¿EN QUÉ MOMENTO ME OLVIDÉ QUE SOY MUJER?

¿Cuántas lagrimas derramadas, cuántos días en la mas profunda soledad, cuántos años de dolor y tristeza profunda,cuántos vacíos, cuántos años con la mente nublada, cuántos silencios interminables, cuántos no entender que pasaba,cuántos días de amargura, de oscuridad y dolor? Y, hoy por fin, vengo a entender que mi problema fue:

¡Que me Olvide que Soy Mujer!  que dedique días enteros, noches de tormentos de preocupación y esfuerzos a las necesidades de las demás personas que amo, me dedique a ser mamá, a ser hija, a ser amiga, a ser productiva a suplir necesidades del hogar, pero se me olvido lo más importante que era mi valía como mujer.

Tengo una vida en la que siento haber prescindido de lo esencial; se me olvido amarme, valorarme, se me olvido de que para que los demás estén bien debo estar bien yo, que para dar bienestar al otro debo primero tener bienestar yo, que para amar debo primero amarme yo, se me olvido de quevalgo y que nunca me valoré porque siempre me coloque en último lugar. Y hoy, vengo a confrontarme conmigo misma y a pedirme perdón porque infortunadamente no me respetéy permití abusos que en su momento nublaron mí vida.

Una mujer como yo, no necesitaba bienes terrenos, lo queverdaderamente se necesitaba era consideración, colaboración, y sobre todo ayuda. Hoy por fin entendí que merezco y que no hay pecado en merecer, sino que alcontrario es saludable, es la muestra de amor hacia mímisma para valorar lo que soy como persona, pero especialmente a lo que soy como mujer. 

Como mujer merezco soñar, merezco vivir, pero sobre todomerezco ser feliz; asimismo, también merezco suplir mis necesidades afectivas, físicas, psicológicas, emocionales ymateriales, Además mi valía como mujer no está en la visión de la maternidad ni con la de renunciar a vivir mi vida.

Ser madre es el regalo más hermoso que cualquiera puede experimentar pero que ser mujer es un regalo maravilloso, que todo tiene un equilibrio y que no podemos ni debemosnegarnos como mujeres por otros, por nuestras familias,parejas o hijos. Pues ellos, crecen y se van, es lo natural y lógico, aun así, seguiremos siendo madres toda la vida, claro que sí, pero sin anularnos como mujeres porque ellos harán su vida y nos daremos cuenta de que nos pasamos la vida girando alrededor de ellos ¿y nuestra vida qué?  ¿En quémomento se nos olvidó que somos mujeres?  ¿En quémomento me olvide de mí?  ¿En qué momento me olvide de vivir? ¿En qué momento me olvide que también yo contaba?¿En qué momento me olvide de sentir? ¿En qué momento deje de existir? ¿En qué momento me convertí en la sombra de otros? ¿En qué momento mi vida era de otros? ¿En quémomento se me fue mi vida? ¿En qué momento ocurrió?

Y hoy, vengo a replantearme esta verdad mucho tiempo después, con medio siglo de vida y para colmo me doy cuenta de que me olvidé vivir, que me olvide de mí, que me deje en el último lugar, que me deje en el  rincón másrecóndito, que di mucho a los demás y muy poco para mí, que me debo pedir perdón a mí misma por darme el postrer lugar, pero sobre todo, que debo pedir perdón a la vida por no haber vivido ni valorado mi existencia. 

Hoy llego a la terrible conclusión ¡Qué me olvide de vivir¡ Hoy tengo que recapturarme a mí misma y como un rompecabezas unirme pieza por pieza porque la vida se me fue de pedacito en pedacito sin darme cuenta, sin saber quiénsoy yo, sin detenerme a pensar en mí, sin darme cuenta de aquello que necesitaba por considerar que no era importante mis necesidades, porque  desafortunadamente  creí que pensar en mí era egoísmo y, hoy veo con preocupación que tengo que rescatarme, que aquellos sueños que un día tuve son importantes,  que yo importo y que como mujer tengo que valorarme. Esos sueños que cubrí y escondí durante tanto tiempo son importantes y merecen ser rescatados, como mujer tengo ilusiones, metas, sueños y objetivos altamente claros los cuales no pueden ser saciados porque es mi propia tarea.

Me despierto a la aventura de ser yo, erigiéndome como un ave fénix cuyo nacimiento se da de las penumbras, empezando nuevamente, aprendiendo cada día de la vida que estoy emprendiendo, a no sentir culpa por amarme, por amar, a permitirme ser amada, a abrirme al amor, a darme gustos, a verme hermosa, a cambiar mi look, a subir mi autoestima y valor con todo el amor del mundo, a darme lo que merezco.

Por ello, desempolvo esos sueños  e ilusiones y me lanzo a hacerlos realidad, porque la vida continua y es mi segunda oportunidad a luchar por mí, a sanarme como mujer y como persona porque la vida es solo una y no se vale perder mástiempo lamentando lo que  pudo ser y no fue, dejando ese pasado atrás decidiendo soltar todas aquellas cosas que no suman ni aportan nada a mi vida porque de ahora en adelante solo acepto lo que contribuya a mi vida, porque soy nueva, he renacido y rescato a la mujer hermosa que soy, levanto mi cabeza y tomo posesión de mí misma.

Victoriosa, sana, feliz y alegre de mi despertar. agradecida con la vida por rescatarme y mostrarme la luz que hay en mí, mi nueva yo, ese ser pujante y con la frente en alto que se levanta y crece imparable, sin límites, porque mi proceso terminó y hoy soy una nueva mujer, empoderada ,libre, triunfadora y feliz; hoy decido disfrutar, hoy me permito vivir, hoy cambio de rumbo, hoy vivo feliz hoy rompo cadenas de maltrato y opresión y salgo de ese lugar de oprobio, porque soy libre, y me doy mi lugar y afirmo mi grandeza y me levanto engrandecida como una guerreracomo un soldado de mil batallas.

El romanticismo en tiempos de modernidad

El romanticismo en tiempos de modernidad 

Cada época trae su afán, cada época trae su devenir y suscaracterísticas particulares, en cuestiones del amor esto no se aleja de la realidad ¿Por qué? porque el amor y su proceso deconquista no es el mismo de ayer, de hace 50 años e incluso no es el mismo de hace un año. Día a día a se configurannuevas maneras de amar, se configuran nuevas maneras de conquista; pero hoy en particular quiero centrarme frente alromanticismo; elemento que se ha perdido en los últimos tiempos, si bien el romanticismo suele ser confundido con la cursilería o puede ser mal entendido con la melosería que una pareja se puede demostrar.

El romanticismo es más que eso, el romanticismo no solamente son palabras lindas para el cónyuge, el romanticismo es una manera de vida, es una manera donde tu demuestras sin ningún pudor y sin ningún miedo que te interesa la otra persona, que estás preocupado por sus demandas que estás preocupado por cada aspecto de su vida y es que el amor eso incluye; porque el amor no solamente es una transacción de besos ni de abrazos, el amor va más allá. Porque el amor no solamente puede ser entendido a través de la pasión; ésta es sólo un elemento que puede configurar ese gran paraguas que es el amor. 

El amor lo cobija todo, desde la pasión, el pleno entendimiento y combina también lo que es la aceptación, lo que es la compañía y la gracia. Por eso es importante no dejar morir el romanticismo en nuestras relaciones, porque el romanticismo va a garantizar la llama encendida. 

El amor puede ser también visto como una llama que está apunto de extinguirse; esa llama para que se avive debe ser nuevamente abrazada y así mismo debe atizarse con los elementos que permitan su buena combustión, lo mismo sucede con el amor; sí el amor no se cultiva, si el amor no se desarrolla, no se demuestra, el amor va a estar destinado a acabarse, al fracaso porque el amor necesita eso. ¿O acaso a qué mujer le gusta que su cónyuge no la consienta o que su cónyuge no la reafirme con palabras? Yo creo que, a ninguna, porque todos en el fondo estamos esperando que nos digan cuán valiosos somos, cuán importantes somos para la vida de los demás.

Porque eso conlleva el amor, el amor no es una transacción sino que el amor es un complemento, un complemento que se adhiere a la personalidad de cada uno de nosotros; cuando decidimos amar, decidimos brindar amor pero también decimos recibirlo, porque cuando decidimos amar decidimos cambiar nuestros defectos para llenarnos de elementos buenos, cuando decidimos amar decimos renunciar a cosas poco agradables de nuestra personalidad para poder brindar un amor más genuino y para poder satisfacer las necesidades de nuestro cónyuge. 

Por ello el romanticismo es importante, sin romanticismo no va a haber ese elemento que atize la llama del amor, porque sin romanticismo poco o nada se puede hacer. El romanticismo no solamente son cartas ni son solochocolates; el romanticismo son palabras de afirmación, el romanticismo es tiempo de calidad, el romanticismo es contacto y muchas veces las relaciones no tienen esos elementos y sin esos elementos nada se puede hacer para salvar una relación. 

Aunque por más amor que se tenga hacia una persona, si la otra no es expresiva, no demuestra sus emociones y no quiere brindar de ese amor que está recibiendo, la otra persona se va a cansar. El amor no es juego de una sola persona, el amor es un acto de responsabilidad entre dospersonas que deciden despojarse de todo orgullo para poder entablar un camino común. Por ello es importante que el romanticismo vuelva a nacer, vuelva a perfeccionarse y por eso todas las parejas deben buscar y procurar reavivar esa llama del amor a través del romanticismo, de los actos de servicio, de los regalos de las palabras de afirmación y de todo lo que hagamos en pro de cultivar un amor.

El destino y la vida misma se va a encargar de retribuirnos con amor de calidad, porque el amor no es mendigable, el amor es entregable, cuando uno ama uno se compromete a amar de verdad uno se compromete a despojarse de toda mácula que genere timidez o que genere sentimientos deapatía. 

El amor nos cambia y nos transforma, es la fuerza transformadora de esta sociedad; pero el amor necesita el romanticismo y el romanticismo es esa gasolina que va a poder brindar y que va a permitir que ese carruaje pueda dar la milla extra, pueda llegar a puede llegar hasta los confines más recónditos de nuestra alma. El amor es eso, es unafuerza que nos impulsa a mejorar y el romanticismo es ese vehículo, ese combustible que debe revivir a través de ya sea de las cartas de los detalles de las palabras, pero debe tornar,debe volver porque un amor si no es demostrable no es apreciable y si un amor no es decible ¿Cómo entonces la otra persona va a saber si verdaderamente se ama?

No podemos caer en estereotipos vacuos que a lo único que contribuyen es a crear malas concepciones frente al amor. Cuando damos pie a malas prácticas como el egoísmo, el orgullo, la apatía y la inexpresividad, lo único que podríamos segar en nuestras relaciones será que el amor se termine. Haciendo uso de las malas concepciones del amor y el romanticismo, lo único que lograríamos sería seguir exacerbando esa decadencia moral y sentimental por la que actualmente las relaciones se enfrentan. Se debe pues, volver al amor de verdad, no al símil al cual queremos llamar amor.

Por ello los invito lectores a que cuiden sus relaciones y si ven que algo estaba fallando reaviven el romanticismo, porque el romanticismo no es melosería, el romanticismo es ese combustible que va a abrazar ella la llama del amor y si ustedes no la abrazan tengan seguridad que su relación se va a acabar.


HUNDIMIENTO VITAL

HUNDIMIENTO VITAL

Nuestro cerebro a pesar de sus capacidades cognitivas complejas y extraordinarias no esta exento de desarrollar padecimientos que afectan la vida.

El “Hundimiento vital” es la característica principal de la depresión en el que el ser sufre, sufre por vivir. Con el tiempo los diferentes tipos de investigación han indicado que las enfermedades depresivas son trastornos  del cerebro de los cuales existen varios tipos, pero los más comunes son El Trastorno Depresivo Grave o Mayor  y El Trastorno Distímico, el primer tipo se caracteriza por generarle al individuo incapacidad para  su desarrollo laboral, académico, le genera problemas de insomnio, falta de apetito, deterioro funcional importante, enlentecimiento psicomotor, o para ser más claro le impide disfrutar de lo que normalmente le es placentero, básicamente le impide desenvolverse con normalidad, este tipo de trastorno  tiene como característica principal que su duración es corta, sin embargo recurre  a lo largo de su vida; por otro lado el segundo tipo, el trastorno distímico se caracteriza porque sus síntomas son pasajeros pero de larga duración, impidiendo el desarrollo de una vida normal o disfrutar de ella. Vale la pena aclarar que para cualquiera de los casos el problema mas serio es la ideación suicida.

Para los trastornos depresivos no existe una única causa, estas varían de acuerdo a la persona, existen casos cuyas raíces son causas genéticas, pero también hay otros por causas complejas como el maltrato físico, abuso sexual, maltrato emocional entre otras, los casos de causas complejas son los mas lamentables, porque son personas que sufren todo el tiempo. A simple vista la depresión no parece un asunto que requiera de importancia, inclusive desde algunos puntos de vista externos, hay personas que piensan que esta enfermedad es simplemente capricho del sujeto, pero la realidad es que es una enfermedad real y grave, que afecta no solo a quien la padece, sino que también afecta a los que los rodean como familia, amigos entre otros. Algunas personas depresivas tienen la fortuna de contar con el apoyo de alguien que está cerca, pero desafortunadamente no es el caso de todos.

Muchas personas ignoran lo que siente una persona que sufre de depresión de cualquier tipo o causa, ignoran que el individuo tiene que vivir literalmente en sombras, con una cortina de lodo que le impide ver un futuro, que le impide tener la certeza de que algo va a cambiar al despertar, en el mundo existen bastantes personas que  no creen o se rehúsan a creer en este tipo de enfermedades hasta que los toca, hasta que conocen al amigo de un amigo o peor aún se presenta en algún familiar, entre otros, de cualquier modo cuando se tiene cerca la situación es que se toma conciencia.

Hace algún tiempo yo pertenecía al grupo de los escépticos, de los que no creían en este tipo de enfermedades, pero un día conocí a una persona que padece la enfermedad, ella tiene 30 años, a primera vista parece una persona como cualquier otra, es amable, ríe, se ve saludable, inclusive ha viajado y vivido en diferentes partes del mundo entre ellos Japón, Tailandia, Vietnam, Perú y otros más, es abogada especializada en derechos de la mujer y ama con locura a su compañero de vida que tiene cuatro patas que adopto hace tiempo.

Pero las apariencias suelen ser engañosas, al conocerla pude notar que no tiene inconveniente con que los demás sepan de su condición, de hecho, habla del tema con mucha naturalidad, lo que hace evidente que vive así hace mucho; luego de un tiempo de conocernos se convirtió en mi Roommate y así empezó a cambiar mi percepción del tema, su comportamiento es básicamente normal, algunos días, su tipo de depresión (asumo) es del tipo distímico, porque es demasiado recurrente, hay días en los que al regresar a casa la encuentro con buen ánimo, pero otros está sentada frente a su computadora con la mirada perdida, ella trabaja para un sitio web escribiendo reseñas de sitios turísticos y para hoteles, de modo que no necesita salir, lo que me parece empeora la situación, también hay días en los que la encuentro en su habitación con su Tablet viendo series y su teléfono chateando con desconocidos, frecuenta demasiado las apps de citas fáciles como Tinder, pues me cuenta que cuando está en crisis, tiende a ser muy promiscua.

Pocas veces hemos hablado del porqué y como de su depresión profundamente, pero me ha contado que a sus 15 años tuvo inconvenientes con sus padres y estos la echaron de la casa, de modo que empezó a quedarse en casa de amigos temporalmente, pero cuando ya no tuvo más opciones se quedó en la calle, expuesta a la crueldad de las calles; ya en la calle y sin protección alguna siendo tan joven, enfrento el abuso sexual en varias ocasiones, ella vive con una lesión en la columna generada por la violencia que sufrió a causa de uno de estos abusos, la cura posiblemente es una cirugía, pero es tan delicada que tiene gran porcentaje de posibilidades de no volver a caminar. Me ha contado también, que con frecuencia piensa en el suicidio, porque por más que lo piensa no le encuentra sentido a la vida. 

Sinceramente nunca encuentro que decir luego de ese tipo de charlas, pero con el tiempo he investigado, practicado y descubierto pequeñas cosas que han ido ayudando, lo mejor es siempre escucharlos, no se necesita vivir pendiente de lo que hacen o dejan de hacer a diario, solo tener una actitud amable para que ellos puedan expresar lo que sea por lo que estén pasando en el momento que lo consideren prudente, también ayuda mucho invitarlos a paseos cortos, visitar lugares interesantes y tranquilos que se puedan conocer en poco tiempo, pues hay que tener en cuenta que por los problemas de insomnio que poseen no descansan bien, por ello suelen cansarse muy rápido, y mi último apunte y el que considero más importante es una técnica a la que denomino “Espejo”,  consiste en encontrar cosas en común, pues he notado que cuando realizo diferentes actividades como hacer ejercicio, cambiar y mejorar hábitos alimenticios, estudiar o cosas tan sencillas como hacer aseo, ella reacciona de manera positiva, y sin darse cuenta toma la iniciativa para hacer rutinas similares, y noto que es porque al expresarle la emoción por mis logros, ella toma la fuerza de mis palabras como suya para darse cuenta que también puede hacer cosas que la hagan sentir y vivir mejor. 

Lo anterior es una leve ponencia que ayuda a comprender un poco los cómo y por qué de la Depresión, ya que teniendo algo de conocimiento es más fácil comprender como vive, o mejor sobrevive, una persona depresiva y también obtener algo de información útil. Generalizar todos los casos en el mundo es absurdo, porque cada persona con depresión la vive de diferente forma, aunque las causas sean similares, pero la comprensión y el apoyo que podemos brindarles si se puede generalizar, realmente puede hacer una diferencia entre la vida y la muerte.

Buscando la felicidad

Buscando la felicidad 

Cuando nacemos, llegamos al mundo sin prejuicios ni condicionamientos sociales. Como niños somos capaces de vivir cada momento sin esperar nada, sin crearnos expectativas, pero con el tiempo, la sociedad en la que nos criamos se encarga de cambiar estos esquemas mentales y nos convertimos en seres insaciables, buscando siempre lo que no tenemos. Es entonces cuando empezamos a pensar que, cuando tengamos lo que todavía no tenemos, entonces y sólo entonces, seremos felices pero cuando finalmente lo conseguimos automáticamente queremos algo más, algo diferente lo que modifica nuestro objetivo de felicidad nuevamente y se convierte en una lucha inalcanzable por la felicidad.

Habitualmente se percibe la vida como un camino de obstáculos que superar y que la felicidad es algo etéreo, que se nos escapa continuamente. La felicidad muchas veces es un estado temporalmente corto y sentimos que puedo no estar a nuestro alcance, que no depende de nosotros o que no lo podemos controlar. Sin embargo, ¿La felicidad depende exclusivamente de aquello que uno ha conseguido, o de que todo a nuestro alrededor sea perfecto? 

La felicidad constantemente se define como un estado de gran satisfacción espiritual y físico con ausencia de inconvenientes o tropiezos entonces es un estado que se lograría cuando alcanzamos nuestros objetivos. No obstante, hay personas que, teniendo las necesidades básicas contemporáneas de bienestar como trabajo, recursos económicos, vivienda, familia, amigos, salud etc., no son felices. Las personas que continuamente se responsabilizan de sus acciones, se ven menos influenciados por el qué dirán y se enfocan en cumplir eficazmente sus obligaciones,  así pues, aquellas personas tenderán a esforzarse en todo lo que hacen, y se perciben como seres más felices e independientes. Por el contrario, aquellos que responsabilizan a fuerzas externas a ellos de todo lo que les sucede, atribuyen a la suerte o la casualidad cualquier éxito o fracaso que obtienen, y no se creen capaces de cambiar su situación a través de sus propios esfuerzos, sintiéndose a menudo sin esperanzas e impotentes frente a situaciones difíciles; por ello son más propensos a experimentar la “infelicidad”. 

Entonces, ¿en qué consiste la felicidad? Aristóteles decía que “la felicidad depende solo de nosotros mismos” y se entiende que la felicidad radica en la capacidad de vivir y disfrutar del momento presente, ya que si se estápendiente del pasado o proyectando constantemente el futuro, se desarrolla ansiedad y estrés. Así que la felicidad es un estado interno de paz y bienestar, pero debemos diferenciarla de la alegría o la satisfacción que son sentimientos temporales asociados a momentos específicos. Comprendiendo la felicidad de este modo, se convierte entonces en un estado constante, que perdura incluso en momentos complicados de nuestras vidas y aunque ser feliz no significa que en un momento determinado podamos llorar, sentir estrés, al contrario, la felicidad es ese estado que nos permitirá tener más recursos y fortalezas para afrontar eventos desafortunados y adaptarnos a cada circunstancia.

La universidad de Harvard ha impartido un curso muy popular acerca de lafelicidad y como conseguirla, el profesor que la imparte es Tal Ben-Shabarun israelí experto en psicología positiva, la cátedra se fundamenta en encuestas y estudios de campo sobre las características y componentes que permiten vivir felizmente, básicamente son cosas bastante fáciles, por lo que estos estudios universitarios soportan esa frase antigua que desde siempre escuchamos que nos dice que» la felicidad está en las cosas sencillas».

A continuación listamos 12 consejos para conseguir la felicidad según la catedra de Ben-Shahar:

1. Realiza algún ejercicio: Hacer una actividad física es igual de bueno que tomar un antidepresivo para mejorar el ánimo, 30 minutos de ejercicio es el mejor antídoto contra la tristeza y el estrés podemos empezar con caminar un poco todos los días.

2. Desayuno la comida más importante: Algunas personas se saltan el desayuno porque no tienen tiempo o porque no quieren engordar, los estudios demuestran que desayunar ayuda a tener energía, pensar y desempeñar exitosamente las actividades durante todo el día.

3. Agradece a la vida todo lo bueno que tienes: Puedes escribir en un papel 10 cosas que tienes en tu vida que te dan felicidad, cuando hacemos una lista de gratitud nos obligamos a enfocarnos en cosas buenas que hemos conseguido.

4. Ser asertivo: “Pide lo que quieras y di lo que piensas”. Está demostrado que ser asertivo ayuda a mejorar la autoestima, en cambio ser apático y aguantar en silencio todo lo que te digan o hagan, genera tristeza y desesperanza.

5. Gasta tu dinero en experiencias no en cosas: Un estudio descubrió que el 75% de las personas se sentía más feliz cuando invertía su dinero en viajes, comidas, cursos o clases, en tanto, sólo el 34% dijo sentirse feliz cuando compraba cosas materiales. 

6. Enfrenta tus retos: “No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy” cuanto más postergas algo que sabes que tienes que hacer, más ansiedad y tensión generas, una forma útil es escribir pequeñas listas semanales de lastareas a realizar y cumplirlas. 

7. Pega recuerdos bonitos, frases y fotos de tus seres queridos por todos lados; Llena tu refrigerador, tu computador, tu escritorio, tu dormitorio, en fin, tu vida de los recuerdos bonitos.

8. Siempre saluda y sé amable con otras personas: Más de 100 investigaciones afirman que sólo sonreír cambia el estado de ánimo de la persona.

9. Cuida tu postura: Caminar derecho con los hombros ligeramente hacia atrás y la vista hacia el frente ayuda a mantener un buen estado de ánimo.

10. Acepta el fracaso: Toma los fracasos como parte de la vida y aprende de ellos.

11. Aliméntate bien: Lo que consumes tiene un impacto importante en tu estado de ánimo. Por esta razón, lo recomendable es comer algo ligero cada tres o cuatro horas para así mantener los niveles de glucosa estables; no saltarse comidas y evitar los excesos. 

12.- Arréglate y siéntete atractivo(a): El 41% de la gente dice que se siente más feliz cuando piensa que se ve bien.

Agregamos finalmente que filosóficamente la felicidad, de hecho, no se reduce solo al bienestar afectivo. Ser feliz supone que seamos capaces de lograr un equilibrio que supere nuestras contradicciones y conflictos, pues la felicidad es el resultado de una conquista primero sobre sí mismos y luego sobre un mundo en el que debemos tener en cuenta a los demás hombres.

Cómo superar una ruptura sentimental

Una separación de pareja siempre va a ser difícil de enfrentar y aún más difícil si hay niños de por medio. Acá te presentamos algunas estrategias para saber cómo afrontar esa situación y superarla de a poco.

En primera instancia es necesario que tengamos claro que una separación conlleva el asumir una pérdida y un nuevo comienzo sin la persona con la cual habíamos dibujado el resto de nuestras vidas.

¿Qué quiere decir esto? Que el proceso que nos espera por delante es exclusivamente individual. Es un proceso que, para superar esa pérdida, tenemos que enfrentar con mucha valentía y cuidado, sin afán y sin presiones. No por parte de los demás y tampoco presiones de nosotros mismos.

Lo verdaderamente importante es que consigamos superarlo adecuadamente y para ello acá te prestamos algunos consejos para ayudarte en ese proceso.

Entiende que estás atravesando un momento difícil

Lo primero que debemos saber para poder superar este tipo de situaciones es que no son fáciles para nadie.


No importan las circunstancias en las que se haya desarrollado la separación, la etapa por la cual estamos pasando requiere de introspección y tranquilidad. Para ello es necesario que aceptemos que nos sentimos mal, que hay emociones que acompañan este tipo de situaciones tales como soledad, tristeza, ansiedad, nostalgia, etc. y siempre que lo necesitemos debemos expresarlas y no reprimirnos. Lo más recomendable es comunicarnos adecuadamente con quienes interactuamos cotidianamente para encontrar en ellos la disposición para comprender nuestra situación en caso de que nuestras emociones necesiten ser expresadas.

No busques culpables

No es momento de hacer un exhaustivo repaso sobre las circunstancias dieron origen a la ruptura. Darle vueltas a todos esos momentos y emociones negativas no nos va a hacer ningún bien y nos va a hundir más en ellas. Tampoco es hora de señalar culpables de lo sucedido.

Independientemente de quien tenga la responsabilidad de la separación nuestra vida continúa. Lo que debemos hacer de ahora en adelante es centrarnos en nuestra situación actual, cómo vamos a enfrentarla y cómo vamos a organizar nuestra vida y nuestras prioridades. Hay que invertir toda esa energía en función de nuestro beneficio y nuestra felicidad siempre.

No intentes hacer lo que otras personas han hecho

En primer lugar porque comparar nuestra situación con la de otros no es saludable. Tampoco es forzarnos a ponernos en situaciones que nos incomodan con el fin de seguir el mismo proceso que otros adoptaron. Todo el mundo tiene un proceso diferente y son diferentes los comportamientos con los que pueden superar la ruptura.

[the_ad id=»2496″]

Cosas con las que a otras personas les fue bien durante su proceso (ya sea salir, conocer a más personas, viajar, etc.) no necesariamente tienen que funcionar contigo. Lo ideal es elegir entre la gran variedad que encuentras en tu paleta de opciones la que creas más adecuada para realizar tu proceso y ejecutarla.

No te conviertas en la sombra de tu expareja

Convertirse en el detective de quien hasta hace poco había sido tu compañero en su proyecto de vida juntos resulta contraproducente. En primer lugar despierta emociones negativas que inevitablemente vamos a ver proyectadas en nosotros mismos y en nuestra situación actual.

Si nos da la impresión de que para nuestra expareja las cosas están yendo mejor que a nosotros, nos vamos a sentir mal y es probable que terminemos martirizándonos. Por otro lado, si vemos que no está tomando bien la separación ello podría despertar pensamientos negativos que nos lleven a pensar que en sus desventuras se encuentra nuestro bienestar, lo cual no está bien.

Conserva el vínculo que encuentras en tu familia y grupo social

Si recibes atención por parte de ellos aprovecha que están ahí para darte su apoyo y comprensión.

La compañía de otros puede ser muy importante en estos momentos difíciles y rodearte de gente que busca que te sientas mejor mientras atraviesas por una ruptura puede convertirse en la clave entre la superación y los sentimientos de soledad.

Tu familia te conoce de toda la vida y puede encontrar maneras de hacerte sentir bien, mientras que tus amigos pueden acertar proponiéndote actividades que mejoren tu estado de ánimo. Sin embargo cuando sientas la necesidad de estar sólo no dudes en expresarlo. Reiteramos que forzarte a involucrarte en situaciones en las que te puedes sentir incómodo no es necesario.

Empieza a sentirte bien contigo mismo antes de iniciar una nueva relación

No es pertinente que te involucres en una nueva relación para superar la anterior. En primer lugar es necesario que cures tus heridas emocionales, las expectativas que tenías de la relación anterior y te empieces a reconciliar con esta nueva etapa de tu vida.


Aprende a encontrarte “sólo” antes de intentar construir otra relación y a conocerte a ti mismo. El afán por buscar compañía podría resultar en otro fracaso emocional y el riesgo de que puedas terminar dependiendo emocionalmente de tu nueva pareja es alto, ya que podrías no haber superado tu relación anterior.

Intenta mantener cabeza fría

Tomar decisiones precipitadas a razón de tu ruptura puede causar situaciones inesperadas que podrían resultar adversas en otros aspectos de tu vida. Huir de la realidad en la que te encuentras ahora no te va a hacer bien. Cosas como, por ejemplo, irte a vivir a otra ciudad o a otro país a causa de la separación con tu expareja, renunciar a tu trabajo impetuosamente, deshacerte de muebles o inmuebles sin examinar el asunto razonablemente, etc.

Todo esto podría tener consecuencias que no hayas previsto debido a la condición en la que te encuentras actualmente. Lo más aconsejable es que asumas la situación responsablemente pero siempre teniendo en cuenta el calibre de la etapa por la que estás atravesando. Por otro lado dejar las cosas atrás con el fin de superar una ruptura va a dejar en ti un sentimiento de no haber concluido con algunos asuntos correctamente.

5 pasos para aprender a quererte, algo más que autoestima.

5 pasos para aprender a quererte, algo más que autoestima. 

¿Qué significa exactamente “quererse bien”?

Buscar la mejor versión de nosotros, descubrir nuestro potencial en los diferentes niveles afectivos, profesionales y espirituales, nos compromete a ser totalmente honestos con nosotros y con los demás, a procurar por nuestro bienestar y en definitiva a querernos a nosotros mismos. Pero esto, que parece algo tan natural e innegable, en una sociedad paradójica del siglo XXI, no lo es. En la actualidad, cada vez en más común que las personas no desarrollen afecto por sí mismos, con críticas muy severas y constantes no se permite expresar sentimientos como la autoestima. Ha simple vista podemos evidenciar que el principal problema de la crisis de las sociedades actuales es que convivimos en comunidades que constantemente están compitiendo, intentado superarse a todo coste sin pensar en priorizar la mutualidad o el apoyo solidario, en este sentido es de esperar que cualquier persona pueda padecer de frustración muy fácilmente ante un obstáculo o cuando no obtiene algo que considera importante como un bien material, un estatus social, una posibilidad laboral o educativa. 

Según el psicólogo Paul Gilbert, la explicación a lo anterior puede deberse a la evolución del cerebro y la dinámica de la vida social. El primer aspecto que describe tiene que ver con el sentimiento de bienestar que se desarrolla desde temprana edad por la protección que da la madre o del cuidador relacionados con el afecto y sentido de seguridad que posteriormente vamos afianzando con la realización de las actividades que nos brindan satisfacción en el desarrollo de nuestros valores y nuestro confort. Un segundo aspecto tiene que ver con las conductas competitivas y de autocrítica, que provienen de un sistema que él llama el sistema de logros, que está arraigado a nuestra sociedad con un continuo establecimiento de objetivos y estándares que debemos cumplir en todas las etapas de la vida. Es un sistema que es generado a partir de las expectativas sociales y de nuestro deseo de ser aprobados por los demás.El tercer aspecto según el investigador es que existe otro sistema que es necesario, pero suele complicarnos muchas veces innecesariamente, es el sentimiento de amenaza- defensa, que se puede denotar como la herencia de nuestra naturaleza animal, y nos permite protegernos de aquello que consideramos potencialmente dañino. Nuestro cerebro ante una alarma de amenaza activa la ira, el miedo y las emociones básicas que nos impulsan a sobrevivir. 

Si combinamos el segundo y el tercer aspecto, da lugar en muchas ocasiones a una vida de temores y condicionamientos donde no damos cabida a sentir amor por nosotros mismos o lo mantenemos escondido, pero según palabras del Dalai Lama, sólo se trata de hacer florecer esa naturaleza originaria de autocuidado y afecto y ese deseo profundo de cuidarnos del sufrimiento. Tarea que es posible, pero indisputablementetitánica. Es por lo que a continuación recopilamos 10 claves para querernos de una forma adecuada a nosotros mismos y para que podamos amar a otros después ya que es imposible ofrecer honestamente un sentimiento que a nosotros nos falta. 
1. Actúa en el presente con optimismo para construir un buen futuro, quererse a uno mismo también se trata de dejar de exigirnos más de lo que realmente somos capaces de hacer. Aspirar a mejorar en la vida y como personas es un anhelo natural, pero no debe llevarnos a la ansiedad o a infravalorarnos, pues debemos empezar a romper las falsas creencias que supuestamente condicionan nuestro presente y futuroademás que, por procurar cumplir expectativas de otros podemos perdernos cosas valiosas de nuestra vida y de nuestro presente.

2. Esta frase la escuchamos a menudo, en la sabiduría popular o en anuncios de televisión “atrévete a ser tú mismo y a mostrarte tal como eres” pero más allá de una frase cliché, significa que quererse a uno mismo es mostrarse tal cual somos en los distintos ámbitos de la vida, en los diferentes momentos del día e independientemente de quien nos rodee. Quitarnos las máscaras y convencionalismos nos hace ver que nodebemos agradarle a todo el mundo, pues si te muestras tal como eres, muchos sabrán apreciar tu honestidad y consecuentemente querrán compartir contigo momentos de calidad.

3. Aprender a querernos a nosotros mismos también nos va a dar una mayor capacidad para amar a otras personas. Los expertos sugieren que cuando cuidamos nuestro bienestar psicológico, estamos labrando una larga lista de buenos hábitos y actitudes que afectan positivamente elcómo nos enfrentamos al mundo. Desde una buena base de autorrespeto estamos en sintonía con las demás personas que también practican estos hábitos y así, podremos entablar relaciones más saludables que nos permitan relacionarnos con sinceridad y madurez. 

4. La vida es solo tuya, abre tu mente y libérate. Amarse a uno mismo es también liberarse de algunos condicionamientos y expectativas que otros nos han impuesto. No podemos permitir que nuestra vida transcurra en una especie de burbuja, debemos tratar de romper los lazos que nos cohíben, comprender que solo están en nuestra mente, puedes empezar a hablar con personas que no te habías dado la oportunidad de conocer o realizar actividades que no pensaste que fueras capaz de hacer.

young happy woman with balloons at sunset in summer

5. Cuando estamos preparados para asumir quiénes somos conseguimos amarnos a nosotros mismos y es entonces que nos liberamos de la presión por fracasar, en este momento se produce el máximo desarrollo personal de nuestras habilidades y capacidades. La Teoría de las Inteligencias Múltiples de Gardner nos explica que cada uno de nosotros posee instintos y talentos naturales que pueden mejorarse si nos lo proponemos, debemos afrontar la realidad, con sus obstáculos y dificultades, siendo conscientes siempre de nuestro potencial paraconectar mejor con las personas y enfocarnos hacia la consecución de nuestros objetivos personales.

Habrá cosas de la vida que nos gustarán más o menos, y por tanto hay que saber escoger las que nos hacen felices y profundizar en ellas, amarnos a nosotros mismos implica necesariamente hacernos responsables de las consecuencias de nuestras acciones, sin victimismo o lamentos.Finalmente amarse a uno mismo es olvidarse de las máscaras sociales, conocer nuestros límites, aceptar que nadie es perfecto, quejarte menos y disfrutar más y arriesgarte a vivir experiencias únicas fuera de nuestra zona de confort. Cuando los humanos aprendamos a amarnos, perderemos el miedo y entonces comenzará nuestro crecimiento como verdaderas personas autónomas.