ve el problema desde una perspectiva distinta. Cada uno verá el problema desde el rol que cumple en la familia y de la manera en cómo se vio afectado. Es bueno que cada uno dé su punto de vista. De ese modo van a llegar a la verdadera causa del problema.

2. Dar solución al problema: No es solo buscar la raíz del problema y dejar allí la situación. Ese solo es el inicio. Como ya está clara la causa principal del problema, entre todos deben tratar de dar una solución real. Ayuda a que entre todos escuchen y respeten la opinión del otro. Teniendo clara la opinión de los miembros de la familia, se puede llegar a la solución. Solución con la cual todos deben estar de acuerdo, ninguno puede quedar molesto o en desacuerdo. Para lograr este acuerdo, pueden necesitar reunirse en varias ocasiones, hasta que tengan consenso en la solución. La idea de esto es dar una solución, no empeorar la situación.

3. Ver el lado positivo: Este punto es más fácil que los anteriores. Como ya todos expusieron lo que pensaban y sentían, y llegaron a un acuerdo pueden ver el lado positivo de la situación. Es hora de dejar de pensar en lo negativo y malo que vivieron como familia. Aunque es más fácil que los anteriores, no deja de tener su dificultad ver el lado positivo de una dificultad. Pero enfóquense en analizar como familia y personalmente qué aprendieron de esa crisis.

4. Hablar: Anteriormente ya pudieron dialogar del problema que estaban viviendo y dieron una solución. Pero no dejen de hablar. Cada vez que veas que algo está pasando, reúne a tu familia para que puedan dialogar. Que cada uno pueda expresar lo que está pensando y sintiendo, y que los demás escuchen y respeten sus sentimientos.

5. Creen un vínculo de interés por los demás: Enseña a tu familia la importancia de que exista un interés genuino por las situaciones de los demás miembros de la familia. Pero también ponlo en práctica. Empieza a crear ese interés por la vida de los miembros de la familia. Esa es la mejor manera de enseñar este principio de vida. De esta forma se va a crear un vínculo fuerte, porque todos se van a preocupar e interesar por lo que los demás viven. Y pueden ayudarse y apoyase en las situaciones difíciles de cada uno y disfrutar juntos sus éxitos.

6. Pasar tiempo juntos: Las diferentes ocupaciones hace que el tiempo en familia cada vez sea menor, logrando que se distancien. Pero establece un día u horario en donde puedan reunirse y pasar tiempo de calidad. Por un momento que dejen las obligaciones de lado, nada va a pasar. En cambio, no sabes cuándo pueda faltar algún miembro de la familia, y ya será tarde para desear compartir con él. Es necesario que todos se comprometan a respetar ese tiempo, sin celular. El celular en estas reuniones, nos separa de lo realmente importante.

7. Tener tradiciones familiares: Como ya pudieron establecer días para reunirse, en ese tiempo pueden implementar tradiciones familiares. Estas tradiciones familiares crean un vínculo fuerte entre todos.

Cuando empieces con los dos primeros puntos todavía va a existir un poco de discordia entre todos. Porque todos piensan diferente, y ya hay un problema existente, que va a jugar en contra de lo que se quiere lograr. Allí tu papel es importante, puesto que debes tratar de dejar lo que piensas a un lado, para ser la mediadora y así tener control de la situación. Es importante que también aportes y compartas tus puntos de vida, pero sin olvidar que vas a cumplir el papel de mediadora. Si no existe ese rol, todo será un fracaso y empeorará la situación.

Debes saber que este no es el fin a los problemas familiares. Van a existir más. Pero con tu sabiduría como mujer, madre y esposa, vas a saber llevar todo de la manera como debe ser. Lo importante es que actúes antes que las crisis los lleven al odio o rencor como familia. Recuerda que la familia siempre va a estar.

Como sobrellevar el duelo

Como sobrellevar el duelo

El duelo en general es un proceso de adaptación emocional que sigue a cualquier pérdida, aunque convencionalmente se ha enfocado la respuesta emocional de la pérdida. Hoy en día existen numerosos casos de personas que sufren depresión a causa de  la muerte de un algún ser familiar, amigo, entre otros.

Sobrellevar la pérdida de un amigo cercano o un familiar con quien teníamos contacto directo podría ser uno de los mayores retos que podemos enfrentar en la vida. La muerte de la pareja, un hermano o un padre/madre puede causar un dolor especialmente profundo. Podemos ver la pérdida como una parte natural de la vida, pero aun así nos pueden embargar el golpe y la confusión, lo que puede dar lugar a largos periodos de tristeza y depresión que no es bueno para nuestra vida.

Todos reaccionamos de forma diferente  a la muerte, algunos pueden ser tranquilos otros escandalososhasta incluso existen casos que el afectado por el duelo se queda callado sin decir nada por un largo tiempo . Echamos mano de nuestros propios mecanismos para sobrellevar con el dolor que éstaconlleva. Aceptar la muerte de alguien cercano no es nada fácil, puede tomar mucho tiempo ya sean meses hasta años incluso, no hay una duración “normal” ni exacta  del duelo.

Si tomamos en cuenta que la mayoría de nosotros puede superar la pérdida y continuar con nuestras vidas, nos damos cuenta de que los seres humanos, por naturaleza, tenemos una gran capacidad de resiliencia. Pero algunas personas lidian con el duelo por más tiempo y se sienten incapaces de llevar a cabo sus actividades cotidianas incluso otros ya no quieren continuar con sus vidas. Estas personas podrían pasar por lo que se conoce como duelo complicado  y les podría ayudar un profesional de la salud mental.

Etapas principales del duelo…

El duelo se manifiesta en cinco fases la cuales son:

➢ Fase de la Negación:   negarse a sí mismo o el entorno que ha ocurrido la perdida.

➢ Fase de Enfado, indiferencia o ira: estado de descontento por no poder evitar la pérdida que sucede piensa todo el tiempo y se siente impotente ante la situación por el cual está pasando. Se buscan razones casuales y culpabilidad.

➢ Fase de Negociación: negociar consigo mismo o con el entorno, entendiendo los pro y contras de la perdida. Se intenta buscar una solución a la perdida a pesar de conocerse la imposibilidad de que suceda.

➢ Fase de Dolor Emocional (o de depresión): se experimenta tristeza por la perdida y noches sin dormir . Pueden llegar a sucederse episodios depresivos que deberían ceder con el tiempo.

➢ Fase de Aceptación: se asume que la pérdida es inevitable. Supone un cambio de visión de la situación sin la pérdida, siempre teniendo en cuenta  que no es lo mismo acepar que olvidar.

No siempre se cumplen todas las etapas, ni necesariamente ocurre en el orden que hemos visto.

La manifestación externa del duelo es el luto que es su expresión más o menos formalizada. El duelo también se puede exteriorizar  con llantos, rabia,ataques violentos y un buen número de reacciones, todas ellas consideras “normales” en esos momentos. Hay que tener en cuenta que los especialistas reconocen que para una buena elaboración y superación del duelo no es aconsejable querer huir de esas sensaciones de dolor, pues no se pueden enfrentar si no se sienten. Lo contrario es la negación de la perdida, lo que llevaría a comportamientos negativos.

mo continuar en la vida…

Superar la pérdida de un amigo cercano o familiar  toma tiempo, los psicólogos nos sugieren que esto puede ayudar a alcanzar un renovado sentido de propósito y dirección en la vida.

A las personas que están pasando por el duelo podrían resultarles útiles algunas de estas estrategias para lidiar con su pérdida:

➢ Hablar sobre la muerte de un ser querido como amigos  y colegas para poder comprender que ha sucedido y recordar a su amigo o familiar. Negarse que ocurrió la muerte lleva al aislamiento fácilmente y puede a la vez frustrar a las personas que forman su red de apoyo.

➢ Acepte sus sentimientos. Después de la muerte de alguien cercano, se puede experimentar todo tipo emociones. Es normal sentir tristeza, rabia, frustración y hasta agotamiento.

➢ Cuídese a usted y su familia. Comer bien, hacer ejercicio, distraerse, descansar  le ayudará a superar cada día y a seguir adelante.

➢ Ayude a otras personas que también lidian con la pérdida. Al ayudar a los demás, se sentirá mejor usted también. Compartir anécdotas simpáticas sobre los difuntos puede ayudar a todos a lidiar con la pérdida.

➢ Rememore y celebre la vida de un ser querido. Usted puede hacer un donativo de las prendas que eran del difunto. Plantar un jardín en su memoria. La lección es suya, solo usted sabe cuál es la forma más significativa de honrar esa relación única.

 ➢ Las personas que pasan por este procesodel duelo deben ser protegidas y validadas en la forma de afrontar el duelo.

Si siente que sus emociones  le abruman o que no puede superarlas, quizás hablar con un profesional, le podría ayudar a lidiar con sus sentimientos, recuperar el rumbo y salir adelante

El duelo es un proceso  con el que toda persona puede verse afectada o involucrada en algún momento de su vida. Es un proceso difícil pero superable en el cual es muy importante el apoyo incondicional de los demás para lograr superarlo, en el duelo no es necesaria la presencia del psicólogo para poder sobrellevarlo pero en ocasiones es de gran ayuda el servicio que este nos puede brindar.

Siempre debemos estar preparados para todo en esta vida, nunca sabemos que podría pasar el día de mañana, mientras tanto debemos disfrutar nuestro día a día, debemos vivir todos los días como si fuera el último, nunca es tarde para darle un abrazo o un beso a nuestros seres queridos mientras estén vivos, porque no sabremos si seguirán el día de mañana    

El tiempo con los abuelos genera niños felices

El tiempo con los abuelos genera niños felices

La conexión existente entre abuelos y nietos es algo único, ya que ellos consienten, miman, cuentas relatos fantásticos, cocinan las comidas preferidas, pasan largas horas al cuidado de ellos mientras papá y mamá  se dedican a otras actividades.

La relación proporciona confianza y genera estabilidad emocional en los nietos ya que los abuelos asumen esta responsabilidad para ayudar a sus hijos, de manera que cualquier idea contraria  se disipa con la premisa de que todo lo hacen por sus hijos y nietos.

Los abuelos son muy importantes ya que transmitenexperiencia, sentimientos, emociones, afectividad,sabiduría, cariño, además de ser partícipes del desarrollo físico, mental y emocional que viven sus nietos, especialmente en los primeros años de la niñez.

Los nietos, gracias a los abuelos, tienden a tener una mirada más amplia, una perspectiva distinta de vida,permitiéndoles crecer   y madurar. Y el beneficio es mutuo, porque los nietos transmitirán vitalidad y les ayudarán a rejuvenecer, darán sentido a sus vidas, los alegrarán, los mantendrán ocupados y les  permitirándisfrutar de tan importante etapa,  entendiendo que ellos no son los padres, quienes son los encargados de la tarea educativa sino compartirán con ellos experiencias, ternura, cariño, y mucho más.

Otro punto esencial a mencionar es el contacto con los abuelos a pesar de la distancia, aunque esto signifique más esfuerzo, mayor dedicación, a  la larga dará resultados positivos. Hoy en día, se hace difícil mantener el vínculo, ya que algunos consideran esto como una obligación y no como una honra, alejando a los nietos cada vez más debido a diversos factores como pleitos entre padres e hijos, nuera  o yerno con los suegros, pero esto no debería incidir entre abuelos y nietos, así que un contacto telefónico para saber cómo les ha ido en el día, en la semana, será muy bueno para ellos, aunque no estén físicamente juntos, el vínculo entre ellos se irá fortaleciendo.

Un tiempo ideal para seguir desarrollando esta relación son las vacaciones, en las que los nietos no están limitados por el horario, ya que no asisten a la escuela y los abuelos tienen la oportunidad de ir al shopping, al cine, tenerlos más tiempo al lado de ellos, aprovechando al máximo este momento.

Es necesario recordar que ellos no vivirán para siempre, es real el dicho que dice: no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy; la vida acelerada no permite que  los nietos  pasen tiempo de calidad con sus abuelos, conocer sus virtudes y defectos, aprender de sus experiencias, ahora es el momento de disfrutar de ellos, mañana puede ser tarde.

Es bueno, además, diferenciar bien los roles de los padres, abuelos y nietos, porque los  mismos están al tanto de que la relación que tienen con sus abuelos no es la misma que con sus padres, ya que con estos implica responsabilidad, compromiso y sin embargo, con los abuelos es más relajada y hasta más permisiva la relación, convirtiéndose en cómplices de sus travesuras y hasta haciendo cosas que nunca harían con sus padres.

Ante esta situación, los padres deben ser razonables, flexibles y tolerantes  y no ejercer presión en sus padres a comportarse como ellos, de tal manera a mantener la armonía entre las tres generaciones.

A continuación, algunos puntos a tener en cuenta:

-Los abuelos son los que traen las historias del pasado al presente, siendo el puente entre las generaciones.

-Cuando existen conflictos entre padres e hijos, son los mejores mediadores.

-Son introducidos  a las nuevas tecnologías por los nietos con el uso de las redes sociales, los teléfonos celulares, internet, videojuegos y otras herramientas digitales.

-También usan el mismo lenguaje del nieto pero con perspectivas diferentes.

-Los abuelos se adaptan perfectamente a las características evolutivas de sus nietos.

Algunos tips para ser los mejores abuelos:

-Ser flexible, sin pasarse de la raya

-Hacerse querer por los nietos

-Respetar las normativas de los papás

-Ser pacientes y tolerantes con los nietos

-Amar a todos por igual, sin favoritismos

-Establecer una comunicación abierta con los nietos

-Dejar la herencia de sabiduría por medio de los actos

-Actuar con firmeza siempre

-Hacer comentarios constructivos

Por otro lado, Dan Kindlon, un conocido psicólogo infantil, profesor  de Salud Pública de Harvard mencionó lo siguiente: “Un abuelo puede servir como un modelo para aprender cómo hacer frente a la adversidad y las dificultades en la vida”, refiriéndose  a que los abuelos pueden desarrollar relaciones saludables con personas de otras generaciones, promoviendo la resiliencia y a aprender a sobreponerse a las situaciones críticas como el divorcio de los padres, pérdidas de familiares, así como enfermedades, ausencias largas por viajes y otros episodios  significativos en la vida. 

Por último, se incluyen algunas frases conocidas referentes a los abuelos con el objetivo de reflexionar, valorar y amar a los abuelos.

Todos necesitamos un abuelo para crecer más sanos y felices en el mundo.

-Mi abuelo tiene la sabiduría de un búho y el corazón de un ángel.

Un amor incondicional, los abuelos son el mayor tesoro de la familia, los fundadores de un legado de amor, los mejores contadores de historias.

-Cuando los abuelos entran por la puerta, la disciplina sale por la ventana.

-Los abuelos, al igual que los héroes, son tan necesarios para el crecimiento de los niños como las vitaminas.

-Los abuelos están para amar y arreglar cosas, para perdonar travesuras, abrazar, además de contar cuentos, cantar canciones, recitar versos y reír por todo.

-Los que los niños necesitan más son los elementos que los abuelos proveen en abundancia, amor incondicional, amabilidad, paciencia, humor, comodidad, lecciones de vida. Y lo más importante; dulces, galletitas, muchos caramelos. 

No hay remedio casero que tus abuelos no conozcan, así como la comida tradicional de tu país.

-Nuestros abuelos nos enseñan que la actitud frente a la vida está mucho más allá de las apariencias.

Tu día a día se entiende mejor si conoces la vida de tus abuelos.

-Te sorprenderías al saber las cosas nuevas que puede aprender tu abuelo de ti.